miércoles, mayo 25, 2022

Laurie Ann Pearsall explora la materia prima de las historias de las mujeres

MARISA ALDEGUER mirando a LAURIE ANN PEARSALL

Es para mi un placer poder presentar a Laurie Ann Pearsall (Massachussets, 1970), artista que conocí hace ya varios años al colaborar en la colectiva “Un libro, dos vidas” en mi galería.

Laurie Pearsall participó con una pieza de gran formato muy inquietante. A primera vista me pareció una especie de mariposa gigante (mi primera impresión), pero al acercarme, vi que estaba formada por tres grandes capas, imponente. Estaba cargada de objetos como flechas y un gran corazón que lo hacía, si cabe, mas indescifrable. Me reveló a una artista cargada de emociones que necesitaba sacar a la luz.

Efectivamente, a medida en que avanzaba nuestra conversación, delató la necesidad de sacudir muchos demonios. El título de esta obra, “Tres en uno”, formado por tres capas, donde “La viuda” estaba ahí protegiendo a “La virgen” y a “La cortesana”, las otras dos capas; tenía ya por sí mismo una gran carga dramática y acompañada de su aspecto tan monumental, se hizo protagonista del espacio.

Pero, ¿qué significado tenía esta obra-instalación? Pues el cúmulo de múltiples agresiones y vergüenzas que ella misma teje y escribe, que junta con puntadas seguras sobre las tres capas, donde el trauma de la vida de sus antepasados es narrado en forma de diarios que desde su niñez va recopilando y guardando. Es una carga que lleva a sus espaldas, buscando exorcizar su hambre de venganza, de no olvidar ni perdonar.

Esta fue una de las obras dominantes en la exposición y me dio a conocer el origen de su inspiración y su trabajo. Recurre a la creación artística para canalizar y ordenar sus sentimientos. Limpia y repara su dolor a través de la escritura que en forma de diario, acumula sus recuerdos y se sirve del arte como herramienta y medicina.

Estos escritos sobre sus vivencias más íntimas e imposibles de explicar forman parte de su elenco. En escritura casi automática, inicia un ritual que la libera poco a poco de un infierno oscuro y profundo, muy profundo del cual muy poco a poco se agarra hacia la luz.

Se inició en la escritura a muy temprana edad, escribe como quien vomita todo lo que no puede contar y hablar con nadie. Sus vergüenzas reveladas en textos secretos, quedan cerrados, a oscuras entre las páginas de sus cuadernos.

Este fue pues el inicio de mi relación con esta artista formada en Estados Unidos, concretamente en el Cooper Union para el Progreso de las Ciencias y el Arte en Nueva York. En 1992 se graduó en Bellas Artes (BFA) y en 1995 finalizó un doble máster en Pintura y Educación plástica (MSAE II) en la Escuela de Arte de Massachusets (Boston, EEUU). Actualmente vive y trabaja en Mallorca.

Para entender la obra de L. Pearsall, es necesario hablar de su evolución artística que formada en pintura, llega hasta la creación experimental, escenográfica y escultórica, donde la instalación es el lugar más específico y claro para expresar todo el bagaje que lleva en su memoria. La pintura era un medio en el cual no podía desarrollar todo su discurso con la carga emocional necesaria para expresarse y ello lo consigue con la instalación.

La escritura en forma de diario donde plasmaba metódicamente sueños y vivencias, es otra de las herramientas a las que recurrirá, como vemos a lo largo de su obra y son parte muy importante de su estética creadora. Sus inicios al llegar a Mallorca se desarrollan en distintos proyectos que ya tienen un cariz social pero que todavía no aborda temas tan crudos y dramáticos como los que llevaba en su interior. Todo fue saliendo como cuando uno deshace un ovillo, tirando del hilo y al mismo tiempo tejiendo historias.

A partir del año 2000, recurre a temas como la infertilidad y el aborto espontáneo, el divorcio y sus múltiples desplazamientos serán temas a los que acude en sus futuras obras.

Unos de sus primeros proyectos tiene que ver ya con una experiencia vital propia, “No les robes su camino” (2006); se refiere a la idea de mudanza y desplazamiento, habla de añoranza, abandono de sus raíces y remover su pasado.

No les Robes de su Camino_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

No les robes de su camino

En él todavía se apoya en la pintura pero trabajado con técnicas mixtas, en el cual ya incluye el collage y los textos.

Ese caminar sobre las cenizas de los demás, es en cierto modo un inicio para que pueda llegar a pisar libremente las suyas propias y es lo que la artista hace en la serie “Arqueología urbana”, donde ella toma vivencias ajenas para contar historias que en cierto modo son comunes a todos. Laurie reunió restos de casas en ruinas de Mallorca en obras de técnica mixta para hablar de la pérdida y el duelo, utilizando el texto de relatos de entrevistas que va recopilando. Laurie dedicó casi 10 años a esta serie sobre la mudanza, en concreto sobre lo que se gana y lo que se pierde cuando dejamos un hogar. Lleva dos divorcios a sus espaldas y se enfrenta a la reconstrucción de su vida como madre en un país ajeno. El desmantelamiento de la casa que había esperado construir para ella y su hija también fue casi su ruina.

