lunes, diciembre 5, 2022

    Natalia Auffray. La construcción de la identidad a través de lo(s) otro(s)

    MARÍA ORTEGA mirando a NATALIA AUFFRAY

    La memoria, el espacio y el tiempo son constantes que se repiten en mi labor creativa: coso, bordo, compongo volúmenes (de pie) y me construyo a través de ese estar haciendo cotidiano, en un proceso de investigación de reapropiación del espacio-tiempo habitado.

    El quehacer textil y su producción material son ejemplos de posturas feministas que no siempre son explícitas; el hacer textil es un acto mas lento, íntimo y personal. La aguja, el hilo y las telas son herramientas que permiten un ritmo mas pausado que el impuesto, un tempo diferente a la velocidad y fugacidad de la hiperproducción neoliberal del capitalismo.

    Cuando nos acercamos al trabajo de Natalia Auffray podemos observar objetos y tejidos recuperados, diferentes elementos con memoria (propia o ajena) que reutiliza con la idea de construir un diario cotidiano.

    Su trabajo parte de la observación del territorio que habita y que conforman los diferentes ecosistemas en los que se inscribe (naturales y/o artificiales).

    Natalia pone el foco en la memoria de esos tejidos desechados y rechazados para construir una nueva identidad y así convertir esos objetos en deseables y necesarios. Concibe las piezas textiles (bordados y volúmenes) como amuletos transformadores que ponen en duda lo aprendido para abordar la vida desde una configuración mas personal.

    Frágil, granizada, triangulando_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    FRÁGIL, desde 2016. Intervenciones efímeras en espacios públicos. Una manera de reivindicar la fragilidad como atributo natural.
    GRANIZADA, 2012. Hoja de magnolio intervenida con hilo de algodón.
    TRIANGULANDO,desde 2018. Intervención efímera con cinta de raso naranja.

    Reparar, rehacer, coser y tejer esas narrativas textiles encontradas, es una forma de contar para contarse. La aguja hiere y al mismo tiempo es sanadora; el hilo aparece como cordón umbilical… ambos van dejando huella en cada puntada, perforando una y otra vez la tela, acompasados con la respiración. El hilo conecta lo interior con lo exterior, alude a la realidad y a la ensoñación, a lo individual y a lo colectivo.

    Con los hilos y la aguja libre, se narran experiencias propias, recuperando la capacidad natural de la auto-sanación, reescribiendo los recuerdos y construyendo nuevas narrativas personales de expansión hacia lo público; Con la costura, respondo a la necesidad de relación con el entorno y la naturaleza, de tramar redes (de sostén y cuidado) con otras personas.

    Concibo la construcción de mi obra en contraposición a los saberes oficiales o las técnicas clásicas de lo académico. Para Griselda Pollock, la importancia atribuida a los trabajos realizados con bordados tienen no solo un valor cultural sino también el valor como espacio de producción de significados morales, religiosos, políticos e ideológicos. Cosiendo encuentro un punto de luz entre la tierra y el cielo: lo espiritual en la aguja está servido. El hilo y la tela son tacto de silencio lleno.

    La costura, para mi, es poner el foco en los vínculos con el entorno y desde esa mirada surgen propuestas y talleres de investigación textil en los que convoco a personas sin género ni edad definida a compartir aguja y procesos creativos en un entorno de encuentro, escucha y creación. Natalia Auffray

    Para Natalia coser es como caminar sin moverse, todo el cuerpo está implicado y permite que la mente piense: la trama define la puntada; el paisaje, la pisada.

    La obra es algo vivo que se construye y significa en la escucha y desde el hacer. La obra entendida como desenlace feliz de una actividad humana, espiritual y material, resultado de un proceso de aprendizaje e investigación para conocer el mundo.

    La artista se muestra como exploradora extraviada. Perderse y perder el control sobre el espacio, sin pre-texto, para construir, desde ese no-lugar, un espaciotiempo habitables es algo que subyace en sus trabajos.

    Abrigarse, almazuelas_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    Abrigarse, 2021 Manta encontrada e intervenida: aguja libre, retales e hilo 220 x 160, Museo La Neomudéjar, diario de los cuerpos ( 21-2022).
    Almazuelas De Memoria, 2021 Varias piezas de ropa personal cosidas entre si, 210 x 180

    En estas estas obras utiliza el anverso y reverso como una misma cara, las sombras proyectadas abrigan desde otro plano generando un espacio de paso en el que podemos estar y ser.

    Una manta de tejido grueso y tupido que sirve para abrigar y es una excusa para investigar el arrope, el refugio, la casa y el lugar que elegimos para descansar cargado de memoria. La recuperación de diferentes memorias a través de la puntada para la reconstrucción del pasado, en ocasiones ni siquiera vivido, creando y generando un presente. La memoria como forma de resistencia al paso del tiempo y frente a la velocidad y fugacidad que impone el presente.

