martes, mayo 18, 2021

    Homenaje a la memoria de una madre, por Barbara Long

    FRANKIE DYTOR mirando a BARBARA LONG

    Justo antes del confinamiento, encontrábamos en la galería White Lab de Madrid, “Mother Material”, una voluptuosa instalación que expandía sus rosáceos tentáculos a lo largo de diez metros, entrelazándose por el espacio de la escalera, conectando así todo el interior del edificio. Una estructura amorfa y primordial abrazaba en suaves bucles al espectador, aportando un refugio. Los tentáculos se movían con la interacción de los individuos, aportando así vida a un conjunto de tejidos cosidos y enrollados con mucha delicadeza, como versa su etiqueta: “Mother Material, Handle With Care”.

    Mother Materia_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    Mother Material en White Lab, 2020

    Esta pieza ha sido creada por la artista británica Barbara Long (afincada en Madrid) a modo de respuesta ante el deterioro vital de su madre, Joan. Cada tentáculo fue creado con las telas que Long recolectó al recoger las pertenencias de la casa de su madre. Restos de toallas, paños de cocina, fundas de almohadas, harapos que su madre dobló y almacenó para reutilizarlos como paños de limpieza. Lo hizo con tanto amor que Long decidió conmemorar estos recuerdos y homenajear a su madre puntada a puntada.

    Long advirtió que muchas de las telas estaban manchadas de tonos rosáceos debido a un producto de limpieza que su madre usaba. Quiso enfatizar este hecho, reivindicando la labor doméstica atribuida a la mujer durante generaciones, y decidió teñir todas las telas, combinándolas con otras telas de su taller, con tonos rosas.

    En su construcción Long combina fragmentos de otros objetos encontrados, trozos de plástico de embalaje (con los que la artista realizó la mudanza de su madre), un rollo de film rosa (, usado por los agricultores para proteger las balas de heno) y restos de cables eléctricos para hacer la armadura de los tentáculos. Además, utilizó plásticos de embalaje recuperados de contenedores de Madrid; buscando siempre un contraste entre la calidez y la decadencia de los tejidos utilizados a lo largo de toda una vida, frente a la perdurabilidad de los materiales industriales, que, en este caso, sirven de protección para recubrir y compactar los tentáculos.

    Long imita en el acto de construcción de “Mother Material”, como en muchas de sus obras, un acto maternal de protección, evocando las labores tradicionales de la mujer, como el cuidado de la familia. De hecho, desde su concepción hasta su estreno en la galería, la artista se dio cuenta que habían transcurrido exactamente 9 meses. Un proceso como dice la artista “infatigable de hacer, deshacer y rehacer …de integrar el detritus de la vida para crear algo nuevo ”. Al acercarse a la obra se puede observar este largo y laborioso proceso en las filas ordenadas de punto que recorren cada tentáculo. Pero nada de esta delicadeza es evidente a primera vista. Hay que recorrer la longitud entera de la pieza para apreciar la complejidad del trabajo, un proceso que en sí mismo revela lo laborioso de ensamblar la obra a mano.

    proceso_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    El proceso, puntada por puntada, 2019

    Su obra pone en evidencia la larga tradición de ideas disruptivas sobre el concepto de la autoría única en el arte de las manualidades. En cierto modo, se puede considerar como coautora de la obra a la madre; ella fue artífice de algunos de los productos que han sido integrados en la pieza. A los seis meses de trabajar sobre este proyecto, Long llevó una mini-versión de “Mother Material” a Reino Unido para que su madre (ya ciega) pudiera tocarla. Su madre lentamente recorrió con sus manos cada tentáculo, identificó cada trozo de sus telas, y manoseando las filas de puntas pudo apreciar cómo Long había perfeccionado la técnica que había enseñado a su hija. En el acto de conmemorar los materiales y las técnicas trasmitidas de generación a generación, “Mother Material” llama a la fuerza de las alianzas intergeneracionales. A través de la combinación de los textiles del estudio y del hogar reconcilia de manera literal la distancia geográfica entre madre e hija.

    proceso_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    Joan revisando las puntas, 2019

    Durante el confinamiento, la obra ya retirada de la galería, tuvo otra vida en un performance en el estudio de Long, publicado en Instagram, “Confinada, Desenchufada”. Recurriendo en sus experiencias como arte terapeuta, juega con el concepto de Donald Winnicott del espacio terapéutico como un espacio de sostén y apoyo, convirtiendo los tentáculos de “Mother Material” en una crisálida o un cobijo viviente. Envolviéndose en la obra Long actua y graba un baile sinuoso: se conviete en materia madre, difumina los límites entre la obra y la artista al mismo tiempo que se burla de sí misma.

