La fotografía de Charo Guijarro autoestima, sensualidad y erotismo


Mariana Pineda MIRANDO A Charo Guijarro

 

La fotografía de Charo Guijarro rezuma elegancia, sensualidad, erotismo y sutilidad tan intensamente, que te envuelve haciéndote creer que casi eres capaz de poder tocar esta percepción sensorial. Zambullirse en su trabajo es nadar por el cauce del arte erótico subidas en la tabla de los sentimientos que otorgan a la sensualidad un valor para no quedarse en la superficie de lo carnal. Partiendo de querernos y de amarnos y haciendo el esfuerzo en el ejercicio para reforzar nuestra autoestima, la sensualidad y el erotismo expuestos con libertad y naturalidad también pueden ser otra herramienta de lucha contra los tabúes y los limites preestablecidos. Charo además de ser una excelente fotógrafa es una mujer comprometida socialmente a la que considero muy valiente, no es fácil moverse en el erotismo y a la vez empoderarse. He hablado con ella sobre arte, desigualdades, mujer y erotismo y esto es lo que me ha contado.

 

Después de una década dedicada al control de calidad y la gestión de Recursos Humanos decides dedicarte a la fotografía profesionalmente, cuéntanos, ¿Cuáles fueron los motivos o necesidades que te empujaron a tomar esta decisión?

Un poco empujada por la situación de crisis del momento, me hizo pensar en muchas cosas. Una de ellas fue que llevaba haciendo todo lo contrario a lo que quería toda mi vida. Empecé a hacer fotos con nueve años cuando me regalaron una cámara de fotos y desde entonces nunca he parado de hacerlo pero siempre pensando en la fotografía como algo a lo que no podía optar… no era lógico dedicarse a algo que “ no es serio” mientras tus padres se esfuerzan por que tengas un futuro estable, como si eso existiera.. Así que cuando vi que todo lo que me rodeaba estaba en plena convulsión, decidí saltar y hacer algo con lo que realmente me siento a gusto y me permite ser yo misma. De todas maneras, ¿qué es eso de un futuro estable?.

Entre las temáticas de tus trabajos encontramos una línea de desnudos, sensualidad y erotismo. ¿Qué significa para ti la fotografía desde esta lente?

El desnudo es un tema que parece incomodar, sin embargo, lo natural es estar desnudos. La desnudez nos recuerda que somos todos iguales una vez nos despojan de lo material, que venimos y vamos al mismo lugar. Para mi estar desnudos es una expresión de humildad.

Por otro lado está la sensualidad y el erotismo, que por supuesto son una parcela a la que renunciamos en muchas ocasiones por acotamientos morales. Defiendo que son tan naturales y necesarias como la empatía, la inteligencia, la sensibilidad, etc…

Quizás por ese motivo me ensaño con este tipo de fotografía, a modo defensora de todos los derechos a ser todo lo que somos.

El cuerpo es un símbolo de sensibilidades, costumbres sociales, y hasta actitudes políticas, un medio de propaganda, protesta, actividad artística, mensajes de género,… y todo fluye de la magia de poder congelar imágenes y capturas a través de una cámara.

Dentro de esta línea podrías elegir una de tus series y contarnos ¿Cuáles son los sentimientos, pensamientos o emociones que pretendías transmitir?

© Charro Guijarro | Rebélate

Rebélate. Con ella quise reflejar la acción enérgica de rechazo a todas imposiciones que como mujer, madre, profesional y pareja nos vemos sometidos a diario, hasta el punto de diluirnos en una persona que no somos nosotros mismos.

2

Pecados. La educación se filtra por cualquier posible fisura de nuestra autoestima dejando huella en el menor de los casos y graves daños en otros. Uno de los pecados a los que las mujeres estamos condenadas es a mostrar nuestra sexualidad.

3

El reflejo que muestra solo las heridas externas de mis manos. Frente al pudor que nos da mostrar unos aspectos

© Charo Guijarro | Mi coraza
Mi coraza. El mecanismo de defensa de todos los mortales, convertirte en piedra.

© Charo Guijarro

La sensualidad está en cualquier gesto, ni siquiera es necesario mostrar un cuerpo completo. Ni siquiera perfecto.

© Charo Guijarro

Son pocas mis fotografías donde aparecen miradas directas. En este caso la considere tan arrolladora que me sirvió para darle valor visual a algo que defiendo con firmeza. La autoestima es un acto revolucionario

© Charo Guijarro

El descanso frente a una lucha constante es muy merecido, sobre todo a nivel psicológico.