    Desde la intimidad, y con una técnica heredada de otras mujeres, la aguja permite que afloren saberes silenciados de la memoria colectiva.

    Por otra parte Natalia habla de las telas entendidas y sentidas como membranas sensibles, como fronteras permeables entre el adentro y afuera .

    El hilo que esta asociado históricamente a las mujeres y con él recupera la posibilidad de re-vincularnos en contra de la tendencia inculcada y oprimente de la falta de red que el neoliberalismo nos impone. Reivindica el reconocimiento del valor de lo descartado.

    Trabajar con Objetos abandonados, recoger para responder, para traer algo al presente y dar una respuesta para devolverlo al mundo.

    Arqueología objetual para transcender, transformar, performar, ritualizar, perforar las grietas del sistema.

    Estromapolitos_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    ESTROMAPOLITOS EN EQUILIBRIO, 2020, escultura de tela, Madera, Piedra 80 X 70 X 40 Cm
    MÉPRIS, 2012, escultura portátil con tela, palabra bordada y rama.
    BORDADO Y PALO, 2021, Bordado libre sobre retal de tela.

    Hacer / Deshacer – Coser / Descoser son palabras claves en su trabajo artístico.
    El azar y los objetos, permite a Natalia generar un vinculo con el territorio ocupado-transitado- habitado. Las relaciones que se establecen entre los diferentes elementos de un ecosistema (cosas, personas, habitáculos abiertos o cerrados) son entendidos como fuentes de aprendizaje a través de la observación y la escucha.

    Recolectar, seleccionar, amontonar, acumular, agrupar, reelaborar, …

    Los objetos hallados (objets trouvés) y el azar (kairós) permiten dibujar un mapa psico-geográfico; rebuscar y encontrar son también acciones para visibilizar a los abandonados, recuperarlos del entorno para re-ordenarlos en un nuevo artefacto con otra memoria.

    Cosiendo piedras_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    COSiendoPIEdras , 2014 Diario de 86 días / 86 piedras envueltas en tela de algodón cosida.
    Libro de artista de medidas variables . Recoger en el recorrido cotidiano, seleccionar al azar, envolver, volver dúctil y cálido lo que aparentemente es frío y duro.
    Acumular / Coleccionar : memorias , momentos, encuentros.

    La idea de recolectar es inventariar objetos y experiencias, sustraer estímulos del paisaje permite estabilizar la vida humana; abriendo un espacio para la ética relacional y económica. Los objetos brindan estabilidad y durabilidad a la mutación de la vida natural; son polos estáticos; las cosas y los rituales son la misma cosa. En el marco ritual, las cosas se usan pero no se consumen ni se gastan.

    Los materiales desechados por otros es hacer alusión al rechazo. Hay una metamorfosis entre la persona y los objetos, en un deseo de restitución del carácter de deseables y necesarios. La mirada amorosa es necesaria para que la vida acontezca.

    Reutilización y acumulación para no desperdiciar, acciona el cuerpo con gestos modestos como agacharse, recoger, espigar (“les glaneurs et la glaneuse”, Agnès Varda, 2000); un deseo en intentar dejar la mínima huella y trabajar con los materiales encontrados es un acto de no consumo.

    También los materiales encontrados tienen una carga semántica poderosa, posibilitan desenterrar significados de la memoria colectiva y visibilizan elementos descartados por las lógicas del consumo y producción. Crear un deseo de ligereza y fragilidad como estrategia de resistencia, una ecología de conexión e intercambio con el entorno inmediato. El trabajo desbarata la ideología antropocéntrica y heteropatriarcal del neoliberalismo global (que posiciona al humano como la espacie dominante del planeta), recalcando las relaciones simbióticas entre diferentes especies y elementos para repensar nuestra interconexión con el entorno.

    Suma y Sigue_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    SUMA Y SIGUE, proyecto en curso iniciado en 2018-20021 Ropa de casa y prendas de ropa en desuso, cosidas y juntadas en una(s) pieza(s) orgánica(s). Proyecto en curso.

    El reconocimiento del valor de lo descartado, la visibilización de los objetos abandonados aluden a un proceso de reconocimiento de nuestros orígenes y cultura a través de la observación y del cuerpo. Recoger es responder, es traer algo y darle una respuesta para devolverlo al mundo. Se alude a la modificación territorial y se busca el conocimiento encarnado; el que pasa y se experimenta en el cuerpo.

    Su posicionamiento Eco feminista surge del hacer El feminismo como herramienta que lucha contra la desigualdad que sufrimos las mujeres e indagar en sus causas y sus soluciones para alcanzar una sociedad mas igualitaria y menos antropocéntricas.

    Pañuelos, soledad, nido de luz_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    PAÑUELOS PARA SECARNOS LAS LÁGRIMAS, 2021 Pañuelos recuperados del vertedero, unidos con alfileres y montados sobre una tabla 170 x 270
    LA SOLEDAD, 2016, palabras bordadas sobre tela de lino encontrada.
    NIDO DE LUZ, 2018, Pelo artificial y luz led.

