miércoles, mayo 25, 2022

IRIS G-MERÁS. «Casa Sabina»

Casa Sabina

Montaje audiovisual con Fotografías.

Proyección Audiovisual.

2020.

 

Mi abuela pudo ir a la escuela gracias a que su madre limpiaba la casa de la maestra. Allí aprendió a leer y a coser. Cuando se casó con mi abuelo se trasladó a la casa de la familia de su marido. En Casa Sabina, una organización familiar de más de veinte personas, le tocó ocuparse del trabajo duro: el campo, los animales, la limpieza, mientras sus cuñadas cosían en la planta alta y trabajaban de maestras.

En su lecho de muerte, mi abuela Obdulia me confesó que en aquel lugar no la querían. Sin embargo ella fue la última habitante de Casa Sabina. Ella fue quien cuidó y acompañó hasta la muerte a cada una de las personas que vivieron y murieron en aquella casa. Y orgullosa me dijo “al final todos supieron ver lo importante y valorarme”

Iris G-Merás

Iris G-Merás fue presentada en la IV edición por Araceli Corbo.

LEER

 

Oviedo, 1979, es licenciada en Psicología con un máster en marketing y comunicación (UAM) y otro en psico-oncología (UCM).

Se inicia en la fotografía en la infancia a través de los álbumes familiares. A los 8 años recibe su primera cámara fotográfica y pronto descubre la magia del laboratorio donde pasará largas jornadas en su adolescencia. Será su padre, periodista, quien publique sus primeros encargos fotográficos. En su juventud se sumerge en el mundo de la música en vivo.

Algo que dará como resultado la exposición ‘Corazón de rock’n’roll’ y una estrecha colaboración con las revistas Mondo Sonoro y G’77.

En 2008 le premian en los seminarios de La Fundación Santa María de Albarracín que dirige Gervasio Sánchez con una beca por la serie “Casa Sabina” sobre las tareas de cuidado de las mujeres en la tercera edad. En 2009 presentará el cuento “Papi” en el que aborda el rol masculino en las labores de crianza. En 2015 obtiene la beca profesional de estos encuentros en su XV edición por la serie “Puerperio” donde de manera poética se autorretrata en los primeros años de la maternidad.

Ese mismo año es seleccionada para el taller “construyendo nuestra realidad” del Ministerio de Cultura y organizado por Juan Manuel Castro Prieto y Chema Conesa que culminaría con una exposición en La Tabacalera de Madrid. En 2016 también es seleccionada para Descubrimientos PhotoEspaña y le es otorgada la  beca “Nuevos Talentos” de los Encuentros Fotográficos de Gijón que culminaría con una exposición individual en el Museo Barjola. En 2017 Editions Enigmatiques de París presentó el libro “Puerperio” en Les Rencontres de la photographie de Arlés.

Actualmente investiga la utilización de la fotografía en el tratamiento de la depresión. Estudia el impacto de las imágenes en la memoria autobiográfica. Sobre esta materia, Iris alimenta el blog www.psicofoto.worpress.com

En sus imágenes hay amor, dolor, una especial atención a los valores humanos considerados “tradicionalmente femeninos” así como a la incorporación de la fotografía dentro de la fotografía.

Web

 

Iris G-Merás, en tercera persona.

Os dejamos un pequeño extracto del texto de nuestra admirada y añorada Araceli Corbo (1973-2019). La gestora cultural y bibliotecaria, responsable de Biblioteca Centro de Documentación del MUSAC presentó a Iris G-Merás en la IV edición online Mujeres Mirando Mujeres con su serie «Puerperio.»

Todas las mujeres que han parido, han pasado por ello, ese tiempo limitado que puede parecer eterno y que lleva un nombre de difícil pronunciación, e incluso, es un desconocido vocablo: el puerperio.

Este concepto se refiere a un estado “normal” por el que atraviesan las mujeres tras el parto y permanece hasta que éstas vuelven a su condición ordinaria anterior a la gestación, cuando la elasticidad da margen. Esta circunstancia la conoce bien la artista Iris G. Merás y la recoge en un proyecto que lleva este mismo nombre: “Puerperio”.

Sus enigmáticas pero sinceras fotografías recogen, desde una sombra de la curva del embarazo cuando la metamorfosis está llegando a su fin y la apariencia de los pies son la acumulación líquida.

Hasta una imagen cercana a una flor diente de león (o barriga frontal), donde cada sección simétrica y perfecta se desprende del eje, cuando la madurez de los adyacentes han llegado a la desvinculación aparente en la culminación de un periodo..