miércoles, abril 21, 2021

    Aideen Barry: «lo mejor que se puede hacer es hacer que alguien se ría a carcajadas de lo más sombrío»

    MIRIAM CALLEJO mirando a AIDEEN BARRY

    A pesar del desarrollo de las técnicas artísticas y audiovisuales que podrían ayudar en ello, aún no es fácil hablar de conceptos abstractos como sentimientos, pensamientos profundos, enfermedades mentales, problemas de todo tipo surgidos de nuestro actual modo de vida o relatar una historia compleja de un patrimonio etnográfico o inmaterial. Y más de un modo que lo normalice y lo lleve a un terreno terapéutico que provoque el perderle el miedo o volver a traer algo perdido a la actualidad. Aideen Barry hace todo esto con una enorme naturalidad a través del dibujo, la escultura y la instalación, el vídeo o la performance.

     | Aideen Barry | Miriam Callejo | VII Mujeres Mirando Mujeres

    Aideen Barry: “No, No,No”, Monachopsis Drawing No. 10, 2020, 29 x 36 cm. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y Studio Aideen Barry.

    Una artista total formada en un país, Irlanda, que aún sufre las consecuencias de un catolicismo acérrimo en todos los ámbitos de la sociedad y que queda patente no solo en su obra, sino en su feminismo activo. Miembro de la Academia de las Artes Irlandesa, ha impartido clases y talleres en Estados Unidos, Sudáfrica, diversos países europeos. También participa en numerosos proyectos corales tanto artísticos como reivindicativos.

    Mediante lo grotesco, el humor y la unheimliche freudiana descompone los tabúes relativos a la mujer, las costumbres históricas y todo lo que esté vinculado a nuestra cotidianeidad tanto en el pasado como en nuestro presente y futuro inmediato. Todo hecho o proceso histórico tiene unas causas y unas consecuencias que en numerosas ocasiones marcan las sociedades, las culturas, los países en sí mismos.

    Aideen crea en un lenguaje universal en el que toda mujer se puede sentir identificada de una forma u otra en sus obras, sea irlandesa, española, americana o australiana. Los problemas de una son los problemas de todas y nos enseña a mirarlos a la cara, perderles el miedo para por fin enfrentarnos a ellos y salir.

    En esta entrevista, que también se puede ver en inglés original y completa en mi blog, nos cuenta pinceladas sobre quién es, de dónde viene y qué hace, pero la mejor manera de conocerla es a través de su obra.

    Las performers actuales más reconocidas son mujeres, así como algunas de las mejores videoartistas de la historia del arte contemporáneo, pero todo el mundo tiene modelos a seguir, ¿quiénes son los suyos?

    Hay casi demasiadas para mencionarlas en una pregunta así, pero las que considero ahora mismo los modelos más importantes son Ana Mendieta, Carol Rama, Frida Kahlo, Louise Bourgeois, Hito Steyerl, Francesca Woodman, Cindy Sherman, y escritoras como Mary Shelley, Elizabeth Bowen, Ursula Le Guin y Charlotte Perkins Gilman. 

    possession copy possession copy | Aideen Barry | Miriam Callejo | VII Mujeres Mirando Mujeres

    Aiden Barry: Possession, 2011. Película performativa. Vídeo monocanal con sonido. 6min, 30seg. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y Studio Aideen Barry.

    Vídeo, performance, escultura, dibujo, instalación, etc. utilizas casi todas las técnicas existentes en las artes para crear tus obras, ¿cuál de ellas prefieres, o consideras que puedes expresarte mejor?

    No estoy segura de tener una preferencia constante. Solo depende del medio con el que siento que puedo tener más poder para dar forma a una conversación en ese momento. En este preciso momento creo que es el cine y el cine performativo, es decir, el trabajo de imagen en movimiento que consiste en estar presente delante y detrás de la cámara, a menudo de forma simultánea, y a veces lo interesante es la lucha por estar en dos lugares a la vez. En cierto modo, eso magnifica lo que siento sobre los papeles que parezco ocupar como resultado de mi género. 

    Solo con echar un vistazo a tu obra una puede darse cuenta de que tiene una estética muy estudiada, y cada elemento tiene un significado, ¿cómo son tus procesos de creación?

