miércoles, mayo 25, 2022

Mar Ramón. ARTE A (CONTRATIEMPO) [el acontecimiento artístico en las fisuras del tiempo, del objeto y de lo cotidiano]

PAULA CABALEIRO mirando a MAR RAMÓN

El cuerpo fragmentado, ensamblado, adosado. El concepto hogar evocado por una amalgama de objetos cotidianos que, en diálogo con la cerámica, fluctúan, se vuelven material simbólico, cuerpo-casa.
Lo doméstico y lo íntimo como una tensión entre opuestos. Refugio; también jaula.
Una suerte de protección, de envoltura, de cuidado, en augurio de unos muros que pueden tornarse jaula.

Mar Ramón (Valencia, 1993) cuestiona en su escultura los límites del cuerpo y del espacio, provocando evocaciones donde lo orgánico y lo doméstico se vuelven conceptos líquidos, en perfecta simbiosis y en transformación constante, buscando y rompiendo al mismo tiempo el (des)equilibrio.
Los objetos cotidianos son en su escultura materia dúctil, que connotan significados de lo íntimo, lo tradicionalmente femenino, lo privado, que se incorporan a las formas antropomórficas mediante la fragmentación y el ensamblaje, en una relación casi ortopédica, para generar cuestionamientos acerca de los estereotipos y los roles de género, además de abordar problemáticas relacionadas con el aislamiento del individuo y el paso ineludible del tiempo. Y para ello, hace uso de la cerámica y de lo textil, dos técnicas asociadas a la artesanía, a las artes menores y al espacio del hogar. Y aunque su obra es fuertemente escultórica e instalativa, podemos extraer en todas sus piezas un marcado sentido pictórico muy personal y característico. Mar pinta a través del cromatismo, pero también de la materia, del cosido y del ensamblaje de objetos cotidianos, para establecer una cartografía emocional entre las paredes de una casa.

Refugio a partir de tendal_Mar Ramón | Mujeres Mirando Mujeres | Paula Cabaleiro

Refugio a partir de tendal (2016). Ensamblaje y escultura cerámica, 125x130x60 cm

Telas, piezas cerámicas, botes, vendas, cazuelas, tampones, tendales, pinzas de la ropa. Afincada en Galicia desde muy pequeña, esta artista se relaciona con la cotidianeidad de una forma tan natural y contemporánea como la que la lleva a dialogar con la cerámica, una técnica que cuenta con un fuerte arraigo tradicional en el territorio gallego. Todas las cosas que se encuentran en su entorno más inmediato pueden ser material de trabajo para la artista. Y la cerámica se vuelve maleable, frágil y fuerte a un mismo tiempo, materia mutante entre lo objetual y lo corpóreo. Las cosas-casas se inmiscuyen en la fragmentación del cuerpo generando tótems, seres orgánicos y estructuras imposibles en las que los objetos pierden su funcionalidad para construir nuevas poéticas.
Mar Ramón rescata la belleza entre lo común, lo cotidiano, lo que pasa desapercibido, lo invisible. Cuenta como componentes constructivos y escultóricos con aquellos elementos, materiales y objetos que la rodean, en un ejercicio creativo de “autoestimulación perceptiva”, como lo llamaba Bartolomé Ferrando. Y reinventa esa funcionalidad de la cerámica aplicada a los ámbitos domésticos, histórica y tradicionalmente atribuida, deconstruyendo significados para generar otros nuevos. En una de mis obras favoritas, “46 registros de espacios inertes”, la artista explora cada centímetro de cotidianidad para tomar “apuntes” escultóricos de cada esquina de su casa materna, generando una curiosa analogía en una instalación que traduce el espacio doméstico en una suerte de catálogo, de archivo, de colección de fragmentos de piel y carne. Asimismo, la idea de “distensión” y de “entretenimiento”, de “pasar el tiempo”, se contrapone en muchas de sus obras a la idea de trabajo metódico, donde se requiere de una dedicación ordenada y cuidadosa. Es probablemente una de las características de Mar Ramón que más me interesan: su trabajo siempre se sitúa en los límites, en las tensiones entre opuestos, en la ruptura de los cánones establecidos.

