jueves, octubre 28, 2021

    Bulgarcita Pingos. La nueva vida de las telas que cuentan

    OLIVA CACHAFEIRO mirando a BULGARCITA PINGOS

    Las Delicias. Uno de los barrios obreros que se crearon en Valladolid en los años 60 para acoger la avalancha de hombres y mujeres que abandonaban el campo para buscarse una nueva vida en la ciudad. Un barrio obrero, periférico, orgulloso, reivindicativo y separado del resto de la ciudad, del “centro”, por las vías del tren. En este lugar se localiza un taller pequeño, que puede pasar desapercibido incluso, pero que está lleno de creatividad, compromiso e ilusión. Y que desde lo “humilde” alza una voz que resuena por toda la ciudad. No solo en las grandes urbes se llevan a cabo trabajos comprometidos, hay que reivindicar una y mil veces que en muchas ciudades y pueblos se está trabajando mucho y bien. Pero los media ¡ay, los media!

    Desde ese local y gracias a las hábiles manos de África Bayón, muchas telas y prendas rescatadas de mercadillos o tiendas de viejo, reciben una nueva vida. Pasan de ser un simple “resto” a reflejar situaciones o emociones de la vida diaria, embelleciendo sus defectos y convirtiéndose en un modo de expresión poética. La profesionalización de esta pasión da lugar al nacimiento de Bulgarcita Pingos. A partir de entonces más coser, contar “y que me cuenten”. En sus manos, las prendas renacen y se transforman en algo especial, cada una con su propia historia.

    Bulgarcita comienza la entrevista aclarándome que, lo que le interesaba realmente desde el principio era la costura “no la confección, la moda”. Buscaba sobre todo “una forma de expresión, poder personalizar la ropa y darle otra forma. Que las prendas llevaran algo que las distinguiera del resto por decirlo de alguna manera. El deseo de rebuscar telas de segunda mano fue creciendo con el tiempo y, con muchos pasos de por medido y muchos años, surgió la necesidad de añadir el dibujo, que después fue evolucionando hacia lo más conceptual: poesía visual sobre camisetas u otras prendas al principio, sobre tabla después”.

    Epifanía_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    Epifanía

    Y todo este proceso se ha dado en ti de forma autodidacta.

    Efectivamente, no tengo formación artística. Pero todo lo que nos rodea ha sido mi referente e inspiración. Tal vez no conozcas los nombres de las artistas que estás contemplando, ni el del bosque que te emociona, sin embargo, todo deja poso. No tengo recuerdo de referentes a la hora de incorporar el collage, aunque la mezcla de texturas siempre me ha fascinado.
    Pero si puedo decir que hay un antes y un después tras ver, a principios de los 2000, la exposición en la galería Rafael (todo un clásico en Valladolid), de Mª José Pérez Ceinos y de Paz Pastor, dos artistas locales, ahora amigas. Se trataba de dibujos amorosos y delicados que me impulsaron a tratar de hacer los míos más precisos, más directos y más humanizados.
    También un viaje a París con Esther Laso, pintora y de nuevo amiga, me abrió el mundo de las galerías de arte. Digamos que tuve que ir a otro país para darme cuenta de que en mi ciudad también existían.
    En cualquier caso, la falta de formación académica no me ha impedido incorporar nuevas técnicas y hacer cosas que ni se me había ocurrido que pudiera, gracias a estas mujeres. Supongo que a partir de entonces perdí el miedo a hacer lo que me apetecía.
    Y ahora coso cuentos sobre camisetas u otros soportes, imágenes únicas que cuentan historias en prendas o en pequeños cuadritos.
    Mi proceso creativo parte de frases que escucho al azar en la calle, en la radio o en una canción. De ahí saco una idea que recojo en un papel (o incluso escribo un microcuento) y busco una imagen asociada a ella. Después le doy forma con telas que proceden de antiguas tapicerías, recortes de ropa vieja o prendas del mercadillo y puedo trabajar a mano o utilizar la máquina de coser.

    El fantasma_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    El fantasma

    9 de julio_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    9 de julio

    ¿Cómo se da el paso desde un taller de barrio, donde vendes tus creaciones, a mostrarlas en un espacio expositivo? ¿Fue algo casual o buscado?

