lunes, julio 13, 2020

    Arte y vida, descubriendo a Angie Jon.

    VANESSA H. SÁNCHEZ mirando a ANGIE JON

    “Desde que me encontraba en el vientre materno fui inmigrante, crecí con esa idea, concepto de
    vida. Una nómada en busca de la tierra prometida, es esto lo que me ha permitido tener un
    registro fiel de experiencias vividas, creando un archivo que se traduce a una forma de vida, capaz
    de meter todo en una pequeña maleta y continuar el recorrido, sin olvidar lo vivido.”
    Angie Jon

    Me encontré con Angie Jon (Lima, 1979) trabajando en el taller de una Escuela, las conversaciones con ella me hablaban de su repentina introducción al mundo de arte y de la pintura, cuando nunca en su país y por su situación familiar y económico se lo habían permitido hacer. Ahora desde la edad adulta y emigrada por muchos lugares del mundo había descubierto esa pasión y realmente sus piezas la desbordan y hablan de una artista incansable, obstinada, frágil y con una piel muy marcada por la vida.

    Peluquera de profesión y en activo, combina sus pluriempleos con los estudios en arte y ahora con la mirada puesta en Oslo para estudiar un Máster en materiales, lo que realmente le apasiona, crear a través de la búsqueda del material adecuado, que le permita hablar con sus piezas.

    Vemos en sus piezas trabajos que nos hablan de las huellas de la piel «Desprendimiento», que ella recrea magníficamente con este conocimiento intuitivo de los materiales, mapas que son geográficos y van marcados en su espalda con un leguaje de ese cuerpo político, público y de género que siempre lo habla con un susurro insistente y sin ningún ruido estridente. Para la elaboración de este proyecto en concreto parte del análisis de su autorretrato. Rememorando vivencias que forman parte de su identidad, tal como dice la artista “…me permito crear un acto de desprendimiento a través mi piel, la cual se encuentra estrechamente vinculada con mi memoria, mi registro, y sin más que añadir mi fortaleza. Me desprendo de esta valla de protección la cual lleva grabada las marcas del paso del tiempo, reflejo de luchas internas, de preguntas sin respuestas, de marcas que son el resultado de la sociedad, que como inmigrante me ha tocado vivir, las más frecuente el racismo, la intolerancia, la ignorancia patente en esta sociedad contemporánea”.

    Angie Jon PIEL

    Angie Jon PIEL

    Trabajos que hablan de las otras, poniéndose en la piel que no habita y sentir el impacto exterior, un proyecto performático que ya empezó en Estocolmo poniéndose en el papel de su madre, limpiadora de un gran complejo tecnológico con un proyecto llamado ” Invisibles”. Un trabajo que inicia a través de la lectura del libro de Italo Calvino, “Las ciudades invisibles”, creando analogías que se entrelazan con las definiciones de Calvino, segun Angie Jon “…esta vez nos situamos entre los escombros sumidos en el olvido, la carencia y el vacío, que busca romper sus propias cadenas, caminando sobre los travesaños que ha dejado la guerra, con miedo a donde poner sus pasos, en busca de la libertad, aferrados a sueños llenos de esperanza. Invisibles es un proyecto que se ha nutrido de los hijos del exilio aquellos que se encuentran condenados al limbo y a la indiferencia.“

    Encontramos también en sus trabajos más recientes una serie de objetos pictóricos que hablan de los colores de su identidad, colores andinos, que los lleva marcados y los ama pero también le duele, donde los combina con la experimentación plástica que tanto la define y le lleva a realizar objetos entre la poética más dulce y la ferocidad del dolor vivido.

    Angie Jon COLOR

    Angie Jon nos demuestra que son de las artistas que no pueden separar arte y vida, su recorrido va marcado en cada unas de sus piezas, pero ha aprendido y muy rápido como es la forma de un lenguaje contemporáneo, que sorprende que lo tenga tan adquirido, tan impregnado, demostrando un constante estudio y observación de la realidad creativa que la rodea.

    Y todo esto sin haber expuesto nunca, sin ninguna pretensión de mostrar y con la frescura de creer que lo que tiene que hacer es seguir aprendiendo. Un lujo haberme topado en su camino.

    © Angie Jon. RRSS
    Vanessa H. Sánchez. Bio.

    Entradas relacionadas

    “Pantone” objeto-contenedor CHUS GARCÍA-FRAILE
    Chus García-Fraile: Realidad, ficción, espectáculo y consumo.
    «Nuestras Hermanas». 2019 24 x 24 pulgadas. Óleo, Iris Pérez Romero
    ¿CÓMO SON «NUESTRAS HERMANAS»… las creadas/revividas, metafóricamente, por Iris Pérez Romero desde el lirismo visual y, múltiples asombros?
    SoledadPenalta-SONIDOS-DE-LA-HISTORIA-SIN-FIN-NI-LÍMITES
    SOLEDAD PENALTA. El sentimiento en la frontera de la monumentalidad.
    Ecologísmos Femeninos II
    Verónica Álvarez presenta Ecologismos Femeninos II

    Dejar una respuesta