sábado, noviembre 26, 2022

    Mari Ito: «El tema principal de mi obra es el origen del deseo».

    CLAUDIA I. MONTES CURTO mirando a MARI ITO

    Mari Ito: “Ojalá en el futuro no haya exposiciones grupales dedicadas a artistas mujeres, de la misma manera que hoy en día no existen las exposiciones colectivas enfocadas a obras hechas por artistas hombres. Ojalá las artistas mujeres sean consideradas por el hecho de ser artistas, de forma igualitaria.”

    Mari Ito nació en Tokio, Japón, en 1980. La artista trabaja tanto en pintura, como en escultura y es mundialmente conocida por su obra de colores brillantes con llamativas flores con rostros que son el sujeto principal de su trabajo. Estudió en la universidad Joshi Bijyutu Daigaku (女子美術大学), especializándose en Nihonga (日本画), una antigua técnica pictórica japonesa que utiliza materiales tradicionales como el papel washi (和紙), la tinta china sumi (墨) y otros pigmentos que provienen de elementos naturales como el coral, los minerales o las conchas. Ito se mudó a Barcelona en 2006, donde amplió su formación en la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona.

    La artista mezcla los materiales y las técnicas japonesas con las influencias occidentales, como el particular uso de la luz para crear contrastes. Su obra se ha expuesto en Barcelona, Tokio, Hong Kong, Nueva York, París, Dubái, y Múnich, entre muchas otras ciudades y, además, ha colaborado con instituciones como TMB y asociaciones solidarias como AFANOC. El origen del deseo, los impulsos y los sentimientos son los principales motivos de su obra, influenciada por la teoría del psicoanálisis de Sigmund Freud y el concepto de “Id”, parte inconsciente y primitiva del alma, a la cual pertenecen los deseos y las pulsiones.

    ¿En qué momento te interesaste por el arte? ¿Cuándo empezaste a pintar y que te movió a hacerlo?

    Me gusta pintar desde que era muy pequeña, pintaba en la escuela y en casa. Allí, mi abuelo pintaba con óleos y yo siempre observaba como trabajaba y admiraba sus pinturas. En Japón, para entrar a estudiar en la escuela privada se tiene que estudiar mucho, ya que los exámenes de acceso son muy duros, pero al pintar, de pequeña, dentro del arte, me sentía muy libre y por eso me gustaba tanto.

    Mari Ito en su taller, 2019. Fotografía de Toni MateuMARI ITO - CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    Mari Ito en su taller, 2019. Fotografía de Toni Mateu

    ¿En qué te inspiras para crear?

    En mi obra salen muchas flores, son el motivo principal de mi trabajo. Mi madre es profesora de arreglos florales, no de Ikebana (華道)” – arte tradicional japonés de arreglo floral, basado en el respeto y la comunión con la naturaleza – sino de un estilo más occidental y siempre tenía muchas flores y plantas diferentes en casa, las cuales me inspiraban mucho para crear.

    La técnica nihonga también me inspira. Los materiales que se utilizan en el estilo pictórico nihonga son pigmentos que provienen de elementos naturales, en polvo, como si fueran arena. A partir de una piedra se hacen montañitas de polvo de quince tamaños diferentes, las cuales equivalen a 15 tonos de color distintos, desde muy claro hasta muy vivo. Para el color vivo, la arena es más grande, y para el más claro los granos son más pequeños.

    Me gustan mucho las tiendas de pigmentos porque tienen muchas estanterías llenas de botellas de cristal con los pigmentos de colores. Me emociona mucho ver estos materiales y por eso quiero usar los pigmentos en mi obra. Siempre quise salir de Japón para ver mundo, pero primero quería estudiar arte tradicional japonés, para conocer más mi cultura y el arte de Japón, así que elegí aprender la técnica tradicional nihonga. Me gustó mucho y por eso he seguido utilizándola.

