© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Anca Petrei: La belleza en la diversidad y lo no-normativo

ANA MANUELA BAÑARES PALACIOS
mirando a
ANCA PETREI

Des-género es el mayor proyecto de la artista Anca Petrei que os quiero presentar: me centraré en hablar de él por ser ilustrativo y describir perfectamente a Anca y la forma que tiene de entender al ser humano.

El proyecto proviene, en primer lugar, de una inquietud y preocupación por el cuerpo (su propio cuerpo) de una joven Anca Petrei que, con 22 años, se da cuenta de que quiere descifrar y comprobar la validez de aquello que, como una carcasa o como una extensión de su ser, le sirve de unión entre la personalidad (etérea) y el mundo físico (tangible). Este proceso de investigación y de documentación sobre el tema del cuerpo la lleva a una conclusión de la que parte el proyecto: siempre había considerado esta cuestión desde una perspectiva binaria. Esta revelación, junto con su interés por la antropología sociocultural, hacen que Anca se proponga desmontar estereotipos yendo más allá de lo masculino y lo femenino y buscando la belleza en la diversidad y en lo no-normativo.

Partiendo de la idea de que el cuerpo tiene una gran importancia en el desarrollo de la personalidad de las personas y su percepción y experiencia de la realidad, Anca entiende este como una parte imprescindible del ser humano, que se adapta a ese “vehículo” que le es dado y que con el tiempo va transformándose, deformándose y sexualizándose.

La imagen que una persona proyecta de sí misma al exterior, sin embargo, en ocasiones no se corresponde con el sentimiento y las necesidades de expresión de su ser: se origina así una respuesta por parte de la sociedad que puede resultar represora del yo íntimo de quien se siente “atrapado” en un cuerpo que no le corresponde o que no le define. Esta situación tiene repercusiones directas en la formación de la personalidad del individuo y en sus condiciones y capacidades para adaptarse, integrarse y relacionarse con la sociedad.

Como estudiante de Arte Textil en Barcelona, Anca decide enfocar estas ideas y sus inquietudes personales hacia una investigación que va más allá de la mera documentación. Se sumerge en la realización de un proyecto en el que, partiendo de conceptos y técnicas textiles como la lencería y la corsetería y con la decisión de romper los cánones y roles de género y escapar de la normatividad, crea cinco prótesis trabajadas en tela cruda de algodón que contienen elementos estereotipados como masculinos y femeninos.

Durante esta aventura, de una importancia vital para ella, Anca buscó siempre que el proceso de fabricación fuese igual o más importante que el resultado final de las piezas. En base a estos parámetros, y partiendo de una forma de entender una prótesis como “un aparato que se utiliza para sustituir una parte del cuerpo”, nuestra artista quiere ser crítica con los tópicos de género asociados a cada parte sexual del cuerpo, tanto del hombre como de la mujer.

Trata la feminidad y la masculinidad como dos aspectos complementarios que están presentes a la vez en todas las personas y que, sin embargo, se acentúan más o menos en función del sexo y son impulsados por mecanismos de carácter social, dando lugar al género masculino o femenino.

La elección de la lencería y la corsetería a la hora de inspirarse para tejer y construir las prótesis no es casual: la corsetería abarca un número de prendas cuya finalidad es la de estilizar y moldear la figura humana de una forma deseada por razones estéticas o médicas, mientras que la lencería, genéricamente, engloba un conjunto de prendas de interior que realzan, entre otras cosas, la sensualidad.

Tres de las piezas que conforman la parte física del proyecto corresponden a partes del cuerpo de la mujer y están pensadas, en principio, para el hombre. Estas son la vagina, el pecho, y la cintura con caderas. Las dos restantes, el pene y un corsé para el pecho, representan la figura del hombre y están dedicadas a la mujer.