    En dicha actuación, que se desarrolló durante el estricto confinamiento de Madrid, el acto de arropar y crear una crisálida de protección parece una metáfora muy adecuada; llegando a parecer más un confinamiento corporal que un sostén terapéutico. La obra atrapa a su creadora, vendándola y envolviéndola con tentáculos que aprietan.

    Confinada, desenchufada_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    Confinada, desenchufada, 2020

    Posteriormente, durante el confinamiento y despues Long ha jugado mas con este concepto, creando y metiéndose dentro una serie de “cocoons”, explorando con su propio cuerpo los limites de sus creaciones.

    Cocoon inhabited_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    Inside my cocoon I, 2020

    Mucho del trabajo anterior de Long gira alrededor de las formas maternas de crisálidas, nidos y vasijas. Sus series de esculturas, “Mother Baskets” y “Good Enoughs”, donde envuelve ramas de sauce y cables de alambre con telas e hilos, representan unas precursoras muy cercanas a “Mother Material”.

    Mother basket II_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    Mother Basket II, 60 x 80 x 140, 2018

    Y, esos pequeños bultos cosidos hechos con los desechos de su estudio convertidos en pequeñas ofrendas de devoción enmarcadas que aparecen en sus obras “Every Little Thing’s..” también nos recuerdan, en una escala mucho más pequeña, a “Mother Material”.

    Every little things_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    “Every Little Thing’s…V” 80 x 80, 2018

    Pero al visitar su estudio me di cuenta que el hilo conductor de su obra empezó muchos años atrás con sus experimentos con las telas domésticas, como sabanas y cortinas. Sobre sus superficies, Long deslizaba tinte y lejía creando diferentes formas orgánicas que actualmente me recuerdan las sombras que crean sus magníficas esculturas.

    detalle_Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    Detalle de “Good Enough III”, 2019 y detrás, una de las telas manchadas, ca. 2003.

    Ahora Long está retomando las telas domesticas en una nueva serie de obras pequeñas, “Kitchen Sink Keepsakes”. La primera de ellas creada justamente antes del confinamiento de 2020 recoge con belleza muchos de los temas de “Mother Material”. Se trata de un viejo paño de cocina de su madre, convertido por Long en un objeto de bordado como si fuera un dechado, un muestrario bordado con alfabetos o figuras del siglo XVIII. Con los textos bordados por encima: NO PLACE LIKE HOME’ y ‘KITCHEN SINK DRAMAS’ (movimiento cultural epónimo de los años 50 y 60 que representaba las realidades más sórdidas de la vida doméstica), la artista plasma nuestra ambivalencia hacia lo que llamamos nuestro hogar.

    El paño usado como símbolo del hogar y todas sus relaciones familiares ha sido reparado y zurcido con sumo cuidado por Long. De nuevo recupera un desecho, lo rescata dándole una segunda vida, juega con el drama e ironiza sobre el deterioro de la mujer entre estas labores, lo descontextualiza y lo convierte en una pieza artística que sirve para representar a “Barbara Long, 59 años” en el momento de crearla.

    Kitchen Sink Keepsake _Barbara Long | Mujeres Mirando Mujeres | Framkie Dytor

    Kitchen Sink Keepsake I, 2020

    El texto se basa en un artículo que apreció en la revista online Decorating Dissidence.

    Frankie Dytor. Web. Bio MMM.
    Barbara Long. Web. Bio MMM.

      ARTÍCULOS RELACIONADOS

      Exodo, mundo hostil_María Riera | Mujeres Mirando Mujeres | Cristina García Camino
      María Riera: «Los materiales son historias para mí.»
      La ciudad blanca_Alba Escayo | Mujeres Mirando Mujeres | Lucía Dueñas
      Alba Escayo. Viajar entre la abstracción y la realidad
      Infinito_Lara Pintos | Mujeres Mirando Mujeres | Lucía Carballeda
      Lara Pintos y el carácter transitorio del espacio habitado
      Kosmos_Marta Bisbal | Mujeres Mirando Mujeres | Cleofé Campuzano
      Marta Bisbal. Encarar el vacío y la incertidumbre.

      ESCRIBE UN COMENTARIO