    MARI ITO - CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    Origen del deseo – Alegria, 2013 (73cm x 60 cm), Mari Ito

    ¿Cuáles son los temas que te impulsan a crear? Tus pinturas están llenas de icónicas y coloridas flores con rostro. ¿Qué representan?

    El tema principal de mi obra es el origen del deseo. Leí sobre el pensamiento de Sigmund Freud y sobre su idea de “id” (ello), nuestra parte más instintiva y que se mueve por impulsos y por deseos. El “Id” funciona de manera parecida a los bebés, por ejemplo, que, sin pensar, de forma instintiva e irracional ya tienen deseos. Creo que todas las personas actuamos de manera similar y que antes de hacer algo, se nos despierta un deseo inconsciente: pequeños antojos como cuando pensamos “tengo sed”, “quiero beber cerveza”, etc.

    En mi imaginación, estos pequeños antojos salen de la persona. En mis obras están representados como bolas y flores que emergen. Son deseos muy puros, como los de los bebés, que aún no pueden hablar; por eso las caras de mis flores se parecen a las de los niños, que a veces lloran, duermen, sonríen… Incluso a veces al pintar me imagino las caras de mis amigas y amigos, dependiendo de la situación.

    En Japón, de la gente muy atractiva, especial y con encanto se dice que “tienen flor” (華がある). Esta expresión se utiliza para describir a personas que son muy especiales, pero flores hay de muchos tipos, rosas, flores pequeñas, de jardín, como de personas, así que prefiero pensar que todas las personas tenemos flores.

    ¿Podría ser soy víctimas o transmisor de COVID-19?, 2020 (60cm x 73cm), Mari Ito CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    ¿Podría ser soy víctimas o transmisor de COVID-19?, 2020 (60cm x 73cm), Mari Ito

    ¿Podría ser soy víctimas o transmisor de COVID-19?, 2020 (60cm x 73cm), Mari Ito CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    Mi origen del deseo, 2018 (33cm x 41cm), Mari Ito

    Esas flores con caras son el principal motivo de tu obra, aunque también has pintado diferentes autorretratos en los que mezclas las flores con tu propia representación. ¿Qué te lleva a autorretratarte? ¿Qué crees que el autorretrato le ofrece al artista?

    Pienso que el origen del deseo es diferente en cada persona y que emerge de cada uno de nosotros. El autorretrato me permite expresar mis propias pulsiones, es un reflejo de mi autoconocimiento y de mis propios deseos.

    ¿Cómo crees que los artistas pueden conseguir un estilo propio? ¿Cómo conseguiste el tuyo?

    Cada persona tiene sus gustos y su carácter propio y es importante aprender a escucharnos a nosotros mismos, para saber qué queremos y cómo podemos expresarlo. Mi obra habla de los impulsos y las pulsiones, así que a través de ellos pienso de forma instintiva cómo quiero expresar lo que siento. Para mí es muy importante el color; tengo un antojo, por ejemplo ¿Qué quiero comer ahora? y lo plasmo a través de los colores, como el rojo y el amarillo y pienso en cómo combinarlos, en qué lugar ocupan dentro de la obra.

    ¿Podría ser soy víctimas o transmisor de COVID-19?, 2020 (60cm x 73cm), Mari Ito CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    Origen del deseo – Pequeñas alegrías, 2012 (25cm x 25cm x 30cm), Mari Ito

    ¿Qué te llevó a mudarte a Barcelona? ¿Vivir en Barcelona ha influido de alguna manera tu obra o tu visión sobre el arte?

    Me mudé a Barcelona en el 2006, pero anteriormente fui a Viena porque quería estudiar y vivir allí, aunque luego cambié de plan. Viena es una ciudad más tradicional, es muy bonita y los museos con muy grandes, pero Barcelona es un lugar con mucha vida, la gente es divertida y abierta.

