martes, mayo 28, 2024

    Verónica Fogg: “Crecí cuando dejé de buscar la aprobación externa, me concentré en la obra desde adentro”

    ANDREA BASMAGI mirando a VERÓNICA FOGG

    Si un ojo sensible mira a Vero, ve la esencia de su obra en carne y hueso. Enérgica, frontal, alegre, elegante, tenaz. La energía de Vero es como un río caudaloso, es un combate a ganar o ganar, es inteligencia aguda y un oído abierto siempre dispuesta a aprender más y más. Hoy Vero es conquista de silencio y de una desnudez que flota, como su su obra Conocí a Veronica Fogg hace pocos años, las dos fuimos por unos meses compañeras de Clínica de Obra en Fundación Cazadores, Buenos Aires. Años después , Vero comenzó a trabajar en el taller online de Activación Creativa que coordino desde la plataforma The Art Lab de Lucia Warck-Meister. Ella se sumó a uno de los grupos que acompañó , armando una célula creativa junto a otras tres artistas más. Juntas iniciamos la travesía de potenciar las producciones artísticas en un espacio que además de la obra toma como eje al autoconocimiento y el desarrollo personal del artista. Si hay algo que define lo que sucede en los talleres son las palabras procesos de crecimiento.

    Creo que el arte es un camino sin opción a la hora de conocerse a uno mismo. Algo así como una ofrenda de la vida, tu mejor amante, tu mejor amigo.

    También creo que la obra tiene vida propia y que de alguna manera los que hacemos arte, nacimos para servirla. Así como una madre alimenta a su hijo, como una leona protege a su cría, todos los días un artista se levanta a embarrarse las manos y el alma por ese fuego sagrado que lo mantiene vivo. Somos obreros y reyes de ese destino.

    Crear es una situación vincular. Es amor. Y esta entrega mutua acarrea todo aquello que cualquier vínculo íntimo moviliza, miedos, felicidades profundas, desafíos, satisfacciones, disfrute, enojos, aprendizajes. Es en esta intimidad, en ese pacto creativo, donde a la larga o la corta, todo termina elevándose.

    En el caso de Vero, nos elevamos juntas. Tuve la alegría de conocer su obra y su proceso muy desde adentro desde el espacio del taller y desde instancias donde la acompañé como Curadora y ahora en esta entrevista para Mujeres Mirando Mujeres.

    Invertebrada, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Invertebrada” Serie Invertebradas, escultura, tejido de alambre y aerosol, 40 cm x 35 cm x 25 cm, 2022

    Vero, conociendo tu recorrido, tu obra sigue siendo una explosión de energía y en esta última etapa hay un acento en la desnudes y un silencio transparente. ¿Qué te gustaría que percibiera una persona cuando se conecta con tu obra?

    Creo que uno es libre cuando decide que hacer con lo que tiene. Me gustaría que cada espectador que se detenga, pueda ver y sentir más allá de la forma, un sentimiento gratificante que evoca la belleza que hay después de la lluvia, el olor a tierra húmeda, las floraciones, la algarabía de las celebraciones. Me gustaría que el espectador se haga preguntas. Qué le pasa con su autenticidad, con su conexión consigo mismo y desde qué lugar hace las elecciones en su vida. Conectar con ese poder transformador y resiliente que tenemos las personas y las mujeres en mi caso, es dejarse tocar por ese mundo que aflora, etéreo o ecléctico, pero que tiene raíces fuertes y profundas. Percibir lo que emerge con libertad. Siempre me ha preocupado y ocupado el tema de cómo podemos las mujeres, “transformar” de un nudo un tapiz, de un conjunto de objetos fríos como los resortes, una celebración, de una malla tejida una rosa. Quiero que se perciba la posibilidad de ser y de construir con las cosas que nos pasan.

    Invertebrada, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Invertebrada” fotografía, 45 cm x 30 cm x 28 cm, tejido de alambre, aerosol, 2022
    Arroyo Cañada Rica, Pcia de Santa Fe

    Sin título, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Sin título” Serie Invertebradas, escultura, tejido de alambre y aerosol, 160 cm x 60 cm x 40 cm, 2022

    Sin título, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Sin título”, Serie Invertebrada, escultura, tejido de alambre y aerosol, 40 cm x 35 cm x 30 cm, 2022

    ¿Vinculas tu proceso personal y el desarrollo de tu producción con una narrativa con inquietudes sociales o de género?