Expo arqueolgía urbana_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

Exposición Arqueología Urbana

Volver a casa_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

Volver a casa

Inicia así nuevos temas donde el abuso en formato pintura, va cobrando protagonismo; en la “Pared de Retratos” expone ya las crueldades humanas que yacen en el silencio de muchas casas, en el silencio de muchas mentes. Es aquí donde Laurie A. Pearsall desata y libera su pasado e inicia un camino de sanación a partir de sus, recuerdos y acontecimientos. Diarios que lava, destruye, arranca y cose dependiendo de la obra. El diario es ya casi su pincel.

Expo pared de retratos_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

Exposición Pared de retratos

En 2017 comienza, impulsada por la enfermedad física y el dolor a realizar sus primeras obras escultóricas, reinterpretando y reciclando muchas veces obras anteriores y sirviéndose como siempre de sus escritos íntimos que convierte en tiras que forman parte del vestuario casi escenográfico de su obra. Es un continuo hacer, romper, renacer; es un círculo en el que fluyen o confluyen materia e imágenes que forman parte de su ritual sanatorio.

Autoephemera, en 2018, resume esa búsqueda constante de significados a todos los acontecimientos que han marcado su pasado, en él se autoanaliza y reflexiona en busca de resultados para afrontar su futuro y el de los demás.

Se trata de un proyecto integral que desemboca en su nuevo trabajo que ahora es motivo de presentación a MMM y también en su exposición física que se celebra casi simultáneamente en el espacio MA de Palma de Mallorca.

El proyecto “Materia Prima” que explora las historias públicas y privadas de las mujeres y la autorreflexión, la autorrealización y la autocensura que surgen en su proceso. Sus propias historias de descubrimiento, pérdida, maternidad y trauma intergeneracional se manifiestan a través de la destrucción de materiales y textos reciclados para darles un nuevo uso en nuevas obras. Este ritual de destrucción recodifica las percepciones pasadas en nuevas formas que contienen y liberan la memoria a la vez.

Son obras que forman parte del vestuario de los personajes del elenco de “Materia Prima”. Algunas de ellas son muy impactantes, otras inquietantes y difíciles de encuadrar en un marco específico sin la explicación de todo el proceso, tanto artístico como psicológico y liberador de traumas. Podríamos decir que se trata de una catarsis. A través de estas obras, la artista va recobrando su integridad como persona, se va reconociendo y autoexculpando de los pesos acumulados en su pasado.

Materia prima” consta de varias fases de su vida que están muy bien definidos en los espacios de la galería. Las instalaciones toman formas muy teatrales, como capotes, armaduras, tocados y otras prendas. Éstos encarnan una gama de alter-egos femeninos. Laurie transmuta experiencias de duelo por la pérdida de la inocencia, el cultivo secreto de la vergüenza y la culpa, súplicas de justicia pública y privada, y de poner a prueba los parámetros del perdón.

La suerte de capote_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

La suerte de capote

Los implementos nupciales_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

Los implementos nupciales

A la nostalgia y la esperanza adolescentes (en Teen Effigy 1988), les siguen “Los Jueces”, “la Polilla Mensajera” y por último, las tres generaciones. “La Menarca”, (la adolescente), “la Edad Media”, (la mujer menopaúsica) y “la Matriarca”, (la anciana hiperfemenina), flotan juntas como reliquias de un clan guerrero imaginario de una batalla atemporal.

Teen effigy_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

Teen Effigy 1988

La polilla mensajera_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

La polilla mensajera

Junto a la tríada cuelga el escudo del Hombre Carapacho, un caparazón de tortuga que representa la identidad del hombre no violento, pero que todavía no interviene en la batalla.

Hombre carapacho_LAURIE PEARSALL | Mujeres Mirando Mujeres | Marisa Aldeguer

Hombre Carapacho

Unos elementos de las capas Tres en Uno que Laurie hizo en respuesta al desafío Un Libro Dos Vidas de 2018, han sido reutilizados en los tres personajes que son un retrato de la artista, reencarnándose en pasado, presente y futuro.

Marisa Aldeguer. Web. Bio MMM.
Laurie Ann Pearsall. Web. Bio MMM.

Otras publicaciones de Marisa Aldeguer en MMM: Carmen Pastrana

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    MARIA ALCAIDE - ARIANNA ESPÓSITO - VIII Mujeres Mirando Mujeres Instalación, Bureau désespoir, Dilalica (2017)
    El trasfondo sociopolítico en la práctica artística de María Alcaide
    Yadira de Armas - María Dolores Gallego | MUJERES MIRANDO MUJERES
    María Dolores Gallego: “Mis obras reflejan claramente aspectos de mi personalidad, mis intereses y de mi forma de ver y entender el mundo”.
    Autorretrato_Mari Chordà | Mujeres Mirando Mujeres | Elina Norandi
    Mari Chordà: La capacidad de ser dos
    MARI ITO - CLAUDIA I. MONTES CURTO - VIII MUJERES MIRANDO MUJERES
    Mari Ito: «El tema principal de mi obra es el origen del deseo».

    ESCRIBE UN COMENTARIO