    Cuando llegué a Barcelona, primero sentí que el Sol es más fuerte que en Japón, así que hay mucho más contraste entre la sombra y la luz. Entendí entonces que la pintura del arte japonés tradicional es más plana y no tiene sombras ni luces tan acentuadas, pero el arte occidental, como el de Caravaggio, tiene más volumen. Antes no le daba tanta importancia a la luz y la sombra, pero al mudarme a Barcelona me cambió la perspectiva y ahora tienen una presencia más sustancial en mi trabajo.

    ¿Podría ser soy víctimas o transmisor de COVID-19?, 2020 (60cm x 73cm), Mari Ito CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    ¿Es primavera?, 2017, Mari Ito

    Hay un mural tuyo en una de las entradas del metro de Plaça Universitat, en Barcelona, titulado ¿Es primavera? (2017) ¿Qué supone como artista tener obra expuesta es espacios públicos?

    Fue todo un honor poder pintar allí, es muy especial exponer en un espacio público. Agradezco mucho a Casa Asia y a TMB que me dieran esta oportunidad. En las galerías y los museos acude la gente que quiere ver arte, pero el arte público está expuesto también a la mirada de las personas que no tienen un especial interés en el ámbito artístico, lo cual te añade más presión como artista. Quería que, al pasar por allí, la gente se sintiera con más energía y positividad, así que ¿Es primavera? Está llena de flores y colores brillantes.

    En 2021 participaste en la exposición colectiva Confluencias en el museo IAACC Pablo Serrano de Zaragoza, en la que expusiste junto a artistas como Julia Puyo, Ana Daganzo, Charo Costa y Natalia Escudero, entre otras, y en la que participaste con tu obra Origen del deseo – Canción amarilla (2021) y en Sense of Women en el ME Hotel de Dubai, organizada por MIA Art Collection. ¿Qué supone como artista exponer en muestras de obras creadas por mujeres? ¿Se generan sinergias de creación y colaboración?

    Fue una muy buena experiencia participar en estas dos exposiciones colectivas. En Confluencias, en Zaragoza, el museo IAAC Pablo Serrano tenía una colección de grandes mujeres artistas y las participantes en la exposición pintamos obras en homenaje a las obras de estas importantes creadoras.

    Yo pinté en homenaje a una pintura de Louise Bourgeois. Ella es una artista extraordinaria y muy famosa, por lo cual tenía mucha presión. En los tiempos de Louise Bourgeois y de otras artistas era más difícil exponer en museos, en los años sesenta y setenta las mujeres artistas se movieron mucho y trabajaron muy duro para conseguir oportunidades. Es gracias a ellas que hoy es mucho más fácil para nosotras.

    Por suerte, personalmente nunca he sentido que fuera especialmente difícil exponer y conseguir exposiciones por el hecho de ser mujer, ya que mis galeristas tanto de Japón como de Barcelona no son machistas ni mi familia tampoco. No he sentido que por el hecho de ser una artista mujer haya tenido limitaciones.

    De todas formas, ahora hay muchas exposiciones colectivas enfocadas a obra hecha por mujeres artistas y ojalá en el futuro no haya exposiciones grupales dedicadas a artistas mujeres, de la misma manera que hoy en día no existen las exposiciones colectivas enfocadas a obras hechas por artistas hombres. Ojalá las artistas mujeres sean consideradas por el hecho de ser artistas, de forma igualitaria.

    ¿Podría ser soy víctimas o transmisor de COVID-19?, 2020 (60cm x 73cm), Mari Ito- CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    Origen del deseo – Canción amarilla, 2021 (97cm x 260cm), Mari Ito

    Origen del deseo – Canción amarilla pudo verse en la exposición colectiva Confluencias, del IAACC. ¿Podrías hablarnos más sobre esta obra? ¿Qué te inspiró? ¿De dónde viene su título?