La vagina es una pieza que presenta una dualidad, haciendo referencias al bondage y a la virginidad. Una cremallera, inicialmente cerrada, nos descubre al ser abierta una versión textil delicada y frágil de la anatomía de la vagina. Para su realización, Anca utiliza tejido de plana de algodón en la base, tejido de punto de algodón y licra para el clítoris y los labios internos, cintas de encaje para los labios externos y cinta de espiga para el arnés. Las técnicas utilizadas en su fabricación van desde el origami (la base es fabricada como un bolsillo con pliegues), hasta la costura tradicional de pasamanería.

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Des-género: Vagina,

En la prótesis del pene, Anca quiere reflejar también una dualidad fuerza-delicadeza a través del contraste entre lo imponente del pene erecto, la prominencia de los testículos y la fragilidad que las transparencias del organdí aportan a estos, como si de una bolsita de joyería se tratara. Los testículos representan las actitudes de dominación, agresividad y competitividad, a la vez que son la parte más sensible y frágil. Para su fabricación, Anca utiliza tejido de punto de algodón y licra relleno de guata en el pene, organdí transparente para el escroto, plástico transparente para los testículos y tejido de plana de algodón para el arnés

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

.Des-género: Pene

Los pechos, parte central de la idea de la mujer y la feminidad, son fabricados con un interior hinchable en alusión directa a la utilización del cuerpo de la mujer y de los senos como objeto sexual y mercantil. Hacen también alusión a los implantes y la modificación del cuerpo para acercarlo a los cánones de belleza latentes en la actualidad. Están fabricados en plástico, con una válvula hinchable en los extremos exteriores, y posteriormente recubiertos con tela de algodón repitiendo el patrón. El arnés se fabrica siguiendo el mismo proceso que en el pene y la vagina.

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Des-género: pecho.

El corsé con cartucheras representa la rebeldía contra la máxima delgadez que imponen los cánones de belleza femenina. Estas caderas artificiales, cojines celulíticos, se unen con ligueros al corsé que acompaña las caderas como un símbolo de opresión de la mujer voluptuosa, con curvas. El término “cartucheras” sirve para denominar las caderas voluminosas de las mujeres, pero también hace referencia a un accesorio que ha servido al hombre para llevar los cartuchos de sus armas. El corsé está fabricado con tejido de algodón, varillas de plástico, guata, cintas con ojales, cordón de raso y botones de plástico. Utiliza la técnica del moulage para el patrón del corsé y varillas para reforzar la estructura. Las cartucheras están hechas con un patrón circular de algodón, duplicado con tejido de algodón y lycra elástica y relleno de guata.

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Des-género: corsé con cartucheras,

El corsé para el pecho, utilizado comúnmente por los hombres trans, tiene como finalidad esconder y minimizar lo que, socialmente, hace que a una mujer se la reconozca como tal. Su finalidad es masculinizar el cuerpo femenino, privándolo de la voluptuosidad del pecho. Sin embargo, esta prótesis reúne elementos embellecedores propios de la lencería femenina como el escote corazón, reforzando la idea de que belleza y delicadeza no son atributos de género. Está fabricado con goma elástica de poliéster, cinta de encaje cosida en los bordes, cinta cruda de espiga, ojales y cordón crudo.

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Des-género: corsé para el pecho

No me gustaría despedir este texto sin hacer una breve mención a una continuación de Des-género en la que Anca ofrece las prótesis a un grupo de modelos masculinos y femeninos, uno por uno, con la intención de experimentar con el binarismo de género. Observando sus reacciones al probarse las prótesis frente a un espejo, y escuchándoles contar su experiencia, la percepción de Anca sobre la sexualidad cambia, se abre, la libera y la empodera.

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Foto: Denisa Szidorak

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Foto: Denisa Szidorak

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Foto: Denisa Szidorak

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Foto: Denisa Szidorak

© Anca Petrei | Ana Manuela Bañares Palacios | Mujeres Mirando Mujeres | VMMM

Foto: Denisa Szidorak

Ana Manuela Bañares Palacios Web. Bio en MMM
Anca Petrei. WebBio en MMM

Dejar una respuesta