© Charo Guijarro

Mostrar nuestro lado sexual no es incompatible con otros aspectos habituales del ser humano. Sin embargo, sigue siendo tabú, sobre todo en nuestro mundo femenino. Aquí quise, como en la mayoría de mis fotografías, siempre empleando un lenguaje sutil poner en el mismo plano la sexualidad femenina con lo cotidiano.

© Charo Guijarro

Los estereotipos de la belleza ejercen una violencia oculta de un modo constante generalmente, pero que se ensaña con más virulencia sobre las mujeres. Enfrentarnos a nuestra imagen y aceptarnos es a veces una aventura con tantos rincones oscuros a veces como intento reflejar en la fotografía.

© Charo Guijarro

Convivir con uno mismo es difícil, pero lidiar con alguien muy pasional es a veces es irremediablemente vivir en una constante locura. Los sentimientos viven en la superficie. Todo es demasiado intenso y agotador.

En el erotismo se habla muchas veces de mujeres objeto y de cuerpos sexualizados, nos gustaría saber cómo fotógrafa y mujer ¿Qué opinión tienes al respecto de este pensamiento?

Es notable la cosificación de la mujer en campañas publicitarias, aunque realmente llego a pensar que igual es por el revuelo que ocasionan y el consiguiente beneficio que les puede llegar a generar, pero eso siendo benevolente…

Es evidente que el cuerpo de la mujer se ha usado a lo largo de la historia, de manera desigual con respecto al hombre, con unos u otros fines y el uso abusivo que se está haciendo de determinadas herramientas de retoque, está avivando este fuego lejos de combatir esta lacra de la estigmatización de la belleza, que genera una industria muy rentable bajo la violencia oculta de la moda del momento.

Sería interesante ayudar a entender cómo influye la concepción del cuerpo dependiendo de quién esté a otro lado de la lente y por qué cuando se fotografía un cuerpo masculino se trata de manera distinta y se le confiere un contexto documental en otras ocasiones.

Es evidente que tanto en la difusión como en los espacios expositivos la presencia y el protagonismo de las mujeres artistas es menor ¿podemos hablar de una discriminación de género como hecho objetivo o realmente crees que ya no queda sitio para nadie?

Conozco más mujeres que se dedican al arte y sin embargo el reflejo en la sociedad es mucho menor. Si recorres galerías, centros de arte, hasta otro tipo de temas como la música, la pintura, etc. la presencia masculina gana por goleada. Igual es que jugamos en distintas ligas…

Sitio debería quedar siempre para oportunidades nuevas.

Si el arte puede ser una herramienta de lucha contra las desigualdades tan buena como cualquier otra ¿consideras que desde el erotismo se puede combatir la tiranía patriarcal?

El arte es por supuesto una manera más de combatir las desigualdades, entre ellas la de género.

La fotografía con intención artística está condicionada a fuerzas ideológicas desde su aparición a mediados del s. XIX. Ya desde entonces se le daba un uso distinto dependiendo de la etapa política y lugar, y cuando había que reconducir al pueblo, generalmente a las mujeres, se ejercita un control sobre el cuerpo femenino a través del miedo a enfermar, o sea que se medicalizaba y se controlaba por parte de profesionales como los médicos que gracias a un status que consiguieron podían definir a la mujer como alguien que necesita de más cuidados y a quien hay que proteger.

Son muchas las formas que adopta la sociedad para que la mujer quede en un segundo plano a la espera de aprobación.

El erotismo en la fotografía es otra manera de revelarse contra las imposiciones, contra la sociedad de consumo. Para quienes hacemos este tipo de fotografía el cuerpo es el medio y el sujeto a través del cual comunicas, parodias, protestas, en definitiva haces de él tu campo de batalla y tu herramienta.

Y por último, haznos un regalito ¿nos adelantas cositas de tus próximos proyectos?

Tengo un proyecto muy a corto plazo, compartido con un fotógrafo y periodista Granadino, a quien admiro mucho y con el que estamos mezclando la piel con elementos externos. Pronto verá la luz, que ya tenemos ganas de contaros cosas sobre esto.Me consta que estamos los dos igual de ilusionados y con ganas de poder desvelaros detalles, pero de momento, misterio.

Ha sido un placer compartir contigo esta experiencia en Mujeres Mirando Mujeres, muchas gracias por tu disposición, por los cuidados y los apoyos.

 

Imágenes: Charo Guijarro | Web

Entrevista: Mariana Pineda | Web