© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Concha Mayordomo. Apartando barreras

DORA ROMÁN mirando a CONCHA MAYORDOMO

Concha Mayordomo lleva muchos años cuestionando todo lo establecido para el género femenino, y enfrentándose a las fuertes barreras existentes para las mujeres artistas. Y a ello dirige todo su esfuerzo, empleándose no solo como artista, sino que también es comisaría, bloguera y conferenciante, escribe artículos y es la fundadora de la Asociación de Mujeres Artistas Blanco, Negro y Magenta,  que edita la revista cuatrimestral del mismo nombre y de la que ella es co-directora.

Comenzamos con tu faceta de artista: tus proyectos llevan como denominador común a la mujer ¿a qué se debe?

En realidad, es inevitable. Soy mujer y soy artista. Tengo que pensar en reivindicar las cosas que pasan en el mundo y qué menos que hacerlo en primera persona, con mis trabajos.

Tu formación textil se refleja en la serie Un vestido, Dos vivencias, un proyecto de investigación sobre el vestido de boda, que utilizas como metáfora para descubrir las imposiciones que se han hecho a las mujeres y el papel que representamos

Siempre he entendido el vestido de novia como un disfraz, y en esta serie trato de analizar quién se viste de princesita o quién va con pantalones a su boda. Cuando terminé la carrera de Bellas Artes y me planteé qué tipo de trabajos iba a hacer a partir de entonces, decidí que no quería renunciar a las telas ni a los disfraces, y me llamaban mucho la atención el poder expresivo de las texturas y de los monocromáticos, el blanco y la luz. Si juntamos todo eso, y que yo era figurinista, y con un compromiso feminista que llevo casi de fábrica, el vestido de novia se presentó como el instrumento idóneo para reivindicar, así que realicé ese catálogo de mujeres a través de su vestido de novia.

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Novia Henchida

¿Algún tejido o material especial?

Este proyecto está hecho exclusivamente con vestidos de novia, con todo un muestrario de telas diferentes de vestidos, lo mismo puede ser un tul o un raso que una seda, un bordado o un brocado, pero siempre me pongo como condición que sea un vestido de novia de verdad. Y no sólo de mujeres que lo utilizaron en su día, sino que también hay aportaciones de grandes diseñadores que los cedieron para el proyecto. Arranqué con una toile maravillosa de Petro Valverde

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Novia del mar

¿Y todos los días son 25 de noviembre?

Pone de manifiesto que, no solamente se asesinan mujeres el día 25 de noviembre, sino que todos los días podemos comprobar muertes y vejaciones en los telediarios, en los medios de comunicación…
Fue una performance preciosa, muy emotiva, que se hizo en colaboración Carmen Cubillo y su hija Violeta Porcel; se repitió dos veces, haciendo una serie de lecturas sobre pensamientos de grandes filósofos y otras figuras destacadas de la historia, que decían auténticas burradas en contra la mujer mientras Violeta y Carmen bailaban. También colaboraron conmigo Manu Vaqueiro y Antonino Nieto.

En tus proyectos están presentes muchas disciplinas artísticas: performances, instalaciones, videoarte, libro de artista, obra plástica… ¿te identificas más con alguna de ellas?

La verdad es que todo me gusta, todo me interesa, y depende del momento. Ahora mismo estoy con el dibujo, justo lo inmediatamente anterior eran las instalaciones… He vuelto al dibujo, que es como muy inmediato, porque un lápiz y papel son más asequibles en cualquier momento

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Tejiendo redes I

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Tejiendo redes II

Numerosas exposiciones individuales y colectivas a lo largo de España y otros países ¿te sientes más satisfecha de alguna de ellas?

Un punto importantísimo fue cuando expuse Un vestido, Dos vivencias en el Museo del Traje; la inauguración fue un momento muy mágico: era de noche, hacía buen tiempo, el sonido del agua en las fuentes…, estuve muy rodeada de amigos, de familia, vino mucha gente. Yo creo que esa ha sido la satisfacción más grande dentro de las muchas que me ha dado el Arte.

¿Y qué te lleva a formar la asociación de mujeres artistas Blanco, Negro y Magenta?

Creo que la única explicación que tiene es que la unión hace la fuerza, y yo misma no actúo con la misma fuerza cuando hablo de mi obra que cuando hablo de la obra del colectivo, ahí defiendo a capa y espada. Cuando es lo tuyo te entran todos esos pudores innecesarios que, sin embargo, hay quien no los tiene.

