María Hesse “No creo que el trabajo que hacemos se defina por cuestión de sexo”



Raquel Moraleja MIRANDO a María Hesse


 

Lleva muchos años luchando por hacerse un hueco en el mundo de la ilustración, pero desde hace unos meses, pocos -y despistados- son los que no conocen a María Hesse. Ella es el pincel detrás del precioso y magnífico libro ilustrado sobre la vida de Frida Kahlo que Lumen publicó a finales del año pasado.

Colores vibrantes sin caer en el exceso. Rostros dibujados en unos trazos suaves que la hacen fácil de distinguir entre los y las demás. Pasa de grandes iconos del arte a personajes de ficción y estrellas porno. No es naïf pero tampoco cruel. Transmite sinceridad y pasión por lo que hace.

Hace pocos, la plataforma Instagram censuró una de sus ilustraciones en las que parecía una mujer masturbándose. Su vagina, una fruta delicada. ¿Cuándo es censurable el cuerpo de la mujer? ¿Quién lo decide?

Presento a Maria Hesse porque sueño con ser una de sus ilustraciones.

Vamos a tirar de recuerdos… ¿Cuándo nace tu pasión por la ilustración?

No me recuerdo sin dibujar. Además solía contar historias a través de mis dibujos. Aún conservo cajas llenas de cuentos que hacía. Así que imagino que es una cosa que nace conmigo porque en mi casa no había nadie que dibujara.

¿En qué momento decidiste que sería tu profesión?

Siempre había querido estudiar Bellas Artes, pero en un su momento no pude. Hice Magisterio y comencé con las oposiciones. Pero seguía dibujando. Entonces me propusieron hacer unas ilustraciones para un fondo de decorado de una obra de teatro de Antonio Álamo con La Buena Estrella.

En el estreno de la obra decidí que era el momento de aparcar las oposiciones y estudiar ilustración. Quería hacer de mi pasión mi oficio. Lo tenía muy claro.

© María Hesse | Raquel Moraleja | Mujeres Mirando Mujeres | MMM17

 

¿Qué referentes encontraste por el camino? ¿Había muchas mujeres?

Antes de conocer el término “ilustración”, lo que conocía eran los cómics. Me encantaba Milo Manara, Enki Bilal o Moebius. En ese momento, creo que era un mundo muy de hombres.

De repente descubrí a Rebecca Dautremer y el álbum ilustrado. Y claro, a partir de ahí, muchísimas mujeres con trabajos preciosos como Iratxe López de Munain o Marta Chicote. Creo que todas ellas, y antes ellos, fueron mis referentes y que hay huella de ellos en mí.

¿Qué ilustradoras consideras que es imprescindible conocer: tanto actuales como de épocas pasadas?

Es que hay tantas. Y muchas que ni siquiera conozco yo. Lógicamente las que ya he nombrado en la pregunta anterior, pero sumaría a María Melero, Laura Agustí, Kristina Krize, Mercedes Palacios, Irene Mala, María Luisa Beneytez, Cristina Martos Vela, Nuria Díaz, Esther Gili, Lydia Sanchez, Eva Carot… ¿cuántas puedo nombrar?

Vivimos tiempos prolíficos para la ilustración, y en las librerías vemos más nombres femeninos que masculinos. ¿Es una moda, una estrategia de marketing o de verdad hay más y mejores ilustradoras que ilustradores?

Ni mejores ni peores. No me gusta hacer esa distinción. No creo que el trabajo que hacemos se defina por cuestión de sexo.

Lo que sí que puede que esté ocurriendo es que nos estemos metiendo con fuerza en profesiones en la que antes éramos minoría. Ponemos mucho empeño y esfuerzo por meternos en un mundo que antes no era nuestro, y eso se ve recompensado.

Creo es que es un error hacer clasificaciones porque, al final, ocurre que se considera que el trabajo del hombre es universal y va para todos los públicos, y el de la mujer sólo va dirigido a mujeres.

© María Hesse | Raquel Moraleja | Mujeres Mirando Mujeres | MMM17

¿Cómo crees que es la situación en otras disciplinas artísticas?

No sabría decirte. Pero creo que complicado. Por lo que me cuentan, es una lucha constante porque las mujeres aún nos tenemos que imponer. Se hace distinción para empezar para el público que va dirigido.

¿Alguna vez, en el ejercicio de tu profesión, te has topado con alguna dificultad o desventaja por el hecho de ser mujer?

La verdad es que creo que no. Digo “creo” porque estoy aprendiendo a mirar. Hasta hace poco había cosas que consideraba “normales” y me he dado cuenta del machismo que había detrás. Nos hemos criado en una sociedad patriarcal y romper con eso creo que requiere un proceso de aprendizaje.

También es cierto que hay ilustradoras que llevan más tiempo que yo en la palestra, que se están enfrentado a esto y dando la cara contando los problemas que se han encontrado por el camino por el hecho de ser mujer y reivindicando un lugar más justo. Por ejemplo, ante una entrevista se nos hacen preguntas totalmente distintas por el hecho de ser mujer.

