Adriana Pazos Ottón. El arte expandido: Habitar, transcurrir y transformar es la esencia del acto performático


Teresa Miquel MIRANDO A Adriana Pazos Ottón

 

Hace mucho tiempo que tenía ganas de entrevistar a Adriana Pazos pues desde el primer momento que la conocí me encantó su trabajo. Hasta ahora no se había presentado la ocasión, el destino o los aires gallegos tenían preparado que la entrevista fuera para Mujeres Mirando Mujeres.

Adriana es licenciada en Historia del Arte, especialidad en Arte Contemporáneo en la Universidad de Santiago de Compostela. Estudió Bellas Artes en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Montevideo. Con Estudios de Educación e Innovación en arte y cultura digital en la UOC. También estudió Vídeo, Fotografía y Live Video aplicado a las Artes Escénicas. Gestora Cultural y especialista en Didáctica del Arte.

© Adriana Pazos | Videoperformer

Te defines como Video Performer, aunque también trabajas con otras artes. ¿Qué tiene el video que no tengan otras disciplinas artísticas y cómo llegas a él?

“Habitar, transcurrir y transformar son para mí la esencia del acto performático, una arte que se expone y arriesga en la propia piel del artista que respira el mismo aire que el espectador. Concibo la obra performática como la inmersión en un ambiente determinado, la creación de una experiencia. No como un acto del individuo expuesto como obra viva, en el que el espectador pueda mantenerse al salvo. Me motiva crear experiencias inmersivas en las que se incluya al público en la misma atmósfera del propio suceso, transportarles a otro sitio. Para esto, el vídeo, como transformador del espacio a través del color y la imagen, se revela como una herramienta capaz de producir magia. Se puede estar en el cubo blanco de una sala de museo pero al proyectar sobre las cuatro paredes dejas de estar allí para trasladarte a otro sitio diferente, lo que sucede, lo que acciona es algo en lo que estás inmerso. Hay un cuerpo digital en acción, que es el video y el sonido, y también está el cuerpo físico, el del espectador, el de la performer, todo acciona para crear la experiencia.

Trabajo con fotografía, busco localizaciones y espacios que me sugieran un contexto, grabo vídeo que convierto en pequeños clips de segundos, y voy montando estos clips a tiempo real durante la performance, creando significantes con la imagen… para mi es totalmente dinámico, lúdico, es como tener una paleta en movimiento, mis colores son los clips de vídeo. Tal vez por éste carácter de inmediatez y la posibilidad de poder teñir una pared de los metros que sea, hacer que mute, que se transforme…a nivel íntimo tengo una reacción de piel, me siento como una niña, se convierte en un juego.
Las imágenes se convierten rápidamente en emoción, entonces el vídeo se revela como una herramienta poderosa a la hora de intentar trasmitir una sensación, un mensaje.

Y la verdad es que yo no sabía nada de ordenadores, aún hoy cometo errores de principiante, cuando descubrí esto no sabía ni usar el power point!!!! Era una analfabeta tecnológica!!! …pero me gustó tanto cuando vi lo que podía llegar a hacer que me puse a estudiar y poco a poco mis barreras con la tecnología fueron cayendo, aún me queda mucho por aprender.

Otra de tus actividades van dirigidas a la educación y al trabajo artístico con familias. El arte en la educación o la educación en el arte, ¿Imprescindibles para la evolución humana?

(((Creo que fui una niña que sufrió mucho el modelo tradicional de educación, no hacía más que escaparme de clase. En clase me aburría tanto que pedía permiso para ir al baño y me dedicaba a merodear por la escuela descubriendo los pasillos sin gente a las horas que todos estaban en clases.)))

Me gusta el matiz “el arte en la educación o la educación en el arte” La historia es arte, el mundo que nos rodea es arte, las religiones, y las ciencias, es un todo! Y me parece un error ese afán de separar el arte de las demás disciplinas, cuando el arte es experiencia y emoción y está demostrado que es el mayor mecanismo de aprendizaje. En mis clases cuando trabajamos la teoría del color, hablamos también del ojo humano, de los conos y bastones que son las células que perciben el color, estamos hablando de bilogía! de conocimientos que no verán tal vez hasta la facultad y lo tratamos con niños de 6, 7, años, y lo comprenden! Es fácil para ellos entender todo si relacionamos los conocimientos, si los anclamos a experiencias, el conocimiento y la inteligencia es transversal, no llevan rutas prefijadas. Por esta razón creo que el arte es un vehículo maravilloso para el aprendizaje, fresco, dinámico. “EL ARTE EN LA EDUCACIÓN” diría yo que es fundamental como soporte para una metodología rizomática del aprendizaje.

