lunes, julio 13, 2020
    Francesca Martí, Believers - New York I (2018). Fotografías sobre Dibond, esculturas de resina y pintura de coches en cajas de Perspex | photographs mounted on Dibond, resin sculptures, automotive paint in Perspex boxes, 150x150x10 cms. Cortesía | courtesy Gerhardt Braun Gallery (Palma de Mallorca, España | Spain)

    Francesca Martí. «Siempre me guía un sentimiento íntimo de libertad»

    TERESA MIQUEL mirando a FRANCESCA MARTÍ

    Francesca Martí (Soller. Mallorca) es una de las artistas con más relevancia de las Islas Baleares, casi más conocida a nivel internacional que en su propia tierra. Su espectacular ritmo de trabajo, la enorme calidad en sus obras y su impecable trayectoria la han convertido en una artista imprescindible en el panorama internacional.

    En primer lugar, agradecerle que quiera colaborar con Mujeres Mirando Mujeres y que tome un poco de su tiempo en contestar a esta entrevista. Un tiempo muy ocupado que sabemos que discurre entre el trabajo en su estudio de Mallorca y entre aviones y aeropuertos pues viaja muy a menudo por motivos de trabajo.

    Pero antes de todo ese ir y venir por aeropuertos, antes de las grandes exposiciones por todo el mundo. ¿Cómo le llegó la “llamada” del arte y porqué decidió dedicarse a ello?

    Muchas gracias por invitarme a la VI edición de MMM. De niña, pasaba mucho tiempo sola, dibujaba continuamente todo lo que veía a mi alrededor, mi vida era mi entorno, en el que la naturaleza jugaba un papel principal, como sigue jugándolo. Esto me llevó a querer aprender las técnicas, que empecé aplicando al retrato. Luego, mi proceso de maduración me llevó a intentar olvidarme de ellas para emprender mi propio camino en todos los sentidos, en el que la observación interior y exterior es esencial.

    Francesca Martí, Ma’at (2017). Escultura a escala real en aluminio fundido bruto y pulido, tablet con fotos de Fligh. exhibition Gerhardt Braun Gallery (Palma de Mallorca, España | Spain). | Francesca Martí,  Tears - Full Moon I (2009) Fotografía y pintura sobre tela 200x150 cm.

    Francesca Martí, Ma’at (2017). Escultura a escala real en aluminio fundido bruto y pulido, tablet con fotos de Fligh. exhibition Gerhardt Braun Gallery (Palma de Mallorca, España | Spain). | Francesca Martí,  Tears – Full Moon I (2009) Fotografía y pintura sobre tela 200×150 cm.

    Empieza exponiendo en Palma pero rápidamente lo hace en Madrid, Barcelona, Tel Aviv o Jordania, por poner algunos ejemplos. ¿Influye en su obra esta rápida trayectoria?

    Mi trayectoria ha sido mi vida misma. Cada idea, exposición o vivencia ha influido en las diversas evoluciones de mi obra. Estamos viviendo cambios muy importantes y rápidos en nuestra sociedad como conjunto y, por tanto, en nuestras experiencias individuales, nuestros tiempos físicos y mentales se aceleran…

    Gerard Meulensteen, director y fundador del Danubiana Meulensteen Art Museum (Bratislava) ha dicho que su investigación creativa es una de las más innovadoras del arte contemporáneo europeo.
    ¿Cómo es el proceso para llegar a materializar una de sus obras?

    Cada obra es un caso particular, pero supongo que todas participan de algunos rasgos comunes de mi autoría. Todo suele surgir del acto de autoanalizar una emoción muy personal, a lo que sigue la interacción de una compleja serie de factores: reflexión, pasión, dudas, experimentación técnica, introspección…; y, finalmente, nuevas dudas y experimentaciones sobre la mejor manera posible de plasmar materialmente el concepto resultante, la forma final: el medio, el soporte, el color, la escala…, la obra que presento al espectador…

    Y todo para que él comience su propio proceso al contemplarla: reflexión, pasión, dudas… En cada proceso creativo necesito tener un equilibrio entre emoción y razón. O sea, lo que dice la famosa película: Sense and Sensibility.