    En realidad, el proceso fue a la inversa. Ya hacía exposiciones antes de dedicarme a esto profesionalmente. Desde que Casilda Archilla (otra referente) me propuso participar en el colectivo “Arañados Signos” (nacido en el mítico, y desaparecido, bar La Curva de Valladolid) activo durante 10 años (2007-2017) y creado en torno a la poesía y la imagen. Hacía alguna serie de camisetas y piezas para regalar. Al ver que gustaban decidí dar el paso de abrir el taller/tienda.
    Desde el principio las exposiciones han sido un escaparate, una manera de llegar a más gente, en un principio con idea de vender más, claro, con el tiempo me he dado cuenta de que llegar a más personas tiene la ventaja de encontrar sensibilidades afines.

    28 de marzo leona de bañera_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    28 de marzo, leona de bañera

    Siguiendo con el tema de los colectivos, es habitual que trabajes y expongas en colaboración con otras creadoras.

    He hecho muchas cosas sin pensármelo demasiado y aceptando numerosas propuestas. Creo que se puede sacar una buena enseñanza de todo. Compartir espacio y tiempo con gente creativa te abre la mente y da ganas de hacer más cosas.
    Creo que compartir proyectos siempre es algo enriquecedor, ni te imaginas lo que puede aportar cualquier nuevo estímulo hasta que no sale a relucir, cuando menos te lo esperas…
    Compartir con determinada gente, quizás mejor preparada o dedicadas a ámbitos que, para mi, son desconocidos, me ayuda a encontrar maneras distintas de abordar problemas que puedan surgir.
    Pero trabajar sola me gusta mucho, también.
    Uno de los ejemplos más recientes de trabajo colaborativo es la exposición “Exquisitas y vivas” que se celebró en el espacio La Fontanería Crea de Valladolid en 2019. Junto a la artista textil Rehahílo Ediciones (Diana Sanchís) abordamos la problemática de la violencia de género. El proceso de creación colectivo fue muy interesante ya que se desarrolló a lo largo de varios meses, durante los cuales cada una dejaba ver a la otra sólo el último fragmento que había cosido para que lo continuara. El resultado fueron 13 piezas que Diana y yo descubrimos, completas, en el momento de la inauguración. Ese día las cosimos sobre un soporte creando una pieza que era un homenaje a las mujeres asesinadas, a las que no volverán. Y todo ello utilizando sencillos materiales como agujas, hilos y telas.
    Pero más reciente aún, ya en plena pandemia, ha sido mi participación en la instalación colectiva “Papillons. La paraula no dita. Presoneres republicanes a l’Espanya de Franco”, celebrada en La Model de Barcelona (la antigua cárcel) desde el 10 de noviembre al 13 de diciembre de 2020. Se trata de una iniciativa de la artista documental segoviana Lidia Martín con el objetivo de mostrar el sufrimiento de las mujeres republicanas en las cárceles del franquismo. La instalación había pasado ya por León, Zamora y Toulouse, lugar donde reside Lidia. Yo aporté unas piezas bordadas. Ha sido un trabajo hermoso, duro y poético que seguro llegará mucho más lejos.

    Chica diván pensando_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    Chica diván pensando

    Color Piel_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    Color Piel

    Aprovechando que citas este trabajo, ¿por qué decidiste que las protagonistas de tus creaciones fueran mujeres y, además, dentro de una temática de denuncia claramente feminista?

    ¡Es que yo pensaba que las cosas habían cambiado más de lo habían hecho! ¡No me daba cuenta de muchos patrones que estaba repitiendo! Imagino que a medida que he evolucionado he ido siendo más consciente, he ido afinando la temática.
    De alguna forma, entender el Feminismo ha dado respuesta a muchos patrones repetidos que me hacían sufrir, sin darme cuenta.
    Entiendo que mis dibujos cada vez son más intencionados, ahora que sé que queda mucho camino por delante.
    Cuando te das cuenta de algo, no puedes ignorarlo, ya no, sale por todos lados. Y todas estamos aprendiendo en cuanto a la perspectiva de género, no puede ser de otra manera.
    Muchos pocos suman, lo mío es un granito.

