© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Isabel Richarte: “He descubierto que me siento una mujer poderosa cuando tengo una cámara en la mano»

ANNA ROIG mirando a ISABEL RICHARTE

Isabel Richarte nació un 11 de junio de 1995 en Arcos de la Frontera, lugar donde reside en la actualidad. Siempre quiso tener una cámara y cuando la consiguió, comprendió que su mundo estaba apunto de cambiar.

Se considera una persona introspectiva y suele tener dificultades para hablar en público por eso los autorretratos, que son las imágenes mas características de su obra artística, le han ayudado a verse con otros ojos, a sentirse a gusto consigo misma.

“Con la fotografía puedo hablar sin necesidad de palabras” me cuenta, y eso es lo que transmiten sus instantáneas. Isabel es capaz de hablarnos, de contar y narrar sin usar demasiados artificios. De transmitirnos sentimientos con imágenes y llegar a hacer que otra persona sienta y vea lo que ella ve.

Antes de estudiar formalmente fotografía realizó varios cursos que le ayudaron a entender técnicamente una cámara, pero no a expresar. Al entrar en la Escuela de Arte de Jerez su mundo cambió por completo. Allí descubrió el sentimiento trascendental de una fotografía y con la ayuda de profesores y de compañeras comenzó a derribar barreras y a enseñar su mundo interior.

Para ella, el cuerpo y las personas son arte, por ello el ser humano es su mayor inspiración, sobre todo el femenino, porque al ser mujer se siente reflejada. Le gusta fotografiar las manos, “son importantes para mí“ dice, y en ocasiones son su fuente de inspiración.

Además, le inspiran el cine independiente, la música antigua y clásica y el aura de calidez de su habitación.

A Isabel le gusta contar historias en forma de fotografías, por ello realiza trípticos en clave alta. Su piel es de un tono muy claro y eso encaja con sus fotos. Se considera una persona compleja pero simple, sentimental y delicada e intenta que eso se refleje en sus tomas.

© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
Conocer a Isabel fue todo un flechazo para mí. Me gusta hablar de conexiones. Hay veces que conectas con alguien y se crea un vínculo fuerte. Eso me ha pasado con ella.

Luego indagas un poco en su vida y su obra y entiendes perfectamente porque se crea ese vínculo tan fuerte. Ella inspira con sus fotografías y con las historias que hay detrás de cada una de ellas. Ella me inspira.

Os invito a que la conozcáis en profundidad y os dejéis inspirar. Tengo la sensación de que empieza a florecer y eso va a ser un auténtico espectáculo.

Para empezar, ¿qué es la fotografía para Isabel Richarte?

Recuerdo que pequeña sentía que el arte era algo increíble, un modo de expresión diferente y que no todo el mundo tenía la suerte de saber apreciarlo. Notaba que ese mundo me llamaba mucho la atención, lo percibía como algo guay y yo no me consideraba guay por eso no abría del todo mi alma al arte. Con el paso del tiempo, y a medida que iba creciendo, descubrí que el arte no solo es pintura y escultura, el arte es también fotografía. Desde el primer momento en que cogí una cámara, supe que había encontrado mi verdadera forma de hablar. Hacer fotografía es hacer crecer mi alma, es como una vía de escape cuando quiero expresar y no tengo palabras para poder hacerlo.

Realmente he descubierto que me siento una mujer poderosa cuando tengo una cámara en la mano porque me permite mostrar al mundo mi forma de mirar, de observar, de ver.

© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
En tu obra, aparece como protagonista el cuerpo entero o fragmentos del cuerpo femenino. ¿Podrías contarnos qué es para ti el cuerpo? ¿Qué significado tiene y quieres darle?

Siempre he considerado el cuerpo humano como un modo de expresión. No hay cosa que más transmitan que unas manos o unos ojos. El cuerpo humano, bajo mi punto de vista, tiene la capacidad de con un sólo movimiento expresar un estado de ánimo o un sentimiento y realmente ese hecho me parece algo mágico.

En mi caso, el cuerpo femenino es mi base de inspiración. Al ser mujer me siento reflejada en otro cuerpo de mí mismo género porque siento que esa chica que estoy fotografiando soy yo, ese cuerpo es mi cuerpo y por lo tanto ese cuerpo va a contar lo que quiero expresar mediante otra persona.

¿Hay algo de autobiográfico en las fotos que realizas?

Sí, sobre todo cuando se trata de autorretratos.

El autorretrato, además del cuerpo de la mujer, está muy presente en tus fotografías. ¿Es esta tu forma de presentarte al mundo? ¿Qué quieres contarnos?