    Francesca Martí, Cocoon - Ray Scott (2008). Fotografía | photograph, 100x100 cm. | Francesca Martí, Cocoon – Seoul (2014). Performance, fotografía | photograph, 100x100 cm, Pyo Gallery (Seúl | Seoul).

    Francesca Martí, Cocoon – Ray Scott (2008). Fotografía. 100×100 cm. | Francesca Martí, Cocoon – Seoul (2014). Performance, fotografía, 100×100 cm, Pyo Gallery (Seúl | Seoul).

    Desde los años 90 hasta ahora ha expuesto, en muchos países como por ejemplo en Suecia, Holanda, Egipto, China, Australia, Alemania, Corea, Estados Unidos, Italia, Dubai. ¿Cómo percibe la acogida como artista mujer en tan diferentes países?

    De cada lugar y de su cultura propia aprendo mucho y mi percepción como mujer artista ha sido siempre positiva. Aunque la verdad es que tampoco he dejado que ni mi condición de mujer ni las supuestas diferencias entre mujer-artista y hombre-artista afecten al proceso creativo de mi obra.

    Usted es una artista de amplio espectro y de variada técnica. Pintura, escultura, vídeo, performance… ¿Qué determina esa técnica en su obra? ¿Qué le lleva a escoger una u otra?

    Siempre me guía un sentimiento íntimo de libertad. Es un sentimiento natural y expontáneo. Y si no lo fuera, estoy segura de que lucharía por forzarlo. Creo que lo que determina mi elección del medio es buscar la mayor fuerza comunicativa posible para mi concepto. También creo que me dejo guiar por una curiosa y fiable mezcla de raciocinio y de intuición, ¡tal vez la famosa intuición femenina!

    Una de sus obras más especiales son los llamados “Believers”. ¿Puede explicarnos cómo nacieron y cuál ha sido su repercusión?

    Empecé a moldear los Dreamers y los Believers en momentos de aislamiento y soledad. Los Dreamers estaban sentados alrededor de mí en mi estudio, compartiendo el tiempo y el espacio conmigo, como personajes silenciosos e inmersos en sus sueños, de ahí que les pusiera el nombre de Dreamers.

    Cada uno lleva el nombre de una de las estrellas más brillantes de nuestra Vía Láctea. Eran algo tan íntimo para mí que nunca pensé que saldrían fuera del estudio. Su repercusión en el público de la escena internacional del arte llega a sorprenderme, pero supongo que son tan bien acogidos porque le transmite el mismo equilibrio y la misma conmoción que siento yo al concebirlos y crearlos.

     Francesca Martí, Believers - Puerta del Sol, Madrid (2019). Fotografías sobre Dibond, esculturas de resina y pintura de coches en cajas de Perspex | colour photographs mounted on Dibond, resin sculptures and automotive paint in Perspex boxes, 150x150x10 cms. Cortesía | courtesy Galerie DNA (Berlín).

    Francesca Martí, Believers – Puerta del Sol, Madrid (2019). Fotografías sobre Dibond, esculturas de resina y pintura de coches en cajas de Perspex  150x150x10 cms. Cortesía Galerie DNA (Berlín).

    Mis Believers representan nuestra sociedad, los canalizo según mi curiosidad y mi observación del mundo que me rodea y que deseo entender mejor. Hasta el momento, han sido migrantes en grandes ciudades, o en espacios neutros en los que dejan que la energía positiva les dé vida y movimiento…

    Ambos, Dreamers y Believers, son la parte más positiva de mi obra relacionada con mis proyectos sobre el caos y los cambios en nuestras mentes y en nuestra sociedad.

    Si variada es su técnica, más variados son los materiales con los que trabaja. Tiene un muy interesante proyecto realizado con antenas parabólicas, utilizadas en diferentes obras y con varios significados. ¿Qué puede contarnos sobre ello?