Sí tengo la sensación de que se nos juzga por más cosas a parte de nuestro trabajo, y eso no es justo. Es esa sensación de que todo lo que rodea a tu persona a parte de lo profesional tiene que ser “perfecto” pero ojo, no del todo, porque si no, damos rabia, o se presupone que triunfas por otras cosas que por la calidad de tu trabajo.

¿Cómo surgió la idea para el libro ilustrado Frida que has publicado en Lumen?

Surgió de una forma muy espontánea. Antes se organizaban unas jornadas para ilustradores llamada Ilustratour, donde una de sus actividades era una muestra de portfolios. Allí me reuní con Lumen y una de las ilustraciones que llevaba era de Frida. Tenía 15 minutos para enseñar mi trabajo. Ese día tuve muchas citas y era todo un caos, así que llegué 10 minutos tarde ¡Tenía que defender mi trabajo en 5 minutos! Ahí estaba Frida para salvarme. jajaja.

© María Hesse | Raquel Moraleja | Mujeres Mirando Mujeres | MMM17

¿Qué es lo que más te atrae de esta artista?

Su forma de vivir la vida. La vivía con mucha intensidad y aprovechaba cada momento y situación. Es verdad que esto también la destruyó, pero supongo que nada es perfecto.

¿Cómo fue el proceso de creación? La selección de los episodios biográficos, qué dibujar…

Es un proceso lento y que se va transformando. Mi intención inicial era que fuese un libro de anécdotas donde más que contar su vida , se contara cómo era ella es su cotidianidad. Pero al investigar sobre ella, había hitos que eran imposible dejar fuera porque estos son los que en gran medida formaron su personalidad y nos hacía entender mejor quién era ella.

Así que comencé ha hacer un guión con esos hitos y metiendo anécdotas. Pero esto se fue transformando de nuevo conforme más investigaba. Al final se convirtió en una especie de diario íntimo porque tuve la necesidad de contar qué es lo que podía estar sintiendo ella en esos momentos.

© María Hesse | Raquel Moraleja | Mujeres Mirando Mujeres | MMM17

Recientemente, Instagram censuró una de tus ilustraciones. ¿Es el cuerpo femenino un tabú,
incluso dibujado?

No es la primera ni será la última vez. En Instagram en general censuran cualquier desnudo ya sea hombre o mujer. Pero es una censura muy ridícula, porque puedes subir una imagen muy soez y agresiva pero si cubres ciertas zonas ya está permitido.

Al final es alguien aburrido el que denuncia estas ilustraciones que en realidad sí cumplen con las “normas de comunidad de Instagram” porque los desnudos está permitidos en pintura y escultura.

Lo que sí me he dado cuenta con está ultima imagen que me quitaron es que el desnudo no molesta tanto como el hecho de que fuera una mujer masturbándose. Me parece ridículo que todavía hoy eso se vea como algo sucio, y esto sí que es un problema serio, porque ocurre que a consecuencia de esto, hay muchas mujeres que no conocen su cuerpo y no saben disfrutar de él.

Y esto se transforma también en relaciones sexuales frustradas y fingidas porque no sabemos contarle a nuestro compañero de juego qué es lo que nos gusta. Y por otro lado, tenemos que tener claro que no necesitamos compañía para poder disfrutar de nuestro cuerpo. También he de decir que he tenido un apoyo brutal que no me canso de agradecer.

© María Hesse | Raquel Moraleja | Mujeres Mirando Mujeres | MMM17

Vestidas o desnudas, ¿es una diferencia importante a la hora de ilustrar a personajes femeninos?

Para nada. Cada ilustración pide lo que pide.

Amarna Miller, Rey de Star Wars, Patti Smith, Little Miss Sunshine… ¿Cómo eliges a las mujeres -o personajes- que ilustras?

Pues es algo casi espontáneo. Son mujeres que me atraen por diferentes motivos, y todas tienen algo que contar. Rey me encantó porque por fin había una Jedi mujer. Tiene un gran peso en la película, sin el tópico de “mujer enamorada de…” Aunque imagino que ya harán que se enamore ¿no? jajajaa

¿Qué rasgos te gusta destacar de ellas? ¿Cómo lo haces?

Si te digo la verdad, es algo que no lo pienso mucho. Es más una cosa que sale de dentro sin más. Hay veces que sí que quiero resaltar más lo especiales que son, y es ahí donde meto los corazones florecidos, pero también lo he hecho con David Bowie. Ser especial tampoco es una cuestión de sexo.

¿Por qué has querido participar en una iniciativa como mujeres mirando mujeres?

Porque me encanta la labor que hacéis de visibilización del trabajo de la mujer en el ámbito artístico.

© María Hesse | Web

Raquel Moraleja | Web