martes, mayo 24, 2022

LAIA NOAL. «Dolores»

Dolores.

28 x 50 xm.

Fotografía digital.

2020

 

Dolores es un homenaje a mi abuela paterna. Mi abuela como paisaje, como el mar de Portbou, su pueblo natal.

Mi trabajo se centra en el paisaje y por ello presento una fotografía en la que quiero representar a mi abuela a través de su mar, el mar de Portbou.

Sin embargo, no me interesaba hacer ninguna referencia geográfica concreta al pueblo de Portbou, sino centrarme puramente en el elemento en sí, en su movimiento, su textura y los cambios de la luz.

De ahí también que lo presente en blanco y negro, buscando a la vez hacer referencia a las fotografías en blanco y negro que narran gran parte de la vida de mi abuela y que todavía conserva.

El mar es un elemento constante, adaptable, fuerte, tenaz, cualidades que mi abuela ha desarrollado para hacer frente a las vicisitudes que le ha presentado la vida.

Así, el título de la obra juegue con un doble sentido. Por un lado es el nombre de mi abuela, por otro tiene todas las connotaciones asociadas al dolor, a los dolores que le ha tocado vivir y que también busco reflejar a través del agua del mar, por tener la misma composición que las lágrimas.

En la composición fotográfica, me interesa también dar protagonismo al horizonte y su luz, como símbolo de esperanza, la esperanza con la que ella ha vivido siempre y que hoy en día todavía la acompaña.

Laia Noal

Laia Noal fue presentada en la VI edición por Anna Roig

LEER

 

Barcelona, 1985. Es Licenciada en Humanidades, especializada en Historia del Arte (2008), y Graduada en Bellas Artes (2019).

En 2017 recibió una beca para estudiar en la Univer- sidad Cooper Union de Nueva York, dónde participó
en dos exposiciones colectivas. En 2018 participó en las exposiciones colectivas del Premio de Pintura
del Ayuntamiento de Canyelles y el Premio de Escultura de la Fundación Vila Casas. Actualmente es
artista residente en Assaig 7, en el Edificio Freixas (Hospitalet del Llobregat).

Su práctica artística gira en torno al paisaje y el territorio. A través de sus obras Noal explora la influencia que los territorios que habitamos tienen en nosotros e investiga sobre la construcción que hacemos del paisaje y el diálogo que establecemos con el entorno.

De qué manera lo intervenimos e incidimos en él constantemente, generando así unas tensiones entre aquello que consideramos natural y aquello que catalogamos como artificial.

Estas tensiones también le interesan en relación a la manera en que condicionan cómo nuestros cuerpos se relacionan con otros cuerpos y con el espacio, un interés que nace de su formación en danza contemporánea y teatro.

En especial Portbou es un lugar que tiene un fuerte impacto en su obra debido al vínculo emocional de la artista con el mar y las montañas del pueblo de su padre. La fragilidad, la vulnerabilidad, la resistencia, la adaptabilidad, el equilibrio, lo inefable, las divisiones, las grietas, los ele- mentos binarios y complementarios son constantes en su obra.

Trabajando de manera multidisciplinar, a través de diferentes lenguajes plásticos entre los que se encuentran la escultura, la pintura, las instalaciones, el arte sonoro, el dibujo y la fotografía Noal va dibujando y entretejiendo obras que reflexionan en torno a estas ideas.

 

Laia Noal, en primera persona.

Os dejamos un pequeño extracto de la entrevista que Laia Noal concedió a la gestora cultural y fundadora de GodArt Lab, Anna Roig para su presentación en la VI edición online de Mujeres Mirando Mujeres.

…todo lo que creo nace de mis experiencias, lo que he vivido, la manera en que percibo y siento, pero siempre abordo mis obras desde lo universal.

Me interesa que cualquier persona puede interpretar mis obras de manera libre y se pueda sentir identificada con ellas sin tener que reflejar algo concreto y reconocible de mi vida o de la realidad. Y me doy cuenta que es algo que como espectadora siempre busco y me fascina, esa capacidad de poder conectar con la obra de otra persona a un nivel esencial y puro.

...creo que es fundamental la labor de recuperación que se ha hecho y se está haciendo para ponerlas en el lugar que les corresponde dentro de la historia del arte. Hoy podemos ejercer de artistas, comisarias, galeristas… pero igual que en todos los ámbitos, tenemos que seguir trabajando para que llegue un día en el que esta pregunta no sea necesaria.

…ha habido momentos de mi carrera en los que me he encontrado con hombres mayores que yo que me han tratado de manera condescenciente y sin dar valor a mi trabajo o mis ideas por el hecho de ser mujer. Pero también es justo reconocer que ha habido muchos hombres que han valorado y apoyado mi trabajo con independencia de mi género.