martes, mayo 24, 2022

RUTH LODEIRO. «Hogar, dulce hogar»

Hogar, dulce hogar.

Medidas variables.

Instalación. 6 piezas. Cartón, perlé de algodón y pintura. Láminas de PVC, hilo de perlé. Malla metálica, cerámica, esmaltes e hilo. Poliestireno, plumas y perlé de algodón. Cerámica, pintura, algodón e hilo perlé. Cerámica, tul, perlé de algodón y pintura.

2020

 

Hogar, Dulce Hogar está compuesta por seis piezas tituladas Ellas, Dentro/Fuera, Apariencia, Pájaros negros, Entre algodones y Sueños. La instalación muestra el cinismo y egoísmo social, ese hogar no existe para ELLAS. Son casas dolientes, casas que reflejan el dolor, la incomunicación, la soledad, la violencia, la tristeza, la pérdida de dignidad, de libertad y la muerte en el más absoluto desamparo. 

Pensando en ELLAS, porque en mis casas viven y mueren mujeres: las violadas y maltratadas; las que tuvieron el silencio como norma; las que acataron órdenes sociales, paternas y maritales; las que se duplicaron en multitareas sin remuneración; las que apenas pasaron por la historia y generaron la vida; las que fueron abandonadas por la familia y sociedad en residencias; las que se trató con indignidad; las que solas murieron, sin ser oídas, ni acariciadas, ni amadas y que son alimento del olvido.

Ruth Lodeiro

Ruth Lodeiro fue presentada en la V edición por Sara Pérez Bello

LEER

Biografía

Estudia Filología Hispánica, compatibiliza esos estudios con Diseño de Moda. Empresaria de dos tiendas de tejidos, lo que la mantuvo ligada al ámbito de la costura. En esos años sigue vinculada al mundo universitario realizando varios estudios: grado Superior en galego; CAP; post-grado “Español para extranjeros” y toma contacto con el mundo cerámico en la Escola -Taller de Cerámica de Nigrán.

La obra de Ruth Lodeiro es un reflejo de su formación y de su contacto desde la infancia con el arte contemporáneo. Glosa la documentación existente de Xosé Lodeiro; colaboración periodística y de comisariado de la exposición “Puertas de Luz” en la Ciudadela de Pamplona, 2011  y “Lodeiro en Ferrol”, en la Fundación Exponav, 2016.

Ruth trabaja manualmente en series, muchas de ellas revisando mitos y roles femeninos que heredamos desde la antigüedad.

Series como Eva-Sherezade, Puertas para Inanna o Penélope, en las que cose la cerámica con tules, alambres, hilos y mallas metálicas. Su obra es un todo formado por las poesías, los cosidos y el trabajo artesanal tan ligado al mundo femenino.

Realiza su primera exposición individual en 2015, Sala Apo`strophe de Vigo, “Materia de Barros”. En 2018 expone individualmente en Centro Cultural Marcos Valcárcel de Ourense, “Penélope: Tecedoras de Soños” y en el Museo Ramón Aller de Lalín “ A Viaxe (Des) Fiada”.

Fue seleccionada: “XII Bienal Arte no Morrazo”, 2017. “Comunidade epistémica #CLÍNICA COLECTIVA DE PROXECTOS” del MARCO, Vigo, con el proyecto “Penélope”, 2017 Certamen PLASTIKA17 y PLASTIKA18.

Web

Ruth Lodeiro, en tercera persona.

Os dejamos un pequeño extracto de la presentación que de Ruth Lodeiro llevó a cabo la directora y gestora de Apo’strophe Sala de Arte en Vigo y sus espacios anexos, Sara Pérez Bello, para su presentación en MMM.

Ruth Lodeiro parte siempre del elemento cerámico, manipulándolo y manejándolo a su antojo, creando una lectura que conduce a la introspección y cautivándonos por la dicotomía belleza-dureza de la obra, que conlleva una comunicación-información directa del mensaje que quiere transmitir.

Ruth crea series que están abiertas a una continua evolución, y en las que la reivindicación-denuncia siempre está presente, de mujer hacia mujer, de mujer a sociedad.

A través de ellas nos ofrece una obra llena de metáforas, en las que sutilmente vincula referentes del pasado: mitos (Penélope, Eva, Sherezade, Inanna) e iconografía secular o religiosa (Babel, Crucifixiones, Sudarios, Trípticos, Relicarios). 

Hilos, alambres, cuerdas, tules, cosidos y nudos, elementos vinculados al género femenino desde nuestros ancestros son el material conductor de su trabajo, en el que plasma la lucha por la supervivencia, el sufrimiento del camino, el conflicto y la frustración de la sociedad en ese devenir de libertad y tradición. Descontextualiza una labor milenaria femenina y la lleva al terreno de la creación, “cosemos lo que queremos y como queremos”. Consciente de la trascendencia de todo símbolo los utiliza a modo alegórico en una lectura renovada y contemporánea.

En su obra más personal y definitiva utiliza elementos que representan partes del cuerpo, unas veces la parte por el todo, otras veces la alegoría, y/o sinécdoque el símbolo matérico como trasunto y crítica, sujeto y objeto, creando pequeñas individualidades en composiciones grupales, entendiendo la pertenencia al colectivo, al tiempo y al espacio como determinantes.