31h 40 min. (serie Homeworks)_Mar Ramón | Mujeres Mirando Mujeres | Paula Cabaleiro

31h 40 min. (serie Homeworks) (2020). Ensamblaje, escultura cerámica y bote de vidrio. 95x27x20 cm

En proyectos como “Homeworks”, las obras adquieren una suerte de monumentalidad, en un diálogo íntimo entre el concepto tiempo (ese tiempo lento, reflexionado, madurado asociado a los procesos artesanales) y los objetos más inmediatos en una casa (frascos y tarros de cristal), que la artista relaciona con la carnalidad a través del ensamblaje con cerámica. Su cerámica se desliza entre formas corpóreas, andróginas, sensuales, fragmentadas y objetos contenedores, que se relacionan entre sí generando simbiosis, tensiones y disyuntivas. En obras como “S/T. Disentir” o “S/T. Discordes”, asistimos al diálogo y al conflicto. El objeto se vuelve cuerpo.
El cuerpo se vuelve objeto. Ambos se vuelven tiempo y espacio. Y bajo una epidermis humana, asistimos a nuevas narrativas incómodas que hablan de nuestra relación con el mundo.

Refugio a partir de banco y colchón_S.T. Disentir_Mar Ramón | Mujeres Mirando Mujeres | Paula Cabaleiro

Refugio a partir de banco y colchón (2016). Ensamblaje y escultura cerámica, 65x172x42 cm y S.T. Disentir (2019). Escultura cerámica, tapa de latón y esparadrapo, 39x40x17 cm

Desde la idea de protección, tan asociada al concepto hogar, Mar Ramón construye “casas simbólicas”, refugios, para cuerpos mutilados a partir de objetos cotidianos. En obras como “Refugio a partir de banco”, “Refugio a partir de planchar” o “Refugio a partir de tendal”, la fragilidad de la cerámica nos remite a la vulnerabilidad del cuerpo, que custodiado en una especie de morada improvisada, transitoria, parece protegerse de miradas inquisidoras, desde la soledad y el aislamiento.
Construcción, deconstrucción, reconstrucción. Disformismos. A Mar Ramón le interesa lo imperfecto, lo errático, lo manufacturado, desarrollado en un tiempo lento y pensado, en contraposición a las tendencias contemporáneas de lo industrial, lo automatizado, lo rápido y lo aséptico. Y juega con su entorno para cuestionarse el mundo en el que vivimos, desde una ruptura con lo establecido, con lo correcto, con lo socialmente aceptado. Desde un cuerpo andrógino que no atiende a una categorización binaria del género, la artista transforma el desnudo en un escenario para el juego. Lo fragmenta y lo modela para generar elementos donde lo lúdico se abraza con el anhelo de libertad y trasgresión, de salirse de la norma. En un imaginario muy personal, los recuerdos de la infancia se disfrazan de juegos imposibles, donde la fragilidad, lo privado, lo vulnerable, lo inútil, lo sexual, lo íntimo se cruzan ante el público espectador, que sólo puede “jugar” en su mente. En la serie “Esa mujer” (realizada a partir de la investigación “Esa mujer, de Monica Lewinsky al porno de venganza”), la artista realiza 3 instalaciones en cerámica (“Desnuda 1”, “Desnuda 2”, “Desnuda 3”), que por su tono rosado aluden al cuerpo y a la piel, donde interpelan la carnalidad y la sexualidad en una serie de juegos aparentemente inocentes, desde la fragilidad de la cerámica, que impone la imposibilidad y el estatismo.

Desnuda 2_Mar Ramón | Mujeres Mirando Mujeres | Paula Cabaleiro

Desnuda 2 (2018). Instalación cerámica, medidas variables (1/2)

Su obra me lleva a referencias latentes de artistas de todo el mundo y de diferentes épocas. Al igual que sucede en muchas obras del dúo sueco de Peter Fischli y David Weiss, en su obra asistimos a un acercamiento a la belleza y a lo sublime desde los objetos de la cotidianeidad, desde lo banal o lo kitsch, desdibujando las fronteras y poniendo en valor el concepto tiempo. Mar Ramón utiliza literalmente lo doméstico como material y en ese aspecto son muchas las reminiscencias que podemos intuir, en su forma de recolectar objetos y elementos (como Rosemarie Trockel), de ensamblar y articular nuevos cuerpos (como Jessica Stockholder), de tejer y de construir de un modo artesanal (como Annete Messager), de relacionar el cuerpo social y la indumentaria (como Isa Genzken), así como en su intencionalidad subversiva de generar discursos rebeldes y reivindicativos, especialmente en su carácter feminista (como Joana Vasconcelos , Tracey Emin o Melanie Bonajo).