    Sí, mi obra está ligada a mi experiencia de ser mujer y todo lo que eso implicó en mi vida a nivel personal y social. Me gustaría que las mujeres puedan observar la obra, como una esencia, como una síntesis, de un proceso de depuración del ser, el mío, o el de cualquiera. Percibir la sanación que nos permite el arte. Lo disruptivo, que evidencia algo más allá de lo bello o colorido de las obras, así es el caso de las instalaciones, los colgantes y las esculturas.

    En el medio del caos, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “En el medio del caos” Instalación, tubos de lienzo cocidos, intervenidos con objetos de pasamanería, cintas, pompones de lana, flores de seda, encajes, pañuelos bordados, 180 cm x 170 cm x 120 cm 2022

    En tus pinturas y collages trabajabas rescatando objetos. Algunos pertenecían al lugar donde naciste y a las mujeres de tu familia. Contanos acerca de esto.

    Si en la pintura hay y hubo un rescate de reliquias! En los collage hay otro mundo que subyace, que puedan ver ese mundo de lluvia, de reliquias que deja la marea sobre la playa, de jardines imaginarios que asoman sobre los encajes, manteles y cortinas antiguas. En todos los casos, perciban la riqueza y el poder interno que conlleva la estética reciclada de un objeto, un encaje, un tejido de alambre. Como decía Jung, “La mente creativa juega con los objetos que ama”. La pintura tiene algo de cartografías, de chorreados, de convergencias y opuestos. Los collages los trabajo como mapas con texturas encontradas, hallazgos. Uso diferentes materiales como lijas, sedas, gasas, papeles de seda, partituras de música clásica. Son mapas de donde nací.

    ¿Cómo fue que llevaste tu obra hacia el formato instalativo? Por ejemplo pienso en tu última instalación «Evanescencias de un Jardín».

    Las Instalaciones para mi son esa bitácora de materiales, que saltan a la tridimensión. Las piezas son colgantes textiles intervenidos con miles de cintas, hilos, flores de seda o resortes recubiertos enmarcados en un espacio. Si ven el seguimiento como se fueron sucediendo y creando las instalaciones, llegamos a las esculturas con tejido de alambre. Ha habido en estos últimos años una evolución importante en cuanto al concepto de partida, desde donde abordo la obra. Un profundo y no fácil desmenuzar e hilado de rastros anidados en la mente y en el cuerpo que fueron floreciendo en capullos. El espacio aparece como un medio necesario para la obra. Donde para mi es primordial la necesidad de que pueda ser apreciada, recorrida, tocada, incluso apropiada. Cuando comienzo el trabajo, el espectador pasa a ser una herramienta clave en la composición. Son obras centrales o expuestas de tal modo que lo invitan a la interacción con la misma. Me gustaría llegar a mayores dimensiones, que la obra se encuentre emplazada en espacios públicos, donde la gente la tenga al alcance de la mano. Por otro lado, el cuerpo, la figura humana, la danza, son elementos que estoy incorporando en mi próximo proyecto con obra digital en nft.

    En estas instalaciones pasaste del textil al alambre. Son materialidades casi opuestas pero que a la vez tienen puntos de contacto. Háblanos de este material.
    Hallazgo, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Hallazgo” Serie Invertebrada, esculturas, tejido de alambre oxidado, 25 cm x 50 cm x 55 cm, y 30 cm x 65 cm x 60 cm (de izquierda a derecha), 2022

    El material fue un hallazgo, material conocido y cotidiano en mi infancia en el campo. Pasé a trabajar el alambre como si fuera una tela.

    Desde lo plano en su estado original, comenzó a surgir el volumen, llevándolo a la tridimensión a través de los gestos a los que iba sometiendo el material.

    Sin título, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Sin título”, Serie Invertebradas, escultura objeto, tejido de alambre, 5 cm x 9 cm x 8 cm, 2022

    Surgieron lo que llamé “Serie Invertebradas”. Las formas tenían ya identidad y estructura propia, proyectándose en el aire.

    Luego fui invitada a intervenir la vidriera de la Galería de Dolores Valdes Art, donde encontré el medio para trabajar el material en un sitio específico. Construí un jardín imaginario que venía trabajando en mi mente. Los lienzos pasaron a ser traslúcidos, se expandieron, las flores tomaron forma, el color se serenó, en un rosado, plata y ocres tenues.

    Las invertebradas fueron un anticipo de este jardín evanescente.