    No hay una secuencia única en lo que produzco, pero a veces hay trenes de pensamiento que informan de diferentes piezas. Suelo empezar con un dibujo, casi siempre después de leer un texto, una novela o un cuento, o de ver una obra de arte histórica sobre un tema que me interesa. A partir de ahí, el boceto puede convertirse en algo más, como un objeto escultórico, una obra de imagen en movimiento animada con sonido, y luego una instalación. A veces el proceso requiere la participación de otras personas a través de la colaboración o de prácticas sociales comprometidas para seguir realizándolo. Actualmente estoy realizando estructuras arquitectónicas y considerando cómo se pueden presentar las obras de imagen en movimiento en un espacio público post-pandémico o en una pieza de mobiliario llevable, por lo que estoy muy involucrada en la consideración de la manifestación de una obra y el contexto en el que se va a iterar. Eso es describir una especie de trayectoria, desde el concepto inicial hasta la manifestación experiencial, pero honestamente todo está casi siempre evolucionando y metamorfoseándose en algo más.

    mouth | Aideen Barry | Miriam Callejo | VII Mujeres Mirando Mujeres

    Aideen Barry: Self Portrait, 2021. Película performativa. Vídeo de 9 canales con sonido de 18 canales. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y Studio Aideen Barry.

    Hablas de la monachopsis como uno de los temas más importantes de tu obra, una palabra que mucha gente ignora que existe, pero que define perfectamente el sentimiento de muchas de nosotras. ¿Cómo encontraste esta expresión y cómo abordas la monachopsis a través del arte? 

    Encontré la palabra Monachopsis en un diccionario de términos oscuros y me pareció que capturaba perfectamente el ámbito de no encajar del todo, o esa sensación de estar en desacuerdo o «ajeno» al mundo. Supongo que lo que intento hacer es provocar una conversación sobre este sentimiento, porque su raíz es a menudo el resultado de la desigualdad, así que en lugar de golpear a la gente en la cabeza con temas pesados que, por supuesto, les harían sentirse bastante molestos o alienados, utilicé el humor como una forma de burlarme de las cosas realmente oscuras que siento. Es realmente lo mejor que se puede hacer, hacer que alguien se ría a carcajadas de lo más sombrío, creo que en realidad los golpeo con hilaridad y horror. Por supuesto, también trato de utilizarme a mí misma y a mi cuerpo cuando hago estas obras y hay algo realmente ridículo en tratar de estar en dos lugares al mismo tiempo, delante y detrás de la cámara, a veces simultáneamente. Así que por ese mismo desplazamiento del yo estoy hablando de estar desmembrado o fuera de lugar, por supuesto, eso dice mucho de no estar del todo «allí».

    Además de la monachopsis, la salud mental es también uno de los temas principales de tu obra. ¿Cómo crees que el arte puede ayudar a concienciar sobre su importancia?

    Creo que todos estamos sufriendo un pinchazo en nuestra salud mental mientras vivimos esta gran época de ansiedad, por supuesto con la pandemia, pero también incluso antes con nuestras ridículas cargas de trabajo y la sobrecarga de nuestras vidas, el coste de la vida, la creciente desigualdad. Ha sido una época muy desafiante, una época de interminables tensiones y, sin embargo, la presión para presentar una perfección y positividad retocadas en nuestros avatares de las redes sociales, nuestro yo alternativo, nos ha llevado a todos a ser bastante miserables. 

    possession | Aideen Barry | Miriam Callejo | VII Mujeres Mirando Mujeres

    Aiden Barry: Possession, 2011. Película performativa. Vídeo monocanal con sonido. 6min, 30seg. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y Studio Aideen Barry.

    En tus obras también hablas de cuestiones de género, como la carga mental, ¿se sigue mitificando de alguna manera la enfermedad mental femenina?

    Creo que, por desgracia, todavía se hacen grandes generalizaciones sobre las mujeres y las enfermedades mentales, en lugar de abordar lo que realmente podría ser la causa de que tantas mujeres se sientan mal en sus vidas. También creo que, en esta gran época de ansiedad, todos los seres humanos se enfrentan a una presión implacable y, como resultado, los problemas de salud mental son habituales, pero es la salud mental de las mujeres la que sigue siendo fuente de burlas, diagnósticos erróneos y malos tratos. Las mujeres artistas están siendo maltratadas por el patriarcado y eso se manifiesta en la forma en que a veces hacemos el trabajo y sí, a veces eso se tacha de «histeria» en lugar de ver que la enfermedad es la propia sociedad. La enfermedad es la «otredad y la alteridad», su visión dominante imbuye de presión a todo lo que no encaja en la visión monocromática, homogénea y misógina del género y de los roles de género y su aclaración se evidencia una vez más por la desigualdad y la regresión que presenta la pandemia. En cierto modo, intento burlarme de estos temas tan serios en mi obra para quitarle poder a la visión dominante y presentarla como lo que es, una ficción visual y un hecho alternativo.