Probablemente la influencia más latente que podemos intuir en esta joven artista sea la de la gran Louise Bourgeois, la de sus mujeres-casa, en su forma de acercarse al espacio del hogar como cárcel socialmente impuesta, en su manera de generar metáforas entre el cuerpo femenino y los espacios domésticos, donde figuradamente nos protegemos, al mismo tiempo que el refugio se vuelve aislamiento y encerramiento, transformando los límites en muros infranqueables. También en su forma de tejer, unir, componer, Mar Ramón tampoco rehúye de la sutura y la herida, aunque con la idea de “trauma” menos expuesta, al menos en apariencia. En esta especie de encorsetamientos domésticos, también nos remite al proyecto colectivo reivindicativo “Womanhouse”, emprendido por las artistas Judy Chicago y Miriam Schapiro, donde la ama de casa se veía encarcelada en sus obligaciones socialmente impuestas.

Desnudo sobre cama_Desnudo abierto_Mar Ramón | Mujeres Mirando Mujeres | Paula Cabaleiro

Desnudo sobre cama (2015). Técnica mixta, ensamblage. Medidas: 39x50x37 y Desnudo abierto (2015). Escultura cerámica y textil, 39x26x25 cm

También en su manera de relacionarse con el cuerpo, la sexualidad, la norma y lo dismórfico, la influencia de Sarah Lucas respira subyacente. En ambas artistas podemos ver el gusto por las esculturas incómodas, que cuestionan al espectador desde un antropomorfismo mutante difícil de categorizar (véanse obras como “Desnudo en cama” o “Desnudo abierto”)

Asimismo, Mar Ramón se inspira en numerosas obras de cine, literatura y pensamiento, con múltiples referencias a Virginia Wölf, Georges Perec o Gaston Bachelard, entre otras y otros autores, característico de su personalidad curiosa y su espíritu investigador.

Sin duda, esta artista valenciana, residente en Galicia desde niña, es una de las artistas emergentes más destacadas en la escena contemporánea actual, suponiendo una mirada renovada sobre materiales que cuentan con una fuerte tradición histórica en el territorio gallego como la cerámica, aplicando las técnicas artesanales y tradicionalmente femeninas desde un carácter subversivo e incómodo, provocando al público cuestiones y preguntas ambiguas, casi siempre de difícil respuesta.

Mar Ramón es reinventar lo cotidiano desde la acción artística, es reconstruir discursos rompiendo categorías, límites y condicionamientos sociales, es recolectar acontecimientos desde la curiosidad de una niña, haciendo inventario de todo aquello que nos rodea:

“De lo que se trata es de interrogar al ladrillo, al cemento, al vidrio, a nuestros modales en la mesa, a nuestros utensilios, a nuestras agendas, a nuestros ritmos… Describan una calle, describa otra. Comparen. Hagan el inventario de sus bolsillos”. G. Perec

Paula Cabaleiro. Bio MMM.
Mar Ramón. Web. Bio MMM.
Imagen destacada: Esquinas. 46 registros de espacios inertes (2020). Escutura, cerámica. 64 piezas de 10x10x10 cm.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    HILAKU- MERCY ROJAS e INDIRA VEGA - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES
    Hilaku. Encuentro Arte Textil Mottainai. Zgza. Un proyecto de M. Rojas e I. Vega
    MARIA ALCAIDE - ARIANNA ESPÓSITO - VIII Mujeres Mirando Mujeres Instalación, Bureau désespoir, Dilalica (2017)
    El trasfondo sociopolítico en la práctica artística de María Alcaide
    Autorretrato_Mari Chordà | Mujeres Mirando Mujeres | Elina Norandi
    Mari Chordà: La capacidad de ser dos
    MARI ITO - CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES
    Mari Ito: «El tema principal de mi obra es el origen del deseo».

    2 Responses

    1. Rosa María

      He disfrutado mucho, de la poética descripción de la obra de Mar Ramón Soriano. I me siento muy orgullosa del éxito de Mar, creo no nos hemos visto desde que era adolescente. La felicito por el éxito, alcanzado ya en su juventud. Soy amiga de su madre y amiga íntima de la hermana de su madre.
      Mi enhorabuena a las dos.

      1. mila

        Muchas gracias por tus palabras, es realmente una artista magnífica. Delicadeza y fuerza en cada pieza.
        Esperamos que disfrutes de esta edición. Saludos.

    ESCRIBE UN COMENTARIO