Es un enfoque diferente, no digo que sea el único, pero la sensibilidad asociada a poder ver el mundo que nos rodea como una expresión creativa, maravillarse por distintas visiones artísticas, por las creaciones en Altamira, por la música, la arquitectura que nos rodea, por el arte de nuestra propia época, eso sin lugar a dudas nos da una perspectiva mucho más amplia de la vida y del ser humano. Ampliar las perspectivas genera inteligencia, genera empatía y respeto. Y sumemos a esto el tema de la creatividad, la metodología del proceso creativo asimilado y aplicado a la vida, o a las diferentes áreas del desempeño humano, desde luego incide directamente en la evolución como especie. Todo es creatividad, incluso la fórmula física más avanzada, y el arte es creatividad y empatía.

© Adriana Pazos | Videoperformer

Siguiendo tu trayectoria podemos comprobar tu interés por defender la figura de la mujer en el arte. ¿Cómo ves la discriminación en estas disciplinas? ¿Crees que vamos mejorando?

Defiendo la mirada femenina, (la historia femenina, el cuerpo de la mujer, todo lo que se expresa a través de la mujer), pero como algo que no es sólo inherente al género femenino. Quiero decir que, lo que siento como mujer, también se siente como hombre, solo que le han educado a no distinguirlo, a filtrarlo de otro modo, a la negación de ciertos parámetros. Es que, como mujer me es más fácil poner la lavadora?, o percibir la complejidad de una situación? De verdad que no quiero pensar así! Creo que todos estamos inmersos en una serie de capas de la realidad simultáneas, las del género masculino tiene un orden, las nuestras otro, pero todos somos seres sensibles…sino sería terrible. En mi arte quiero evidenciar esas capas, ese carácter múltiple y prismático de la realidad. Incluso muchas mujeres niegan partes suyas, la rabia, la decepción, las ganas de gritar, de revelarse o de dejarse ir, de plantarse y hacerse un sitio a su medida, si no lo reconocemos nosotros en nuestra propia piel (he trabajado en una obra que se llama así” La Misma Piel” y habla de esto), no nos habilitamos para reconocer ciertas emociones, y esto sucede tanto en el mundo femenino como masculino. Hay un camino que recorrer y creo que es el de empezar a vernos como seres sensibles, tirar barreras, dejarnos ya de seguir etiquetando. Yo te muestro mi proceso, tú muéstrame el tuyo, hay que intentar acercarse.

© Adriana Pazos | Videoperformer

Esto es lo que yo planteo… la realidad?,… la realidad es que la mujer es un individuo de segunda categoría, mi voz, mi palabra vale la mitad que la del hombre, en arte ídem, sólo hay que ver la representación masculina que hay en el arte. Generación a generación vamos mejorando, hay mujeres que dan saltos magníficos y todas vamos detrás de ellas, pero en general nuestra mente y anhelo va por delante de los avances sociales que se materializan mucho más lento de lo necesario. Tampoco es así el panorama en todos los sitios, el norte de Europa es distinto, aquí acusamos años de inmovilismo social, que responde al propio proceso histórico.

 Y relacionando las dos preguntas anteriores. La educación es básica para llegar a erradicar cualquier discriminación. ¿Cómo incluyes estas ideas en tus talleres familiares? ¿Cuál es su respuesta?.

Si, rotundamente SI. La educación es básica, hablo de educación como un cuerpo de valores, creo que se tiene que dar desde el seno del hogar, claro que para eso hace falta una sociedad de individuos educados en el respeto y la pluralidad, no podemos trasmitir lo que no conocemos o no tenemos integrado, y justamente ésta sociedad revela esas carencias educativas. Por lo que considero que todos debemos ser activistas educativos, primero predicando con el ejemplo, en cada acto mínimo, eso se llama responsabilidad.

Aplico ésta forma de pensar en mis talleres y en mis propuestas para familias, desde gestos mínimos en el aula, a también reivindicar la figura de la mujer, la materia sensible que es la infancia, que los padres vean que el arte es una herramienta creadora de inteligencia en todos sus aspectos. En éste sentido trato de incidir en la mirada del arte, en la no negación de aquello que consideramos diferente, en no quedarnos con la primera lectura, el juicio rápido, en el plantarnos ante la obra de arte como un desafío o espejo desde el cual plantear preguntas más que emitir juicios. En el valor del proceso, tan presente en el arte contemporáneo, pues ésta misma visión nos hace plantearnos que no somos un punto fijo e inamovible, somos mutables y podemos plantearnos avanzar, mejorar.

En cuanto a esto, la sensación de las familias y de los niños es muy satisfactoria, hay una respuesta emocional ante el hecho de haber ido un poco más allá, hemos pensado, hemos transitado, y el punto de partida ha sido el arte, una experiencia artística.

¿Qué importancia tienen las nuevas tecnologías en tu trabajo?