    Aideen Barry Portfolio

    Aideen Barry: Not to be Known, 2015. Película performativa. Vídeo monocanal con sonido. 5min. 30seg. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y The Arts & Heritage Trust UK for The Gallery of Wonder.

    Irlanda sigue siendo un país muy conservador en varios aspectos, especialmente en lo que respecta a los derechos de la mujer, ¿tiene esto un efecto en la cultura y el arte?

    Sí, Irlanda ha tratado y sigue tratando a las mujeres de forma espantosa. En gran medida se debe al control que ejerce la Iglesia Católica Romana sobre el Estado. Nuestra Constitución ha sido corrompida por doctrinas patriarcales que limitaban la capacidad de las mujeres para ser seres humanos independientes y de pensamiento libre, y como resultado fueron marginadas, cosificadas y maltratadas en todos los aspectos de la vida irlandesa. Las atrocidades cometidas contra las mujeres y sus hijos solo han salido a la luz ahora, debido a una serie de escándalos internacionales que durante años fueron encubiertos por el Vaticano, la Iglesia y el Gobierno irlandés. 

    La censura y los abusos a los que se enfrentaron las mujeres aquí han dejado una marca indeleble en nuestra cultura visual. Muchas grandes artistas fueron deliberadamente censuradas, sus obras fueron eliminadas y sus carreras amenazadas. En muchos casos, nuestras grandes artistas huyeron de Irlanda para buscar la libertad de expresión en otros países europeos y en otras partes del mundo. Se prohibían los libros, se vandalizaba el arte, era un país claustrofóbico, regresivo e ignorante y frenaba su propio progreso en el mundo. 

    Como artista que ha crecido en un país en el que se me trató de forma muy diferente por la «desafortunada» naturaleza de mi género, esa claustrofobia cala en mis huesos. En la actualidad, el artículo 41.2 de la Constitución irlandesa establece que «el lugar de la mujer está en el hogar», y como resultado de este papel consagrado y condicionado por el género, el acceso a las pensiones y la igualdad sigue estando muy lejos, al igual que el progreso y la emancipación de las mujeres. Cuando se decreta estar siempre dentro de un objeto doméstico, o dentro del rol constante de «carrera» por parte del Estado, eso adquiere una enorme gravedad que puede eclipsar todos los aspectos de tu vida. Por eso, para mí es importante tener en cuenta la relación con el hogar, la relación con el hecho de estar dentro de un objeto y formar parte de él, el das-unheimliche, (la falta de hogar según Freud), y utilizarlo en la obra. Nuestro oscuro y reciente pasado proyecta una larga sombra, algo que no desaparece de la noche a la mañana, y ese largo alcance de la objetivación y el control todavía deja su huella en nosotros, los artistas, solo que es bueno devolverlo de vez en cuando con un puñetazo, y eso es exactamente lo que intento hacer.

     | Aideen Barry | Miriam Callejo | VII Mujeres Mirando Mujeres

    Aideen Barry: “Lickie Lickie”, Monachopsis Drawing No. 2, 2020, 29 x 36 cm. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y Studio Aideen Barry..

    ¿Crees que, gracias al trabajo realizado por las generaciones anteriores, las jóvenes artistas tienen un horizonte más optimista en el arte? ¿Cuáles son los retos que tendrán que afrontar?

    Sí, creo que, en gran medida, gracias a la gran labor de artistas, comisarias, escritoras, críticas y productoras culturales de generaciones anteriores, se han dado grandes pasos para cambiar y enmendar las cosas a mejor, pero nos queda un largo camino por recorrer. 

    Creo que, para cumplir con las «obligaciones de igualdad de oportunidades en el empleo», todos los museos, galerías e instituciones financiados con fondos públicos deberían publicar en sus sitios web estadísticas sobre cómo abordan la desigualdad en la representación de las mujeres, los artistas trans, las personas de ascendencia africana, las minorías étnicas y los artistas o productores culturales con discapacidad en su programación y en sus colecciones. ¿Por qué no establecer una tarea para que tengan una representación equitativa para el final de esta década? Esto supondría un enorme avance para abordar el desequilibrio y el canon tergiversado y distorsionado que se presenta. La responsabilidad de exigirlo recae en nosotros como comunidad y en los operadores del sector, pero también en todos los contribuyentes que exigen que se aborden y se cumplan las normas de equidad e igualdad representadas en las organizaciones financiadas por el Estado y el país. Es de esperar que también sirva para poner algún tipo de «regulación», y desde luego alguna influencia, en el mercado del arte, que es tan excluyente y prohibitivo para las mujeres y los «otros» grupos y que, sin embargo, depende de grandes instituciones como los museos para mantenerse a flote.

    spraygrenade standing | Aideen Barry | Miriam Callejo | VII Mujeres Mirando Mujeres

    Aideen Barry: Spray Grenade. SG09/2.7#08, 2010. Edición de 10. Aluminio, latón, acero. De la serie Weapons of Mass Consumption. 21cm x 8cm. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y Studio Aideen Barry.