Con cada uno de ellos intento que se vea, al menos una parte, de mi mundo introspectivo. Me cuesta mucho trabajo contar abiertamente como es mi microcosmos interior. Siento que hablar, mostrar a los demás, al mundo, tú yo interno es algo importante (en ocasiones) por lo tanto mediante el autorretrato tengo la posibilidad de mostrar ese mundo introspectivo de una forma diferente.
© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
Si echamos un vistazo a tu cuenta de Instagram, nos llama la atención tu forma de presentar tus fotografías: en secuencias de 3 imágenes. ¿Esto es simplemente por pura estética o consideras que tu forma de narrar visualmente requiere de más de una imagen?

Muchas personas me han comentado a lo largo de mi vida que tengo mucha imaginación. Ese hecho puedo relacionarlo con mi estilo de fotografía. Siento que fotografiar es narrar historias, congelar instantes de un momento de nuestra vida. Descubrí que no puedo hacer lo anterior con sólo una fotografía, necesito más de una por eso comencé a adentrarme en el mundo de las secuencias. Me gusta mostrar visualmente como a través de una secuencia narro una historia. Comparar la primera imagen con la última y poder observar la historia completa.
© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
¿Por qué la fotografía y no otro medio de expresión?

Como comenté al principio de la entrevista, el mundo del arte siempre me había llamado la atención. Antes de comenzar a estudiar fotografía barajé otras opciones, siempre relacionadas con el mundo del arte, pero fui sincera conmigo misma y sabía de sobra que las cámaras fotográficas siempre fueron mi perdición.

Tu proyecto Límites visibiliza y reivindica las desigualdades de género presentes en nuestra sociedad. ¿Puedes contarnos un poco más sobre él (cómo surge la idea, por qué bordas la fotografía, si es un proyecto abierto que sigue creciendo…)?

Límites nace partiendo de una de las propuestas del comité evaluador del proyecto de fin de ciclo, el ensayo de la escritora británica Virginia Woolf “Una habitación Propia”.

Desde que nos comentaron los diferentes temas a elegir para poder realizar los proyectos finales supe que éste tema debía tratarlo. Mucho antes de llegar al resultado final, barajé diferentes opciones, entre ellas la de la manipulación fotográfica con pintura, pero no es hasta que doy con el bordado cuando siento que el proyecto reivindica lo que siento.


Desde siempre nos han hecho creer que entre hombres y mujeres sólo existe rivalidad y competencia, por ello es necesario alcanzar la igualdad de género, porque hombres y mujeres no tenemos las mismas oportunidades en ningún lugar del mundo. Algunos de los mecanismos que más amparan los roles y estereotipos del patriarcado son la publicidad, la educación y los medios de comunicación.

En ocasiones, muchas personas se ofenden o incluso llegan a indignarse cuando una mujer es explícita con su vida sexual o cuando muestra su cuerpo públicamente, sin embargo, no ocurre lo mismo cuando es el caso de un hombre. Las mujeres no queremos ser tratadas como princesas, somos guerreras y como luchadoras, vamos a reivindicar nuestros derechos, vamos a acabar con esta sociedad patriarcal que nos oprime y nos impide ser libres. Una sociedad patriarcal que extiende y perpetua las desigualdades de género.

Una de las peculiaridades con la que cuenta este proyecto es que mediante la intervención fotográfica se pretende hacer eco de los sentimientos de una persona ante la opresión patriarcal y a la censura a la que son sometidas muchas mujeres en las redes sociales. En la primera fotografía aparecerá el corazón vacío, simbolizando como nos quiere la sociedad patriarcal, vacías y a su antojo. A medida que van avanzando las fotografías, de esos corazones bordados van brotando flores. Éste hecho hace simbolizar que de los corazones femeninos están saliendo los sentimientos de lucha por una sociedad igualitaria, a modo de renacimiento, pero para poder llegar a un corazón florecido, repleto de éstas, primero es necesario romper con los limites existentes hacía la figura femenina.

Es por esta razón, por la que en las dos últimas fotografías se puede apreciar dos tipos de flores. Por un lado, flores completamente bordadas, dando sensación de ese renacer, de esas ganas de cambio. Mientras que por otro, hay gran cantidad de flores bordadas solo por sus límites. Estas vienen a simbolizar que aunque la mujer esta renaciendo, aún queda camino por recorrer, haciendo también, en cierto modo, referencia al título del proyecto.

© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
Se ha eliminado el rostro de cada una de las personas que aparecen en el mismo, para que de ésta forma, cuando el espectador se encuentre cara a cara con la obra pueda sentirse identificado, empatizando así con la modelo, a la que se le ha sustituido el rostro por una frase. Éstas frases tópicas reflejan el machismo o micromachismos que sufrimos día a día sin darnos cuenta, como es el caso de la censura hacia el cuerpo femenino, la opresión, la desigualdad de género, etc.

La forma de unir éste escrito al rostro de la persona fotografiada es cosido mediante hilo de color morado. Éste color se vincula con los hechos acaecidos en la fábrica textil de Estados Unidos en 1908.

Sinceramente, creo que éste proyecto se cerró definitivamente el día que lo defendí. De modo que considero que es un proyecto cerrado y listo para mostrar al mundo.

© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
¿Qué otra u otras mujeres artistas te inspiran?

Una de mis mayores fuentes de inspiración desde que descubrí su trabajo es la fotógrafa japonesa Rinco Kawauchi. Por otro lado, destacaría a Martina Matencio (@lalovenenoso) sus fotografías me parecen super increíbles y el uso que hace del cuerpo femenino. También, por otro lado, las fotografías de Júlia Peró (@julia__pero) y por supuesto, no podía faltar el magnífico trabajo de Laura Herranz (@laura.herranz)

Desde tu posición de mujer artista, ¿consideras que tienes las mismas oportunidades que un hombre artista?. En tu caso particular, has tenido algún problema justamente por esto?

Como comenté con anterioridad respecto a Límites, a pesar de encontrarnos en pleno siglo XXI, todavía las mujeres seguimos cargando con la desigualdad de género. A pesar de los diferentes logros alcanzados por mujeres, el sistema nos sigue oprimiendo y rechazando, nos degrada y considera inferiores, nos juzga y nos cohibe. Así que mi respuesta es no, pero no porque no sea capaz, sino porque el sistema aún nos tiene como seres inferiores a la figura masculina.

A día de hoy, dado que estoy comenzando ahora en éste mundo, por suerte no he tenido ese problema, pero sí he escuchado casos de mujeres (artistas) que han tenido que sufrir con esa desigualdad de género.

© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
Tus fotografías han sido censuradas en diversas ocasiones a través de las redes sociales. En pleno auge de la censura absurda del cuerpo, sobre todo del cuerpo de la mujer, ¿cómo afecta eso a tu fotografía? ¿A influido en ti a la hora de crear o por el contrario, te ha dado más fuerzas para seguir haciendo lo que haces?

Ese hecho afecta a mi fotografía de un modo negativo, porque si hago una fotografía de un cuerpo femenino completamente desnudo quiero que la fotografía sea de un cuerpo femenino completamente desnudo, no de un cuerpo femenino completamente censurado. Yo no creé esa fotografía para que se censure, la creé para expresar.

En ningún momento el hecho de que se me haya censurado me ha parado, justo al contrario, lo he vuelto a compartir demostrando la absurdez del asunto. Una persona no puede censurar tu forma de crear, no puede limitarte. Por eso, cuando decido hacer fotografía con desnudo no pienso en la parte negativa de ello, sino justo lo contrario, quizás esa persona que te obliga a censurar finalmente descubra que un cuerpo femenino también puede ser público.

 Te conocí a ti y a tu obra a través de Instagram. ¿Consideras que las redes sociales son hoy en día necesarias para que los artistas emergentes os deis a conocer?

Realmente sí lo considero así. Instagram por ejemplo, es como una especie de portafolio en el que mostrar tu obra libremente.

© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM
¿En qué proyectos estás trabajando en estos momentos y cuales preparas para el futuro?

Actualmente me encuentro inmersa en un proyecto sobre collage, irónicamente, después de todo lo que he hablado sobre fotografía.

He seleccionado 12 páginas del libro “Viaje al centro de la tierra” de Julio Verne para convertirlo en “Viaje al centro de un alma”. Éste proyecto se centra en mostrar las palabras de Verne utilizadas en el libro y lo que podemos llegar a desconocer de ese mismo libro si seleccionamos palabras al azar hasta formar un pequeño “poema” o “microrrelato”. Se presentará en dípticos montados sobre un mismo soporte, el cual alberga por un lado, las hojas del libro y justo a su lado, las palabras sacadas de esa misma hoja formando ese viaje al centro de un alma tapadas mediante papel vegetal haciendo referencia al interior de un alma.
© Isabel Richarte | Anna Roig | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Anna Roig. WebBio en MMM
© Isabel Richarte. WebBio en MMM

Imagen descatada: © ​Límites. Detalle

Dejar una respuesta