Cuando el arte y la ciencia se hacen uno… Julia Buntaine


Donia Soraya MIRANDO A Julia Buntaine

 

Julia Buntaine se inspira y basa su trabajo en neurociencia, el estudio científico del cerebro. Nacida en Massachussetts (EEUU), Buntaine obtiene su bachiller en arte y su certificado en Neurociencia Cognitiva del Hampshire College, su postgrado en Arte de Estudio del Maryland Institute College of Art y su Master en Bellas Artes de la escuela de artes visuales (School of Visual Arts).

Buntaine ha expuesto su trabajo a nivel nacional e internacional, en particular en Amherst, Nueva York, Baltimore, Seattle, Madison y Toronto. También es fundadora y directora del centro SciArt Center, y fundadora y jefa de redacción de la revista de arte basado en ciencia on-line, SciArt in America. Publica en SciArt in America, Bio Art: Altered Realities y más. Buntaine vive y trabaja en Nueva York.

 

© Julia Butaine | Visual-Objective

Visual Objective

¿Por qué tanto interés por el cerebro, sus ondas, etc.?

Aunque soy artista de toda la vida, mi interés en el cerebro se despertó durante mi primer año en Hampshire College donde acabé en un curso de Introducción a la Neurociencia porque me dio por ahí. Había leído previamente libros sobre el estado del sistema de la salud mental en mi país (EE.UU) y explorado hospitales psiquiátricos abandonados para hacerles fotos cuando era adolescente. Seguramente esto plantó las semillas de lo que iba a volverse una obsesión de toda la vida para el cerebro.

El cerebro es el puzzle más complejo que el universo nos puede dar; está dentro de nuestras propias cabezas, crea nuestras realidades y es el vehículo de nuestros pensamientos, emociones, interacciones, percepciones, de nuestra personalidad…, todo. Sin el cerebro, no somos nada. Entonces en este sentido, neurociencia es la ciencia más personal y me atrae muchísimo. También disfruto del aspecto más misterioso del cerebro, aún estamos lejos de entenderlo y las mejores estimaciones hasta ahora dicen que hemos aprendido el 10% de lo que hay que aprender del cerebro.

Empecé trabajando con una base en neurociencia cuando me di cuenta que tenía que elegir entre ciencia y arte a nivel profesional y que sencillamente, no iba a conseguir dejar ni uno ni el otro. Durante la mayor parte de mis estudios, hice una doble carrera de neurociencia y de escultura repartiendo mi tiempo de manera igual entre ambos. Hacer arte a base de neurociencia fue mi solución porque mientras me gusta pensar en ciencia, el arte es lo que de verdad  me encanta hacer. También esto resolvió un problema que tenía antes de ponerme a hacer arte sobre el cerebro: no tenía una temática especifica, una causa para dar sentido a mi arte. Quiero trabajar en algo importante, en algo que se deja llevar al medio visual, en algo que todavía se tiene que explorar. El cerebro está lleno de una biología hermosa, un órgano procesando sensaciones, es un gran tema para el arte visual. Puedo decir con seguridad que he encontrado el proyecto de mi vida.

© Julia Butaine | Gamma-Wave(s)

Gamma Wave(s)

Dicen: “Es difícil ser mujer de ciencia.” ¿Qué tal ser mujer de ciencia Y arte?

Te voy a contestar muy directo: en mi opinión, es tan fácil ser una mujer de ciencia y arte como lo es ser hombre de ciencia y arte. Pienso en mí misma como artista, no como una mujer-artista.

Creo que las vidas de artistas y científicos son mucho más difíciles que las vidas de los que escogen una vía recta hacia una profesión tipo publicidad o finanzas. Científicos y artistas trabajan por y para la idea, nunca por el dinero. Claro, nos gusta cobrar, pero no suele ser el valor que nos merecemos. En ambos casos pasan todo el día buscando como expandir los limites de la capacidad humana, y explorando nuestro origen. Este trabajo es emocional e intelectual, necesita una persona completa para progresar. No puedes decir esto de muchas otras profesiones.