    Origen del deseo – Canción amarilla (2021) es una obra homenaje a la pintura con título The Song of the Blacks and the Blues (1996) de la gran artista Louise Bourgeois. La curadora de la exposición Confluencias, Alejandra Rodríguez-Cunchillos, eligió siete obras de artistas mujeres de la colección del museo IAACC Pablo Serrano y nos pidió a diferentes artistas mujeres crear un homenaje a la obra de estas artistas.
    Mi obra homenaje, Origen del deseo – Canción amarilla habla sobre el racismo. En Japón, se dice que hace muchos años los monjes distinguieron entre cinco tonos de voz, que identificaron con cinco colores distintos. El tono más alto se representa con el color amarillo y en Japón de adjudica a los niños y a las mujeres. Por eso, como artista japonesa elegí este color para la tonalidad principal del cuadro. Vivimos en un mundo con mucha discriminación, por sexo, raza, etc. Y espero que ésta desaparezca algún día.

    ¿Qué obra de otra artista te ha conmovido especialmente?

    En la exposición Sense of Women, en Dubai, expuse junto a Verónica Ruth Frías. Nunca antes había visto sus performances y cuando la vi me emocioné, lloré. Normalmente mis emociones son más calmadas, pero ese día su trabajo me impresionó mucho. Verónica amontona libros de arte y se sube encima de las pilas, usando el cuerpo como objeto de trabajo para reivindicar el feminismo y denunciar la violencia contra las mujeres. Creo que al ver su performance lloré porque antes no había reflexionado tanto sobre el hecho de ser una mujer artista o sobre el feminismo en el ámbito artístico, pero al ver su obra se despertó algo dentro de mí.

    ¿Podría ser soy víctimas o transmisor de COVID-19?, 2020 (60cm x 73cm), Mari Ito CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    Origen del deseo – Alegría, 2018 (90cm x 90cm), Mari Ito

    ¿Qué momentos han sido claves para el desarrollo de tu trayectoria como artista?

    No hay momentos especialmente claves, pero considero que cada exposición es muy importante. En mi primera exposición conocí a una galerista que me ofreció una ocasión nueva para exponer y eso permitió que más gente viera mi obra y que se generaran más oportunidades para poderla mostrar, por eso cada exposición y cada obra son muy importantes. Creo que los artistas tenemos que realizar cada trabajo con amor y cuidar las oportunidades que se nos presentan, ya que nos permiten llegar a más gente.

    Origen del deseo, 2013 (140cm x 210cm), Mari Ito CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES

    Origen del deseo, 2013 (140cm x 210cm), Mari Ito

    Por último, ¿Cómo crees que el arte puede ayudar a la gente? Y ¿Qué le recomendarías a alguien que estuviera empezando a crear?

    El arte es una forma de expresión y los artistas pueden conmover a las personas a través de sus obras. La misión del artista es buscar nuevos valores, proponer perspectivas diferentes y maneras novedosas de ver el mundo.

    A aquellos que están empezando a crear les diría que no paren de practicar, de pintar, de hacer fotos, esculturas, etc. Es importante conseguir expresarse como uno desea, la técnica y el estilo cambian a lo largo del proceso, y eso se consigue con la práctica. Hay que seguir creando.

    Imagen destacada: Origen del deseo – Libertad II, 2018 (150cm x 200cm), Mari Ito

    Claudia I. Montes Curto. Web. Bio en MMM.
    Mari Ito. Web. Bio en MMM.

      ARTÍCULOS RELACIONADOS

      Aproximaciones a la pintura, Vicky Herreros,
      Vicky Herreros: la única respuesta es la pregunta.
      Una galería propia. Una galería de arte online con enfoque de género
      Diferentes densidades_Valeria Real | Mujeres Mirando Mujeres | María Lightowler
      Valeria Real. En las fisuras entre la ciencia y el arte
      Hábitat_Tania García | Mujeres Mirando Mujeres | Sonia Cabrera
      Tania García se desborda en lo performativo

      ESCRIBE UN COMENTARIO