Conociendo a Simona Rota


Isabel Lázaro mirando a Simona Rota

 

Cuando me piden que presente en un texto el trabajo de Simona Rota siempre creo que me quedo corta. Su obra y su persona cambió mucho de lo que yo pensaba sobre la fotografía e influenció parte de mi trayectoria profesional más de lo que ella misma piensa. Sus proyectos, tan finamente hilados hacia algo que nos envuelve y delimita como es la arquitectura y su tratamiento tan delicado y rotundo a la vez me llevó a envalentonarme con un medio que me daba un respeto tremendo, el fotográfico.

Simona Rota ofrece sus particulares visiones críticas de la arquitectura y la relación de esta con el entorno, logrando reflejar unas atmósferas insondables con perspectivas sutilmente irónicas. Este tipo de mirada irreverente sobre el paisaje urbanizado también lo ha aplicado en interiores habitados, creando unas realidades casi oníricas. Simona interviene el medio y el aire que le rodea con su mirada, aportando en cada imagen su propia visión de los elementos, poniéndolos en contexto, aspecto que tal vez no se tuvo en cuenta en su construcción.

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Ostalgia

Nos conocimos antes de esta experiencia profesional conjunta, años antes en circunstancias muy peculiares como ayudantes de otros, sin entidad propia. No fue después de unos años cuando nos volvimos a encontrar en Emergents Lleida y ahí fue donde conocí su faceta como fotógrafa. Ahí me mostró Ostalgia, el proyecto con el que había sido seleccionada y que me cautivó por su temática y grandilocuencia. Imágenes tan frías pero que aportan esa melancolía y reflexión únicas. Después, casi escondido, tenía el proyecto Big Exit que enseñó a pocos y que tuve la suerte de ver. Con este último me decidí del todo a pedirle que se embarcara conmigo en una locura que quería iniciar, mi propio proyecto curatorial, mi galería.

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Big Exit

Mis reticencias hacia la fotografía en aquella época venían de lo inabarcable del medio por todas sus derivaciones técnicas, que me hacían alejarme del tema y rehuir todo lo que tuviera que ver con proyectos fotográficos. Quien me lo iba a decir! Así fue como pensé que con quien mejor me podía iniciar, con Simona Rota, quien tras muchas llamadas, emails e inquietudes confiaba en mi para difundir su trabajo y moverlo en exposiciones. Así empezamos y seguimos, con el mismo objetivo pero con una mochila muy llena de buenos y malos momentos en que nos hemos ayudado y apoyado mutuamente.

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Ostalgia

Quiero hacer especial hincapié en la relación entre artista-galerista como una vía de doble sentido, una relación de complicidad y trabajo en común. De saber esperar la una de la otra para que todo vaya en la dirección correcta aunque cueste, y mucho. Con aquella primera exposición de Simona y su proyecto Big Exit, el más íntimo y personal hasta el momento, pude comprobar como el proceso creativo y expositivo podía conllevar un trabajo colaborativo, en el que desde el editor, al enmarcador y el comisario remaban con la artista con confianza mutua hacia un mismo objetivo, el mostrar el proyecto de la manera más fiel al autor para hacerlo accesible al público. Tuvimos la suerte de contar con los mejores en esta primera aventura, como son Gonzalo Golpe y Juan Carlos Hernández quien años después montaría su taller de enmarcado y restauración Heredero de Crispín en Madrid.

Con Big Exit Simona explica mucho de cómo podemos sentirnos en determinados momentos de nuestras vidas. Oprimidos pero activos, en búsqueda constante pero con la cadencia de una letanía. Una figura femenina busca una salida impracticable en un interior habitado sencillo y pulcro. Este es el hilo conductor de Big Exit, una serie fotográfica en que la artista usa esta figura para reflexionar sobre la relación del individuo actual con su entorno más cercano, su vivienda. La relación entre la dimensionalidad de las ciudades, cada vez más grandes, con las medidas de sus unidades habitadas, los apartamentos cada vez más reducidos, es uno de los elementos clave de esta reflexión. Simona encuentra una relación proporcional entre el crecimiento de las ciudades y la reducida cuota que se designa a cada habitante. Espacio que se va haciendo más pequeño y que provoca esta búsqueda de una salida abrupta por parte de la protagonista, ella misma, de su Big Exit.

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Big Exit

Por lo general el habitante llega a una simbiosis o adaptación con su espacio a ocupar, pero este proceso no está falto de presión ni de frustraciones, ya que no puede realizarse al 100%. En esta serie nos presenta una salida imposible y nos demuestra la fricción entre el comportamiento natural del individuo y la compartimentación interna de su habitáculo. Simona no cesa en su búsqueda dentro de un espacio neutro de mobiliario sencillo que podría situarse en el piso de cualquiera de las personas con las que nos cruzamos a diario o que incluso nos puede resultar próximo al nuestro. Esta investigación sobre el espacio le lleva a tratar el reducido entorno del apartamento con entidad de paisaje, con una iluminación que transforma la escena y a su protagonista, en algo irreal pero a su vez cercano a la cotidianeidad del espectador al que fuerza a replantearse su relación con el entorno y los cambios de paradigma en la habitabilidad de los espacios.

La poética del abandono, de la inconexión entre paisaje y arquitectura o entre construcción y realidad social es uno de los ejes conductores de su producción. En Ostalgia extrae la atmósfera de los edificios de las ciudades post soviéticas como reflejo heroico y propagandístico de la arquitectura de la época enfrentado con la pobreza del territorio. Así mismo, este aspecto opresivo del abandono es tratado de una manera igualmente romántica y poética en su utilización de los interiores, creando una cotidianeidad completamente ilusoria. Proyectos conectados por un fino hilo que entrelaza su producción y se palpa en cada aspecto y acabado al mostrarse frente al público.

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Ostalgia

Exposiciones, libros, ferias… proyectos que crecen y toman forma de manera tan natural que hacen parecer algo fácil y fluido el proceso en que han tenido lugar. Esta es la sensación que siempre he tenido al trabajar con Simona Rota, quien con la confianza y el amor por su trabajo ha conseguido imbuirme en el mundo de la fotografía, de la imagen que es y no es, que juega con quien mira y lo transporta, le hace pensar y nunca le deja igual.

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Ostalgia

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18
Ostalgia

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Big Exit

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Big Exit

© Simona Rota | Isabel Lázaro | Mujeres Mirando Mujeres | MMM18

Big Exit

Isabel Lázaro | Web Simona Rota | Web