    Para explicarse aquello que no entendió, revisita su propia historia y pone la mirada en aquello que le acompaña.

    Trabaja desde la intuición, desde el conocimiento de la experiencia almacenada en el cuerpo, rescatando de la antroposofía la idea en la que el ser humano es corazón en movimiento y relación (Rudolf Steiner, “Surge en el ser humano como necesidad del sentimiento y del corazón, cuestionando sobre la esencia del hombre y del mundo como una necesidad tan vital como la que se siente cuando tenemos hambre y sed”).

    En sus procesos creativos, la aguja funciona como el dibujo en el papel. Suspende las piezas, exentas del muro, para permitir que se vean por delante y por detrás. Utiliza cuerda de rafia negra, aquella que se usa en el campo para las labores propias de la tierra, y colgar. Casi todo cuelga en su taller, construyendo verticales que nombran la horizontal del suelo que pisamos y el cielo que anhelamos.

    Escribe y borda palabras en un proceso de aprendizaje e investigación personal, surgen palabras amontonadas (Bordar palabras es una manera de hacerlas perdurables: las convierto casi en talismán, es como tatuarlas en la propia piel).

    Almazuelas_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    ALMAZUELAS DE AUSENCIA, 2021 Telas y prendas reutilizadas, unidas con aguja libre e hilo de algodón 2,50 x 2,60

    Se siente heredera de un savoir-faire femenino familiar, hilvanaba las labores de su abuela y enhebraba sus agujas en un tiempo de calidad y calidez compartidas. Heredera de un aprendizaje basado en la transmisión oral del conocimiento y que hoy en día peligra por las velocidades de la sociedad hipercapitalista y la instauración de las RRSS como vehículos de conocimiento superficial y sesgado de la realidad. Coser, para Natalia, es transformar la herencia, dotar de un significado totalmente nuevo a la técnica, poniendo de manifiesto la capacidad de construcción de nuevas realidades. Coser, un gesto de reparación de heridas.

    Utiliza el hilo de algodón blanco, la mayoría de las veces, blanco s/blanco donde aparecen formas escultóricas sensibles al tacto, huellas que se rozan con la mirada, volúmenes de piel.

    Juntar, crear vinculo, con el material y con lo colectivo en esa reapropiación del espacio-tiempo doméstico.

    Coser es recordar y narrar, tiene algo de ritual y de rezo. Es una forma de experimentación para acceder a un nuevo conocimiento. Todo lo relacionado con la casa ocupa un papel secundario en la sociedad patriarcal. Pone en juego esa imposición asumida, la cuestiona y resignifica a través de la aguja y el hilo.

    En las obras, entendidas como Residuo de una experiencia, utiliza los hilos y la aguja libre (trabaja sin bocetos previos y desde el inconsciente), narrando experiencias, yendo de lo privado e íntimo a lo colectivo. De ese proceso, surgen naturalmente, propuestas de cuidado, sanación, contención, en una necesidad de relacionarnos con el entorno y la naturaleza y de tramar redes con el entorno inmediato (utiliza los talleres de investigación textil ofrecidos en su atelier como procesos de aprendizaje colectivo).

    Con las telas, entendidas como membranas receptoras de los inputs del entorno, abre un mundo de sensaciones táctiles y formales relacionadas con experiencias corporales, psíquicas y espirituales.

    Gabinete de bordados_Natalia Auffray | Mujeres Mirando Mujeres | María Ortega

    GABINETE DE BORDADOS, desde 2016
    Retales recuperados y reutilizados : hay palabras bordadas, agujeros y vacíos, dibujos de aguja libre, sentipensares.

    “yo soy como me estás viendo”: el presente del verbo ser se refiere solamente al presente; sin embargo, cuando lleva delante el pronombre personal de primera persona, pasa a absorber el pasado que es inseparable de ese pronombre. Yo soy incluye todo lo que me ha hecho ser de esta forma. Es algo mas que una afirmación o que un hecho inmediato: es ya una explicación, una justificación, una petición: es ya autobiográfico.»

    Jhon Berger, MIRAR

    María Ortega. Web. Bio MMM.
    Natalia Auffray. Web. Bio MMM.

    Otras publicaciones de María Ortega en MMM: Charo Corrales

      ARTÍCULOS RELACIONADOS

      Aproximaciones a la pintura, Vicky Herreros,
      Vicky Herreros: la única respuesta es la pregunta.
      Una galería propia. Una galería de arte online con enfoque de género
      Diferentes densidades_Valeria Real | Mujeres Mirando Mujeres | María Lightowler
      Valeria Real. En las fisuras entre la ciencia y el arte
      Hábitat_Tania García | Mujeres Mirando Mujeres | Sonia Cabrera
      Tania García se desborda en lo performativo

      ESCRIBE UN COMENTARIO