Qué mujer te inspiró (famosa o no, de ficción o no, amiga, familia, etc.)? ¿Y cómo te ha ayudado en cambiar tu visión del mundo?

He tenido un montón de mentores, a lo largo de los años, que me ayudaron en dar forma al corazón de mi ser científico y artístico; unas mujeres, otros hombres. Fui a un instituto de arte donde mi profesor de pintura (un hombre) me abrió la mente para hacer arte basándome en lo conceptual. Uno de mis asignaturas favoritas de la época fue cuando tuve que hacer un tríptico que representaba rocas ígneas, sedimentarias y metafóricas. Esto me dio un empujón a mi capacidad artística de adolescente hacia una pura expresión visual o emocional.

En la uni, tenía dos mentores, una mujer y un hombre: una era la profesora principal en neurociencia, el otro en arte. Mi profesora de neurociencia me ayudó a explorar los aspectos del cerebro que encuentro más interesante mientras el profesor de arte era mi principal crítico y confidente acerca de mi trabajo arte-ciencia. Él era maravilloso porque mientras no sabía mucho más que lo normal sobre el cerebro, sus criticas eran las más constructivas de mi vida. Me empujó hacia delante tanto estética como conceptualmente y nunca se conformó con una buena pieza, siempre empujando hacia lo grande. La mayoría de lo que se sobre como ser una gran artista, me lo enseñó él y su voz sigue viva en mi mente mientras trabajo.

También he tenido el placer de trabajar unos años para Cynthia Pannucci, fundadora de Art & Science Collaborations, Inc., como editora online voluntaria, colaborando con Suzanne Anker, bioartista y miembro del comite del departamento de arte visual de Bellas Artes.

© Julia Butaine | Raw-Feels

Raw Feels

© Julia Butaine | The-Spaces-Between

The Spaces Between

¿Cómo llegaste a la necesidad/la voluntad de crear y gestionar la revista SciArt in America?

Me mudé a Nueva York en 2012 para incorporar la escuela de Arte Visual. Al mudarme estaba segura que iba a encontrar la comunidad de artistas interesados en ciencia que me hacían tanta falta en ciudades más pequeñas donde había vivido hasta entonces. Pero encontrar esta comunidad se hizo muy difícil ya que no la encontré en este programa de graduados. Estaba involucrada en unas pocas iniciativas de ciencia-arte, como ASCI y Leonardo/LASER, sin embargo quería conectar de verdad y de manera directa con más artistas basados en Nueva York o en EE.UU con intereses comunes y me di cuenta que una de las maneras de hacerlo era crear una publicación que celebraría y levantaría el movimiento de arte basado en ciencia en EE.UU que veía emerger.

Cuando tienes una publicación, la gente viene a ti. Me vino la idea por mi experiencia pasada en publicación digital y en periódicos, como editora para varias publicaciones y plataformas. Entonces, crear una revista online era algo que sabía que podía hacer.

Claro, la revista significa mucho más que una plataforma para mí ya que conecta con otros artistas. Seguimos siendo la única revista de EE.UU sobre el arte basada en ciencia; hemos destacado cientos de artistas por el mérito de su trabajo y tenemos un púbico de lectores internacional. No estaba segura al principio pero una y otra vez veo que la creación de SciArt inAmerica era algo que muchos artistas querían y necesitaban.

Tres años después de tener por primera vez la idea de la revista y 16 números estrenados, SciArt in America tiene ahora un equipo voluntario y dedicado, una publicación semanal en el blog con noticias de ciencia-arte gratis y actualizadas; además está disponible en suscripción digital y papel. SciArt Center, el evento de SciArt in America y la suscripción fueron fundados hace un año y medio con el fin de invertir aún más en la misión de apoyo a los artistas que se basan en la ciencia, cultivando una cultura transdisciplinaria amplia.

© Julia Butaine | What-We-See

What We See

© Julia Butaine | The-Unexpected-Visitor-by-Ilya-Repin

The Unexpected Visitor by Ilya Repin

© Julia Butaine | EEGellyfish

EEGellyfish

© Julia Butaine | Butterflied

Butterflied

Imágenes: Julia Buntaine 

Entrevista: Donia Soraya | Web