Nos basamos en tres pilares: la reivindicación de las mujeres artistas, la denuncia de los hechos que se producen por el mero hecho de ser mujer junto con los ataques que sufrimos en muchos campos y, en tercer lugar, la lucha contra la violencia de género. Las exposiciones tienen en común estos temas que se proponen desde la asociación, y tienen su público, no sólo desde el punto de vista del arte.

¿De dónde viene su nombre Blanco, Negro y Magenta?

En otra asociación anterior hicimos una exposición con ese título, basada en la violencia de género en el ámbito juvenil y distinguiendo tres clases de jóvenes: las blancas, entendidas como las inocentes; las negras, todo lo contrario, y las magentas, que en ese discurso eran la mayoría, y todas con toques de blanco y con toques de negro. La exposición era tan bonita que, una vez finalizada la historia de esa asociación, a la hora de pensar en otra nueva, recuperé el título de aquélla, porque de alguna forma recoge la pluralidad de las mujeres del colectivo.

¿Cuáles son vuestras actividades?

La principal es hacer exposiciones, porque para eso somos artistas, en las que tienen cabida diferentes disciplinas. También tenemos una parte activa, y ahí quiero destacar nuestras tertulias periódicas, que llevan ya dos años en marcha y que, creo, son muy enriquecedoras para el colectivo. Dependiendo del proyecto que hagamos en ese momento, llamamos a gente que tenga relación con él.

También somos muy activas en redes sociales, estamos especialmente en Facebook, aunque también en Instagram y Twiter, pero el proyecto del que estamos más orgullosas es nuestra revista, de la que hemos editado ya cinco números, y nos sentimos muy contentas por las grandes colaboraciones con las que contamos y con las personas que se dejan entrevistar por nosotras, que son un auténtico lujo. Es algo que nos hace considerarnos respetadas y valoradas, y eso es importante a la hora de hacer más cosas.

Y anualmente damos también nuestros premios, con los que valoramos a personas y a Entidades que, o bien nos han apoyado, o están trabajando muy acorde con lo que es nuestro ideario. Hemos hecho entrega de ellos a figuras tan importantes como Ouka Leele y Marina Núñez, y también al Museo del Prado, por organizar la exposición de Clara Peeters que, por cierto, fue entregado por José Guirao, hoy ministro de Cultura.

¿Qué puedes contarnos de vuestras últimas exposiciones, algunas comisariadas por ti?

Mujeres Encarceladas fue el primer proyecto que hicimos, con un formato único, precioso, como forma de igualarlas a todas: el formato banderola, mujeres de bandera. Por los lugares donde ha itinerado, el proyecto consigue establecer un diálogo imposible en un mismo espacio, donde coexisten mujeres como Indira Gandhi con María Antonieta o Lidia Falcón. Cada artista ha tenido plena libertad para hacer dentro de su espacio lo que quisiera. Por otra parte, escogemos los lugares de exposición muy cuidadosamente; desde Lecrác, la antigua cárcel de Palencia, pasó a la Biblioteca de la UNED y recientemente ha estado en la Universidad de Valencia.

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Juana de Castilla (carboncillo y témpera sobre papel)

Tampoco podíamos dejar de denunciar que dentro de la violencia de género hay una parte especialmente sensible que la sufre, las mujeres discapacitadas. Aunque la padecen también hombres, nuestro foco está en la mujer y en ponerles voz a ellas; de ahí surgió Una de cada tres.

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Cristina, la niña de los huesos de cristal. Fotografia Agustín Millán. Instalación

Ellas y el tejido social ha servido para poner delante del espectador el trabajo de mujeres a lo largo de los siglos, trabajos a nivel doméstico base de la cultura y que están invisibilizados, y también para hablar del techo de cristal cuando se han incorporado al mundo laboral. La muestra recoge desde el trabajo de las hilanderas de Velázquez al de ser novia. Ha sido una exposición grande, con piezas muy delicadas, en el Museo Florencio de la Fuente de Huete (Cuenca), con una labor importante de comisariado para adaptar un espacio que, aunque maravilloso, también resultaba bastante complicado.

