sábado, diciembre 4, 2021

    LOLA EIFFEL. «Bernarda. 1893-1962. Una mujer de la guerra»

    Bernarda. 1893-196. Una mujer de la guerra.

    Video danza.

    Idea Original, dirección artística , coreografía e intérprete. Lola Eiffel.

    Director de cine. Marco Leonato

    Música. Maria Arnal y Marcel Bagés (2017 Fina Estampa)

    2020

     

    Me llamo Mar Espinilla García alias Lola Eiffel y soy la biznieta de Bernarda Fernández López.

    Bernarda es una mujer nacida en 1893, vivió la guerra, la postguerra. Su destino, no estaba precisamente predestinado en lograr la felicidad. Era una niña feliz hasta que su madre perdió la vida y la señora que se encargaba de las tareas del hogar se convirtió en la nueva esposa de su padre. El maltrato, la indiferencia de su madrastra y el abandono de su progenitor fueron el quebranto de una infancia y adolescencia no merecida.

    Se casó con un hombre natural de Fuentes de Ropel, mi bisabuelo, Froilán Vecino Vasco. Un gran hombre,  familiar, trabajador y amigo de sus amigos. Bernarda pensó haber logrado la felicidad. Esa felicidad de las mujeres de aquel entonces, entre limpiezas, embarazarse, parir, ver morir a embriones que no llegaban a nacer o hijos e hijas que morían con poco tiempo de edad. Era feliz, su marido la quería, la cuidaba.

    Sacó a sus 5 hijas adelante tras ser viuda de un marido fusilado en 1936. No fue fácil en un pueblecito de Zamora, vivir tachada de roja, todas mujeres, sabiendo quien se había llevado a su esposo al paredón y enterrado en una fosa común donde hoy en día los restos no han podido ser recuperados, ni identificados.Su cara lo reflejaba, a pesar de tener una piel blanca como la porcelana.

    Sus ojos hundidos de tristeza y dolor no la detuvieron ante nada. Entre abusos patriarcales de poder por una dictadura que destrozaba un país que luchaba por una libertad que no encontraba, que no encontró. Aprendió a hacer las cuentas en el negocio de su hija Modesta. Ella sabía bien lo que era sobrevivir, quizá mejor que nadie. Murió en 1962 y sus hijas crecieron creyendo y luchando por la LIBERTAD.

    Lola Eiffel

    La protagonista de las creaciones de Lola es siempre la mujer. Una mujer que ha sufrido profundamente, que se ha enfrentado a la sociedad y a sus circunstancias y que muchas veces ha sucumbido a ellas. Mujeres célebres como Alejandra Pizarnik o Virginia Woolf. Pero cuando Lola se muestra más real, con más fuerza, es cuando nos descubre su entorno más cercano. Cuando la protagonista es una mujer vinculada a su propia historia y, especialmente a su familia: su madre, su abuela y, en esta ocasión, su bisabuela.
    Todas ellas mujeres fuertes, luchadoras, defensoras de sus derechos y de su posición en la sociedad. Su madre feminista en el París de los 60, su abuela sobreviviente en la posguerrra y ahora tenemos la suerte de que nos

    presente a su bisabuela: Bernarda, la protagonista del vídeo danza seleccionado en esta convocatoria.

    Bernarda es el ejemplo de las recias mujeres del campo castellano, de unas tierras duras, ásperas y muchas veces hostiles. Y sus circunstancias no lo fueron menos. Niña maltratada, esposa feliz, madre orgullosa. Viuda temprana y un hijo asesinado, ambos hombres víctimas de una guerra cruel. Luchadora sacando adelante a cinco hijas, roja y con un marido perdido en la tierra en que fue abandonado su cuerpo. Y pese a ello, en pie, luchando, enfrentándose, adaptándose, una resilente, pero con el rostro marcado para siempre por el sufrimiento.

    Oliva Cachafeiro

    Lola Eiffel fue presentada en la V edición por Oliva Cachafeiro

    LEER

    Biografía

    Lola Eiffel se considera una enamorada de Lola Flores, como artista y de la Torre Eiffel, gracias a su abuelo. De ahí su nombre artístico. Vive con una centrifugadora en el cerebro que no la permite deja de crear y soñar y un lema en la vida “Tous les matins, une nouvelle vie commence”.
    Su formación coreográfica estuvo a caballo entre España y Paris, donde vivió más de una década. Su vuelta a casa fue en el 2014. Tiene su propia compañía (Lola Eiffel Company – Compañía Lola Eiffel). Entre sus obras como productora/coreógrafa y bailarina tenemos títulos como Ecdisis, La Boîte, La Loca, Las tres voces, 1911, El poder de ser Thelma & Louise, Libertad y Suicidio, NUN, Bernarda y un largo etc…
    Lola está muy comprometida con la lucha contra la violencia de género y el feminismo, el cual se refleja en muchas de sus obras. ‘Las mujeres debemos de hablar de mujeres.

     No nos lo han puesto fácil y el arte es un buen medio de comunicación para reivindicar o hacer notar el talento prohibido y reprimido. El arte es un conducto para tratar sobre los derechos que la historia nos ha arrebatado sin justificación’.

    Sus proyectos van desde la publicidad al arte. No es de extrañar verla colaborando con el Museo nacional de escultura policromada, bailando y creando a partir de las obras de Juan de Juni o Alonso Berruguete o siendo un maniquí viviente en una tienda de ropa.
    Desde 2018 dirige el Certamen Internacional de Danza Contemporánea de Valladolid. Actualmente es coreógrafa de la Elephant In the Black Box Company, compañía internacionalmente reconocida y dirigida por Jean Philippe Dury (Ex bailarín de la Opera de Paris y ex bailarín de la CND de España – Nacho Duato).

    Web

    Lola Eiffel, en primera persona.

    Os dejamos un pequeño extracto de la entrevista que Lola Eiffel concedió a la gestora cultural y directora del Museo de Arte Africano Arellano Alonso de la UVa, Oliva Cachafeiro, para su presentación en la V edición online de Mujeres Mirando Mujeres.

    Un proceso de investigación para formarme yo misma y, a la vez, ayudar a mis alumnas en el aspecto artístico, que yo creía algo descuidado en este ámbito. Y siempre investigando, porque me gustan muchas cosas desde pequeñita (la danza, la pintura, la escultura…).

    no me inspiro en nada que tenga que ver con la danza en un principio. Busco al azar o me encuentro con un tema que no tiene que ver con la danza observando un cuadro, por ejemplo. Me gustan la pintura, la escultura…, pero sobre todo la lectura. En especial la vinculada a la

     

    .

    historia, de forma que muchas veces es un acontecimiento histórico el que despierta mi atención y a partir de él comienzo a trabajar investigando, lo que puede llevarme a otras artes, para trasladarlo por último al campo de la danza.

    Los espectáculos nos hacen remover la conciencia y yo seguiré haciendo cosas de y para mujeres, eso está claro, porque es lo que quiero reivindicar. Desde el arte podemos llegar a muchos públicos y con que sólo una persona salga del teatro o la sala y piense diferente o se cuestione algo ya es suficiente.