sábado, noviembre 28, 2020
    SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ Detalle de de la exposición rastro material en el Claustro alto de Fonseca, USC

    Silvia García González. Memoria colectiva y archivos personales

     ENCARNA LAGO mirando a SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ

    Silvia García González  (Cangas do Morrazo, 1973) se mueve como pez en el agua en lo que a la relectura de las memorias colectivas, de las fotografías domésticas y de los archivos personales, se trata, Una forma de mirar que encaja con la construcción de nuevos relatos sobre la historia y con la que consigue sumar miradas, análisis, proyectos y acciones.

    Desde sus primeras instalaciones La ciudad desde dentro (en la biblioteca de filosofía de la USC) y la ciudad desde fuera en la antigua escuela Torrecino en Bueu; junto con la instalación Los silencios que comió Alicia, en la biblioteca del CGAC el tema de la memoria, los archivos y el aprendizaje fueron algunos de los asuntos centrales de su práctica artística.

    ¿Como aprendemos? ¿Como influye nuestro contexto más próximo, los lugares que habitamos y las imágenes que colonizan nuestra mirada?

    SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ Detalle de la instalación en el Pazo de Tor. 2019-2020.

    Detalle de la instalación en el Pazo de Tor. 2019-2020

    El archivo personal, la acumulación de papeles, se fueron convirtiendo en collages tridimensionales, en pequeños cuadernos o libros de artista construidos a partir de fotocopias, recortes de prensa, listas y apuntes de clase.  Esa reconstrucción intenta ofrecer una relectura del rastro material que dejamos.

     SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ Collage. Rastro Material. Mal de archivo 2019

    Collage. Rastro Material. Mal de archivo 2019

    Así ha podido verse en la muestra Rastro material. Aprender do arquivo (Notas para la construcción de un archivo de Ephemera) que tuvo lugar en el Pazo de Tor. Rede Museística Provincia de Lugo del 5 diciembre 2019 al 26 de enero de 2020.

    Los collages, los pequeños cuadernos dialogan y se camuflan en el entorno del gabinete de maravillas que conforma el Pazo y su contenido. La construcción del entorno doméstico, la memoria de una familia noble se contrapone con los pequeños artefactos-intrusos de papel.

    SILVIA GARCÍA GONZÁLEZUn detalle de la instalación de rastro material en el Pazo de Tor. 2019

    Un detalle de la instalación de rastro material en el Pazo de Tor. 2019

    SILVIA GARCÍA GONZÁLEZDetalle de uno de los collages de Rastro Material. 2018

    Detalle de uno de los collages de Rastro Material. 2018

    ¿Que papeles guardamos?  notas, listas, fotocopias, todo ese material efímero habla de nosotros. “En la casa de mis padres, había una carpeta de cartón que guardaba todo el rastro material de mi abuelo paterno. Su vida legal estaba allí recogida, pero en medio de los papeles importantes, aparecían como intrusos pequeños rastros de la cotidianidad, modestas listas de la compra en las que se apuntaban los víveres que necesitaba un pequeño barco de bajura que faenaba en la costa de Portugal”, explica Silvia García González.

    En la misma línea se configuraba la muestra Rastro material. Mal de archivo que pudo visitarse en el Claustro alto de Fonseca. Sala de exposiciones de la Universidad de Santiago de Compostela el pasado mes de febrero.

    Mal de archivo alude a la difícil tarea para seleccionar lo que debemos tirar en nuestros archivos personales o familiares, cuando intentamos ordenar la acumulación frente a la idea de que los papeles y libros ocupan un valioso espacio en nuestras casas.

    En las bibliotecas, en los archivos, todavía podemos leer las huellas de otras vidas, objetos que fueron heredados y colocados en la escenografía sentimental y simbólica que todos vamos construyendo a lo largo de la vida.

    SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ  Rastro Material. Mal de Archivo en el claustro alto de Fonseca. 2020

    Rastro Material. Mal de Archivo en el claustro alto de Fonseca. 2020

    En las distintas vitrinas del proyecto se puede ver los hilos conductores que estuvieron presentes en la elaboración de los cuadernos y collages, a veces buscando los diálogos cromáticos que a su vez buscan el eco de determinados libros como El toldo rojo de Bolonia de John Berger o el Elogio de la sombra de Tanizaki.

    Estos dos libros contienen una invitación a la contemplación de nuestro contexto con una mirada más atenta, más curiosa, más personal, y que permite observar también el paso del tiempo en los tejidos, el sol que decolora el rojo, y el blanco que deja de serlo en la ropa blanca.

    SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ Detalle de una de las vitrinas de la exposición rastro material en el Claustro alto de Fonseca, USC

    Detalle de una de las vitrinas de la exposición rastro material en el Claustro alto de Fonseca, USC

    La exposición invitaba al paseo en el espacio del Claustro alto de Fonseca, uno de los edificios donde empezó la Universidad de Santiago de Compostela, la proximidad a la biblioteca universitaria, es el espacio que se buscó para este proyecto que antes se había adaptado al Pazo de Tor, en el que los collages tridimensionales y libros-cuadernillos de artista buscaron acomodo, un proyecto que nos conecta con la memoria de los objetos y con nuestro rastro material.

    Vista de la exposición rastro material en el Claustro alto de Fonseca, USCSILVIA GARCÍA GONZÁLEZ

    Vista de la exposición rastro material en el Claustro alto de Fonseca, USC

    SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ Detalle de uno de los cuadernos en la bañera del Pazo de Tor 2019-2020

    Detalle de uno de los cuadernos en la bañera del Pazo de Tor 2019-2020

    Rastro material ,2019 SILVIA GARCÍA GONZÁLEZ

    Rastro material ,2019

    Silvia García González. Web
    Encarna Lago González. Bio

    Otros trabajos de Encarna Lago González en Mujeres Mirando Mujeres

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    “Pantone” objeto-contenedor CHUS GARCÍA-FRAILE
    Chus García-Fraile: Realidad, ficción, espectáculo y consumo.
    GLENDA ROSERO | PAULINA LEÓN | VI MUJERES MIRANDO MUJERES | VI MMM
    Glenda Rosero. La subversión de los cuidados.
    SoledadPenalta-SONIDOS-DE-LA-HISTORIA-SIN-FIN-NI-LÍMITES
    SOLEDAD PENALTA. El sentimiento en la frontera de la monumentalidad.
    Arte y vida, descubriendo a Angie Jon.

    ESCRIBE UN COMENTARIO