    Chispero_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    Chispero

    La técnica que has elegido para expresarte, la costura, ha estado vinculada tradicionalmente al ámbito de lo femenino y de lo doméstico. Mujeres como tú dan un paso más, la recuperan y la transforman en un acto creativo y de denuncia. Pero no te limitas a la reivindicación feminista, sino a mucho más. ¿Qué otros temas podemos encontrar en tus tejidos?

    Denunciar … la injusticia, lo que se ningunea, el derroche, el poco cuidado con la naturaleza, la falta de empatía, la falta de perspectiva a largo plazo, la necesidad de mirarnos el ombligo, el postureo.
    Otras veces la principal protagonista de mis obras es la palabra. Por ejemplo, en mi segunda colaboración con Retahílo Ediciones, de nuevo en la Fontanería Crea, partimos de un juego creativo. Cada una eligió seis palabras, a partir de las cuales creamos un boceto, después un collage textil y, por último, un texto. Fue en febrero de 2019, poco antes del confinamiento.

    Y centrándonos en el campo de la presencia de la mujer en el ámbito creativo, ¿crees que ésta lo tiene más complicado que los hombres?

    La mujer siempre ha estado en el ámbito de la creación de un modo no profesional, como bien sabemos, porque en muchos casos no se le ha permitido dar el salto a esa profesionalización. Han sido pocas y silenciadas las que han sobresalido. Entiendo que, a medida que alcancen mayor independencia económica y social, la posibilidad de hacerse valer después de tantos siglos ninguneadas se reforzará. Y la existencia de coleccionistas interesadas en artistas mujeres irá cambiando el panorama. En cualquier caso, ha llegado el momento, espero, de desenterrar todos esos nombres callados y olvidados y de valorar lo que cada una tiene de sensibilidad artística en su interior.
    Actualmente, no creo que yo lo tenga más difícil que otra persona queriendo vivir su sueño sin un respaldo económico detrás. También creo que todo lo rodeado con lo textil se ha puesto de moda, dicho con todo el amor y el cariño que merece. Se valora de un modo distinto (o a lo mejor son las ganas que tengo de verlo así).
    En cualquier caso no me interesa mucho el “mundo del arte”, aunque sí el de la expresión artística, de lo que puedo hablar en mis dibujos y trabajos es de lo que conozco y el mundo de las telas tiene otro eternamente femenino detrás.

    Al fin entera_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    Al fin entera

    Por mis compañeras_Bulgarcita Pingos | Mujeres Mirando Mujeres | Oliva Cachafeiro

    Por mis compañeras

    Y para terminar ¿sabes hacia donde quieres evolucionar en un futuro próximo? ¿Tienes nuevos planes?

    No pienso mucho en el futuro, no me atrevo. Aunque supongo que hay muchísimas técnicas con las que quisiera experimentar.

    Lo que si quiero recalcar es que me gusta que las telas que utilizo hayan tenido otras vidas, me encanta saber de dónde vienen y lo que pintan en un dibujo. Las telas también hablan. Bueno, las telas u otros materiales, en principio, todo el material que me traen al taller sirve para algo, me hace feliz cuando alguien reconoce alguna tela en alguna pieza. Y reutilizar, reutilizar, me pongo pesada con ese tema, pero es que lo considero tan importante…. Tantos recursos que se desperdician, ¡tanta vergüenza que me da ser humana viendo tanto derroche!

    Oliva Cachafeiro. Web. Bio MMM.
    Bulgarcita Pingos. Web. Bio MMM.
    Imagen destacada: Las brujas se juntan con otras que lo son tanto con ellas o más

      ARTÍCULOS RELACIONADOS

      Juániz- Pintos - Nieto-
      No olvidamos las presentaciones de la VII Edición
      RARA_Healing | Mujeres Mirando Mujeres | María Bueno
      HEALING, un proyecto que visibiliza y cuida en torno a los cuerpos de mujeres de la comunidad latina y afroespañola, en el contexto artístico español actual.
      Migraciones_Diana Dowek | Mujeres Mirando Mujeres | Micaela Fernandez Darriba
      Diana Dowek, una artista comprometida con nuestro tiempo.
      Mi mortaja. María Gimeno | Mila Abadía Ruber | MUJERES MIRANDO MUJERES
      María Gimeno: «El patriarcado lo llevamos en la sangre, cada día me sigo quitando vendas»

      ESCRIBE UN COMENTARIO