    Surgió en Ammán (Jordania) durante una magnifica e inolvidable puesta de sol. Estaba trabajando con una escultura para el jardín del Museo de Arte Comtemporáneo y vi sobre los tejados muchísimas parabólicas, todas en dirección al sol como un gran jardín de girasoles, imaginé una gran torre de transmisiones…

    Fui coleccionando parabólicas e incorporando en su interior videos de todo lo relacionado con nuestra humanidad y nuestro planeta, fotografías de ciudades al borde del caos y pobladas de Believers…

    Francesca Martí, Johannes with red fly (2005). Fotografía sobre Dibond | photo- graph on Dibond, 100x100 cm. | rancesca Martí, Before the day after (2013). Fotografía sobre Dibond | photograph on Dibond, 130x130 cms, Cortesía | courtesy Zhuzhong Art Museum (Pekín | Beijing).

    Francesca Martí, Johannes with red fly (2005). Fotografía sobre Dibond 100×100 cm. | Francesca Martí, Before the day after (2013). Fotografía sobre Dibond 130×130 cms, Cortesía Zhuzhong Art Museum (Pekín | Beijing).

    La figura de la mujer en el mundo también aparece en sus obras. Por su experiencia internacional, ¿cuál cree que puede ser la capacidad del arte para llegar a la igualdad real?

    ¿Cómo no va a aparecer? Es parte del mundo que veo, siento y represento. Aparecen mujeres en iguales condiciones en que aparecen hombres y animales. La capacidad y la oportunidad existen por igual. Y mi experiencia internacional es indiferente en esto.

    Sabemos que nunca para de trabajar. ¿Puede contarnos algún proyecto cercano?

    Turning Chaos, con soporte de parabólicas recicladas. En él hablo de grandes ciudades, tiempo y evolución, erosión y cambio, comunicación y tecnología, nuestro espíritu y la energía…

    Francesca Martí, Mannequin – Marrakech (2017). Antena parabólica reciclada, foto- grafía impresa sobre zinc, pintura de coches, esculturas de resina | recycled satellite dish, photograph printed on crushed zinc plate, automotive paint, resin sculptures, 200x200x20 cm. Colección privada | private collection. | Francesca Martí, Before the day after (2013). Fotografía sobre | photograph on Dibond, 130x130 cm. Cortesía | courtesy Zhuzhong Art Museum (Pekín | Beijing).

    Francesca Martí, Mannequin – Marrakech (2017). Antena parabólica reciclada, fotografía impresa sobre zinc, pintura de coches, esculturas de resina  200x200x20 cm. Colección privada  | Francesca Martí, Before the day after (2013). Fotografía sobre Dibond, 130×130 cm. Cortesía Zhuzhong Art Museum (Pekín | Beijing).

    Como última pregunta, una reflexión de Nietzsche nos dice “Contamos con el arte para que la verdad no nos destruya». ¿Ve a su obra identificada con esta afirmación?

    No.

    Una vez más, quiero agradecerle su inmediata y cariñosa disposición a participar en Mujeres Mirando Mujeres. Como llevo comprobando desde hace años, en una gran artista siempre hay una gran mujer.

    Creo firmemente que cualquier persona hombre o mujer que sea “grande” en lo que hace porque lo hace bien y con entrega, sea el arte, la agricultura, y mucho mas…es una “gran persona” Muchas Gracias.

    © Francesca Marti. Web
    Teresa Miquel. Bio
    Otros trabajos de Teresa Miquel en Mujeres Mirando Mujeres

    Imagen destacada: Francesca Martí, Believers – New York I (2018). Fotografías sobre Dibond, esculturas de resina y pintura de coches en cajas de Perspex 150x150x10 cms. Cortesía Gerhardt Braun Gallery (Palma de Mallorca, España | Spain)

    Entradas relacionadas

    Las Resilientes: Memorias imborrables. Exposición online MMM
    Primera exposición online de Mujeres Mirando Mujeres
    “Pantone” objeto-contenedor CHUS GARCÍA-FRAILE
    Chus García-Fraile: Realidad, ficción, espectáculo y consumo.
    YUMNA AL-ARASHI Shedding Skin, video. 2018
    Yumna Al-Arashi. El poder del cuerpo femenino
    «Nuestras Hermanas». 2019 24 x 24 pulgadas. Óleo, Iris Pérez Romero
    ¿CÓMO SON «NUESTRAS HERMANAS»… las creadas/revividas, metafóricamente, por Iris Pérez Romero desde el lirismo visual y, múltiples asombros?

    Dejar una respuesta