Dentro de mi forma de expresión es más bien una herramienta al servicio de la idea, de la emoción, porque sobretodo soy una artista textural, de lo interno, no del vacío, hay cierto exceso en mis planteamientos, cierta saturación, y la tecnología me permite esto mismo, dar múltiples capas de lecturas al mismo tiempo. Intento ser precisa en cuanto a lo que busco y cómo repercute en el espectador. Me gusta abrir un abanico de posibilidades pero dejar siempre una puerta por donde escapar, una salvación. Soy una amante de la vida así que no creo que me llegue a enamorar del todo el artefacto tecnológico.

Con la bailarina Paula Quintas y Xoán-Xil en sonido, estamos probando sensores y trabajamos con creación sonora, todo resulta en principio lejos de lo matérico, sin embargo está al servicio de una creación que tiene mucho de emocional, por lo que ese es el centro mismo de lo que me interesa, más allá del mero juego estético.

Galicia tiene una importante red cultural e importantes artistas y gestoras, comprometidas con el feminismo. ¿Lo habéis heredado de las Meigas? ¿El clima? ¿Gran tradición cultural?

Creo que Galicia tiene una notable fuerza femenina, que responde también a su historia, las mujeres quedaban en tierra, mientras los hombres se iban embarcados durante meses, mujeres luchadoras y fuertes y por qué no, meigas. En la actualidad se han creado unas sinergias de gran calado entre gestoras y artistas, mujeres que están trabajando para sumar y hacer un frente común ante el vacío de lo institucional, lo que ha conformado un panorama en el que la visibilidad de las mujeres como agentes culturales se ha visto en aumento.

© Adriana Pazos | Videoperformer

 Uno de tus últimos buenos trabajos es Olalab. Cuéntanos en qué consiste.

Olalab es un proyecto destinado a la difusión de artistas y del arte contemporáneo con un marcado sentido social y aperturista. Un espacio colectivo que reúne apuestas en común con un mismo sentido y voluntad, la de aunar capacidades, la de crecer en colaboración y de cara al tejido social, la de ofrecerse como espacio de encuentro y debate. Funciona como sitio de encuentro, de propuestas, con un programa didáctico para distintos públicos y como espacio expositivo.

Entendemos que lo revolucionario es trazar sinergias entre los distintos agentes culturales. Crear un espacio de cultivo, de análisis, ejercitar el arte desde distintos ámbitos, y acercar las distintas manifestaciones al tejido social. OLALAB es en cierto sentido un sueño, la reunión de las artes en diálogo dentro de un mismo contexto y en proyección hacia el tejido social.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Como artista individual tengo en la recámara dos proyectos escénicos, de performance y vídeo que me hacen mucha ilusión. En uno de ellos trato el tema de la identidad como individuo, lo que se construye a cada segundo, esa cuestión de la temporalidad del ser y dejar de ser… en el otro trato cuestiones de las incongruencias con las que vivimos, … Con el grupo Voltage Oppsites estamos montando una nueva obra, de carácter más abstracto que las últimas dos piezas, investigando con cualidades de sonido, movimiento… En fotografía en breve tendré un participación en una expo colectiva para la que estoy preparando obra, en este caso la obra tendrá una referencia femenina, en aquel sentido de la multiplicidad. Y seguir con mis talleres didácticos, poner en marcha nuevamente el proyecto con la tercera edad “Modelos para armar” con el que trabajo con gente de los centros de día…hacer que OLALAB se haga visible y florezcan colaboraciones, y tejer y destejer, y seguir conociendo gente linda y aprender, ojalá cada día más de todo y de todos.

© Adriana Pazos | Videoperformer

Gracias! Gracias por esta oportunidad.

Las intervenciones artísticas de Adriana Pazos hasta el momento han estado vinculadas a eventos, jornadas y programas expositivos en entidades como el Auditorio de León, M.AR.CA, Museo Provincial de Lugo, Diputación de Lugo, Casa Tomada Centro de Intervención Artística, Galería ApuntodeFuga, Galería Metro, Feria de Arte Contemporáneo Cuarto Público, Festival Corpo(a)Terra, Festival Espazos Sonoros, Festival Miradas de Mujeres; e iniciativas como Encontro de Artes Electrónicas, Local Disponible, y Proyecto de innovación, desarrollo e investigación en Artes escénicas y Visuales a través de las nuevas tecnologías del Al-gaLab: [herm3TICa: Cámaras, sensores y telepresencia.]. Festival WOSINC, NEXOS Ciclo de Cultura y Arte Contemporáneo en Cidade da Cultura de Galicia, Proyecto #Violencia Zero Mulleres en Acción en Diputación de Pontevedra.

© Adriana Pazos | Videoperformer © Adriana Pazos | Videoperformer © Adriana Pazos | Videoperformer © Adriana Pazos | Videoperformer © Adriana Pazos | Videoperformer

Imágenes: © Adriana Pazos Ottón | Web

Entrevista: Teresa Miquel | Web