    Evanescencia de un jardín, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Evanescencia de un jardín”, Instalación sitio específico. Tejido de alambre, lienzo, paño teñido con colada de remolacha, aerosol, 200 cm x 650 cm x 35 cm, 2023

    Si mirás unos años hacia atrás, ¿en qué crees que evolucionaste como artista y como mujer?

    Tengo el privilegio de haber atravesado mi evolución produciendo arte. Resurgí y salí fortalecida de este proceso. Ha sido siempre, no menos fácil, pero sí muy enriquecedor y transformador para mi poder crear. Si bien vengo de una familia con profundos valores éticos y espirituales, tuvimos siempre una educación en la sencillez y la mirada atenta a las necesidades de los demás.

    Mi evolución se fue dando en el campo desde lo barroco, lo abstracto y difuso, a lo depurado y etéreo en estos últimos años. Andrea, vos tuviste un papel clave en este camino. Como artista, siento que he crecido muchísimo, en la medida que de todo lo que me animé a transitar, experimentar, hoy puedo ver como mi obra encontró un remanso, un aquietamiento, un interludio en la curva del río. Quiero mencionar, que no fue fácil, al contrario, durante muchos años produje sin poder estar conforme con lo que realmente quería transmitir. Porque quería ser auténtica, leal conmigo misma y con el otro, darlo todo, no simplemente obras que agradaban y se vendían. Andrea, vos tuviste un papel clave en este camino.

    Crecí cuando dejé de buscar la aprobación externa, me concentré en la obra desde adentro, permitiendo, yo llamo “mis ironías artísticas”.

    Este camino me hizo hoy una mujer mas simple, mas concreta, más firme y segura. Pero mi compromiso es centrarme en una libertad, con raíces firmes. Para luego gozar con lo bello y trabajar con lo que amamos. Intentar transmitir a través del arte, alcanzar otros horizontes y conocer otras personas, es un regalo. Eso para mi es maravilloso. Ser artista, ser Mujer, poder escuchar y observar. Eso se refleja en el silencio del que habla la obra.

    Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    Artista Veronica Fogg con la obra “Evanescencia de un jardín”

    Contanos tus trabajos más relevantes y a modo de un juego de asociación libre, que impresiones dejaron en vos.

    Ok aquí van. Estos trabajos los presenté entre 2019 y 2023. La primera fue “Celebración”, una instalación en Sala Imán, Fundación Cazadores. Esta serie de colgantes fue realizada con mi madre (acv) durante sesiones con su terapista. Las sensaciones que me trae son: juego, ternura, unión. Luego “Pensando”, otra Instalación en Sala Imán. Estandarte celebratorio con resortes de sillón intervenidos con totora, lanas y sogas. Me trajo libertad, pensamiento, ironía.

    Después vino “Pensando Pasión”, fué una instalación objeto, en Galería MAMAN, con Fundación River : disruptivo, pasional, circular. El “Mural River”, para el 50 Aniversario del Instituto River Plate en 2022: inmensidad y síntesis. Luego recuerdo “En el medio del caos”, Instalación sitio específico para Espacio Interpoloba: desplegada y abierta. “Indigo”, fue una instalación objeto en el Espacio Achaval Cornejo, por Arq. Cristián O´connor, Casa Foa: vuelo, conjunción y azul profundo.

    Y por último y próxima a inaugurar “Evanescencia de un Jardín”: Esta obra es el recorrido de un profundo viaje interior y una consolidación de mi búsqueda instalativa. Las palabras que siento con esta instalación son: emerger de una manera traslúcida.

    Evanescencia de un jardín, Verónica Fogg | Mujeres Mirando Muejeres | Andrea Basmagi

    “Evanescencia de un jardín” (detalle rosetón)

    Andrea Basmagi. Bio MMM. Web.
    Verónica Fogg. Bio MMM. Web.

      Related Posts

      La catedral de la estepa, Teresa Esteban | Mujeres Mirando Mujeres | Mareta Espinosa
      Teresa Esteban. La Determinación
      Il mio sogno, Francesca dalla Benetta | Mujeres Mirando Mujeres | Dayma Crespo
      Soñar con los pies en la tierra: a propósito de la obra de Francesca Dalla Benetta
      Gabriela Aberastury. Puertas a lo incognoscible desde el arte.
      #PortalDeIgualdad. Campaña por la Igualdad entre mujeres y hombres en el Museo y en la Educación

      Leave a Reply