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Las hilanderas

En nuestras exposiciones tenemos autogestión, nosotras lo hacemos todo, y una parte importante es la labor de comisariado. Cuando se lanza un proyecto, la comisaría decide a qué artistas quiere invitar. Posteriormente, se les propone que participen con nosotras. Al llevar mucho tiempo inmersas en esta labor, contamos con muchos contactos y hasta ahora no se ha producido ninguna negativa a colaborar con nosotras, algo que supone un enriquecimiento para nuestras exposiciones. En las últimas, hemos contado con obras de Marina Núñez, Paula Noya, Nieves Correa y Paloma Navares, artistas muy interesantes y cuya obra ha congeniado muy bien con nuestras propuestas.

Denunciando la invisibilidad también diriges el blog Mujeres en el Arte, que fue el primero que comenzó a tratar sobre mujeres artistas ¿qué criterio utilizas para incluirlas?

Ninguno, únicamente el interés personal. Y sí, nació en 2011, cuando esto era un tema bastante exótico, como lo eran las exposiciones contra la violencia de género; Lo hace porque te quiere se inauguró en 2015 pero hoy las hace mucha gente. Con el blog voy a seguir, a pesar de que últimamente me lo han jaqueado y he tenido que empezar otra vez desde cero.

¿Cómo ves la situación actual del arte hecho por mujeres?

Yo me esfuerzo en ser optimista. En estos últimos meses hemos podido ver en Madrid muy buenas exposiciones de artistas muy interesantes: Dorothea Tanning, Alicia Framis, Pilar Albarracín… Creo también que lo que estamos haciendo sirve para algo, poco a poco vamos haciendo trabajos mejores, esto es un aprendizaje y cada vez conseguimos una mayor visibilidad.

Hemos dejado para el final tu labor como conferenciante y la participación como invitada en diversas Jornadas

Este último año participé con la ponencia “La violencia de Género representada en los grandes museos. La venganza de Artemisia”, en el Museo de Bellas Artes de Asturias y en la Universidad Carlos III de Madrid. También en Madrid, en la Mesa Redonda que tuvo lugar en las jornadas “La cultura madrileña toma la voz” y en la conferencia “La mujer en el arte”, desarrollada en la sede de las Juventudes Socialistas de Chamberí. Igualmente, participé en otra mesa en las V Jornadas Internacionales de Teatro y Feminismos: “Colaboración, autoría y canon” moderada por Susana Blas, así como, anteriormente, en la VI Edición de las Jornadas “Mujeres que transforman el Mundo”, en Segovia, y en la Autónoma de Madrid en las VII Jornadas de Educación Artística en Clave 2.0. Con anterioridad a todo esto, intervine en el Parlamento Europeo (Bruselas) en otra Mesa Redonda y rueda de prensa sobre la exposición Las lágrimas de África.

¿Y tus próximos proyectos?

Yo soy muy aficionada al apunte rápido, me llama muchísimo la atención su frescura, y estoy trabajando precisamente ahora con las mujeres que aparecen en mi blog, haciendo retratos de ellas, que son de momento ciento cincuenta; llevo ya tiempo y me gusta mucho hacerlo porque pienso que la invisibilidad de las artistas no solamente está en su obra o en su nombre, sino también en su cara, y esto de hacer una galería de mujeres artistas me parece una propuesta interesante para humanizarlas… y en eso estoy, la verdad divirtiéndome mucho.

Tras la muerte de Carmen Alborch, que era amiga de la asociación, Concha le dedicó este retrato rápido, que ha circulado por las redes este tiempo de atrás.

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Carmen Alborch (dibujo)

Quiero mencionar el proyecto Postales para Laura, una acción postal que hemos lanzado desde la asociación para rendir homenaje a Laura Luelmo, a quien, por haber estudiado Bellas Artes, consideramos que es una de las nuestras. Hemos recibido un gran número de postales de diversos lugares del mundo que expondremos en Madrid, en la Biblioteca de la UNED, y que posteriormente donaremos desde nuestra asociación Blanco, Negro y Magenta.

© Concha Mayordomo | Dora Román | Mujeres Mirando Mujeres | MmiraM19

Postales para Laura

Dora Roman. Web | Bio en MMM
© Concha Mayordomo. Web. Bio en MMM

1 Respuesta

  1. Pingback : Conversando con Concha Mayordomo | DoraErre

Dejar una respuesta