    Gracias por responder a mis preguntas, Aideen, y sé que estos tiempos de pandemia son muy duros para artistas, museos y galerías, pero no podía terminar esta entrevista sin preguntarte por tus últimos proyectos y cuándo y dónde visitarlos.

    Actualmente estoy trabajando en una película con los ciudadanos de Kaunas, en Lituania. Es un largometraje que se está produciendo y que se estrenará el año que viene como uno de los principales encargos de Kaunas 2022, la Capital Europea de la Cultura. La película se titula Klostés, que significa pliegue o plisado. Es una metáfora de cómo el tiempo se dobla y pliega para crear ilusiones.  Se pueden ver más detalles en www.klostes.com y www.kaunas2022.eu

    Poster_Copy_Maid_05 2

    Aideen Barry: Klostės (traducido al inglés como Pleats or Folds). 2022, actualmente en producción. Feature Film. 4 K, 5.1 surround sound. Vídeo de 9 canales con sonido de 18 canales. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry (c) y Kaunas 2022 The European Capital of Culture.

    También estoy trabajando en una enorme obra de colaboración llamada ᖃᐅᔨᒪᔭᐅᔪᓐᓃᖅᑐᑦ (traducción al inuit) OBLIVION (traducción al inglés) SEACHMALLTACHT (traducción al gaélico irlandés). Se trata de una enorme obra de vídeo, audio y multimedia realizada en colaboración con la arpista irlandesa Aisling Lyons, la artista electrónica inuit RIIT y la diseñadora conceptual Margaret O Connor. Fue encargado por los Archivos de Música Tradicional Irlandesa y la Red de Música de Irlanda para el Premio Bunting. Estoy realizando una obra que toma algunas de las históricas partituras del arpa Bunting y las convierte en una partitura de sonido electro-pop con la artista inuit de pop eléctrico RIIT, fusionando las antiguas culturas irlandesa e inuit en una experiencia sonora y visual nunca antes oída que se pregunta ¿Cuál es el papel del arte y los artistas en un momento en que nos enfrentamos al olvido? ¿Y si somos la última generación de artistas que queda en el planeta y si el apocalipsis medioambiental y las epidemias amenazan la existencia misma de la humanidad, qué hacemos? Esta obra se estrenará en Irlanda en 2021 y viajará a París en 2022 al Centre Cultural Irlandais y al Canada Council y más allá a los Estados Unidos en 2023. 

    Oblvion Vinyl record

    Aideen Barry: ᖃᐅᔨᒪᔭᐅᔪᓐᓃᖅᑐᑦ – OBLIVION – SEACHMALLTACHT, 2021 (actualmente en producción). Instalación de video multicanal y sonido, performance y Vinyl Record. Imagen cortesía de la artista Aideen Barry para ITMA & Music Network. Bunting Commission Award.

    Tendré algunos trabajos en The Drawing Room en Londres en la primavera de este año, también mostraré nuevos trabajos en una exposición individual internacional itinerante que irá de Irlanda a Francia a Alemania, Dinamarca y el Reino Unido en los próximos 24 meses. Los detalles sobre estas exposiciones se anunciarán en mi sitio e instagram y a través de mi galería en España Isabel Hurley. 

    Aideen Barry. Web. Bio MMM.
    Miriam Callejo. Web. Bio MMM.

      ARTÍCULOS RELACIONADOS

      Ritual | Mujeres Mirando Mujeres | Karla Solano | Claudia Mandel Kartz
      El cuerpo y la memoria en la obra de Karla Solano
      Mingomba. Violencia autobiográfica
      Fuego adentro_María Adela Díaz | Mujeres Mirando Mujeres | Cecilia Santamarina
      María Adela Díaz: Hilos Rojos
      Redes Vivas | Mujueres Mirando Mujeres | Carmen Tomé
      Redes Vivas. Liberar la cultura del mundo del arte.

      ESCRIBE UN COMENTARIO